domingo 14 de abril de 2024
Lluvia moderada 27.7ºc | Posadas

El recorrido se hizo en parte sobre la ruta nacional 14 y luego en la zona urbana

San Pedro, en defensa de los derechos de los yerbateros

Reclaman que el precio por kilo de hoja verde se eleve a 505 pesos. Se sumaron más de 80 unidades de trabajo, acompañados por camiones y camionetas

sábado 03 de febrero de 2024 | 6:08hs.
San Pedro, en defensa de los derechos de los yerbateros

Productores de yerba mate de San Pedro unieron fuerzas en defensa de un precio justo para la hoja verde de yerba mate y en el marco de las medidas que llevan adelante desde hace unas semanas, realizaron un histórico y concurrido tractorazo, con el que pusieron en evidencia la importancia del sector en la economía local, la unión y la urgente necesidad de que el precio oficial por kilo de hoja verde se actualice a 505 pesos.

El tractorazo se tornó el tema del día, fue lo que movilizó a la localidad desde muy temprano, al igual que se moviliza la economía local cuando al sector le va bien ya que se trata de una de las principales actividades económico/productiva y una de las localidades que mayores kilos de hoja verde produce en la provincia. Para muchos fue traer a la memoria lo vivido en el 2001, cuando se realizó el tractorazo a nivel provincial y posteriormente se creó el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym), degradado en atribuciones por el megadecreto del gobierno de Javier Milei.

El recorrido de la caravana incluyó gran parte de la zona urbana de San Pedro. Fotos: carina martínez

Llegar a este punto, sin dudas es motivo de tristeza y preocupación por el desarraigo en las chacras que acarrea la situación.

Entre la preocupación que los invade, mostraron entusiasmo y buen humor, sobre todo respeto hacia los demás automovilistas que hicieron uso de la ruta nacional 14 durante el tiempo que duró el tractorazo.

En algunos tractores colgaron banderas de Argentina y Misiones para poner en valor el sentido de pertenencia y las ganas de luchar para sacar adelante el país para lo que es necesario que reciban un precio justo por su producto, fue lo que reflejaron las pancartas.

La convocatoria

La convocatoria superó las expectativas, ya que fueron más de 80 tractores y cientos de vehículos entre camiones y camionetas que se sumaron a la marcha, que en esta oportunidad fue encabezada por dos mujeres para, de esta manera, revalorizar el rol de la mujer en el campo y la importancia de que la familia acompañe la lucha.

El recorrido

A velocidad de tractor, avanzaron sin inconvenientes sobre un tramo de la ruta nacional 14 hasta la rotonda.

De allí ingresaron a la zona urbana por avenida Güemes, continuaron y coparon la avenida 25 de Mayo, que es la avenida principal de la localidad y continuaron por avenida Araucaria hasta el punto desde donde partieron, allí realizaron una asamblea en la que decidieron qué medidas tomar, ya que durante la semana hubo paro de cosecha, a la que se adhirió un número considerable de colonos y aserraderos.

Unidos y fortalecidos

Para las familias, dejar sus actividades para pedir por un mejor precio genera desánimo y ni hablar de la sensación de aquellos productores que han participado en el tractorazo del 2000.

En tal sentido, Waldemar Schwider, en diálogo con El Territorio, señaló que “han pasado largos 23 años, de esa misma lucha, tuvimos años de bonanza con la yerba y ahora se vuelve a repetir, hoy estamos más unidos y mucho más fortalecidos, San Pedro se tornó un municipio pujante con la yerba mate, hoy estamos desamparados”.

Dos mujeres, como apoyo a la protesta, también se pusieron al mando.

En esa línea se refirió a la falta de apoyo por parte de los industriales. “Los industriales se aprovechan del buen producto que tenemos y no nos apoyan para que lo vendamos a buen precio, no es justo que todo suba, cuesta mucho mantener el yerbal, no estamos de acuerdo y no vamos a regalar nuestro producto a ese precio”, afirmó.

Los precios

Recordó que en este momento el precio está entre 220 y 240 pesos cuando exigen que se pague 505 pesos de contado.

Si bien los convoca el tema precio, Schwider, quien hace más de 40 años se dedica a la actividad, se mostró preocupado por el negativo impacto que la crisis genera en las futuras generaciones y es una de las causantes del desarraigo en las chacras.

“Nos preocupa que con esto nuestros hijos y nietos no darán a las chacras el mismo curso que  nosotros le dimos a las chacras, se pierde la cultura del trabajo, ellos buscan nuevos horizontes porque ven que la cosa cada vez está más difícil, queremos que eso mejore y el sector agrario tenga una estabilidad”.

El productor no logró contener la emoción cuando hizo referencia a qué siente de revivir un tractorazo. “No me siento nada bien, me siento muy incómodo, hoy tendríamos que estar en la chacra atendiendo las actividades.  Es triste no poder afrontar la demanda de los trabajadores, todos estamos sufriendo con lo que está pasando”, aseguró.

El símbolo

La sonrisa se apoderó de su rostro al hablar del tractor, una maquinaria sumamente valiosa en las chacras que pone en evidencia que se trata de una actividad de enorme esfuerzo en la que hay que amañarse para sacarle el mayor provecho ya que el tractor carece de actuales avances tecnológicos.

“Un tractor es la mano derecha en las chacras, equivale a 10 o 12 personas si le sabés dar uso, mezquinamos al tractor como a nuestra mujer”, dijo entre risas, y para concluir afirmó que “está el tractor y después estamos nosotros”.


Cese de cosecha

Luego de que finalizó la marcha, un grupo de productores fue a reunirse con algunos secaderos para tratar el tema. Los encuentros no fueron del todo positivos, incluso se tornó muy tensa la conversación en uno de los casos, en los cuales el secadero no quiere pagar los 505 pesos y comenzar a recibir hoja verde desde el lunes, por lo que, en asamblea decidieron seguir con el paro de cosecha para aquellos casos donde no se paga el valor que exigen los productores.

“Sigue el cese de cosecha, el que paga 505 oesis que labure y aquel que no, no se le va entregar hoja verde. No vamos a aflojar porque es un precio justo para el productor”, señaló Ariel Steffen.

Por parte, del establecimiento La Victoria, uno de los únicos secaderos presentes, mostraron total apoyo a la medida y a la necesidad de que los secaderos negocien con los molinos. “Desde mi secadero vamos a acompañar, porque el productor tiene que cobrar ese dinero y nosotros tenemos que vender bien la canchada. Es una guerra entre el monopolio de los molinos, nosotros acompañamos desde el inicio hasta el final”, manifestó Alejandro Pereyra.

Lo acordado en asamblea será enviado mediante nota a los secaderos.

Enero cerró con una importante caída en el rubro electrodomésticos

Faima detalla caída de muebles y crecimiento en ventas de sillones

Reactivación de la industria maderera en Misiones

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias