domingo 03 de marzo de 2024
Cielo claro 28ºc | Posadas

Con pocas ventas y bajas expectativas, el rubro indumentaria hace un esfuerzo para atraer el consumidor

Resaltan la permanencia de los programas Ahora en un contexto de crisis. Las fuentes consultadas del sector indican que “son afectados en esta época” y que en la actualidad hay un consumidor “más consiente a la hora de comprar, que cuida su bolsillo”

martes 30 de enero de 2024 | 6:00hs.
Con pocas ventas y bajas expectativas, el rubro indumentaria hace un esfuerzo para atraer el consumidor
Foto: Gianella Perotti
Foto: Gianella Perotti

A través de un informe mensual en cuanto a las ventas minoristas en diversos rubros la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) detalló que las ventas en el rubro indumentaria y textil cerraron diciembre con una caída del 5,3% respecto al mes anterior. Mientras que durante el 2023 los números tampoco fueron positivos porque llevó una acumulación del 4,4% menos lo que significó una baja en las ventas. En este contexto, tras varias fuentes consultadas del rubro indumentaria en Posadas, se indicó que enero, febrero y marzo son meses “malos en cuanto a la venta”, pero coincidieron que a comparación del año pasado las escasas ventas que hay se mantienen.

En cuanto a expectativas para este año que recién inicia, Alexis Jerushalmi, reconocido empresario del sector, manifestó que “será un año de muchos cambios”.

Por su parte, Micaela Garay, propietaria de un showroom que vende al por mayor y menor, indicó que “en los últimos meses, incluso en diciembre que fueron las fiestas se notó un cliente más racional al momento de comprar”.

Meses con poca venta
Según explicó Jesushalmi, responsable de Quins Indumentaria femenina y Nobleza indumentaria masculina, los meses de enero, febrero y marzo son meses de poca venta para el sector debido a las vacaciones. “Si hago un comparativo a comparación del año pasado se mantienen del mismo modo. En base a la inflación que hubo, es difícil hacer análisis precisos. Nos manejamos con otros indicadores que nos indican que las ventas que hay son relativamente iguales”, sostuvo.

El empresario manifestó que el 2024 “será un año de muchos cambios en la economía en general”. Además, hizo hincapié en que los programas Ahora son de gran importancia para el consumidor y también para el comercio. “Estos beneficios que tienen detrás un gran esfuerzo del gobierno provincial y del comercio, contribuyen con las ventas y facilitan al consumidor”, dijo. Señaló que es un programa necesario ante el contexto económico debido a la facilidad en cuotas: “Es de gran importancia porque hay una realidad en la que estamos viviendo y es que no todos pueden comprar al contado. Es un tipo de política que beneficia, sirve y se utiliza”.

Por otra parte, al ser consultado por el turismo en esta época indicó que “no vienen a comprar justamente indumentaria”. “Hay rubros que son más beneficiados con el movimiento turístico como la gastronomía, locales de comida, supermercados y los dedicados al rubro alimento”.

En la misma línea, Roberto Kurtz, encargado de otro comercio dedicado al rubro, relató que “enero y febrero son meses de poco movimiento, mientras que a partir de marzo en adelante el rubro comienza a estabilizar sus ventas”. Coincidió que “no hay mayores expectativas para este año porque si bien el costo de la ropa importada se estabilizó, “el cliente busca precios y prioriza lo necesario para gastar su dinero”.

“Lo que apuntamos como tienda es a ofrecer ropa fuera de temporada en liquidación, o promociones con tarjetas. Los Ahora, los días lunes, martes y miércoles generar tickets y es algo positivo tanto como para el cliente y para el comercio”, expresó.

Subas en la ropa
Jerushalmi detalló que hubo aumento en los últimos meses del año pasado. “La inflación del 30% impactó, pero con anterioridad los proveedores, importadores y fabricantes se resguardaron y subieron sus precios ante la incertidumbre que se estaba viviendo en el contexto electoral a nivel nacional”.

Detalló que hubo un momento que “los productos no tenían costos y no había las listas de precios”.

“La inflación y los aumentos nos vienen castigando desde hace tiempo, el punto es cuánto aguantamos con esta situación”, apuntó.

En cuanto a este año que recién inicia, aseveró que “será un año muy fino donde hay poco margen de error”. Añadió que “el comerciante que no se amaña, pierde”.

“Hay que mirar con otra perspectiva. Adaptarse a estos cambios. En crisis, somos uno de los rubros más afectados. Tiene que modificarse el rubro textil en general desde la industria hasta el último eslabón que somos los comerciantes más pequeños. El cambio tiene que ser desde el que importa, la mano de obra, y el que vende. Se trata de acomodarse para poder sostenernos y luego recuperarnos con facilidad”, cerró el empresario con este análisis personal.

Por su parte, Garay coincidió que “el comerciante hace un gran esfuerzo para sostener las ventas y no subir los costos de manera exorbitante”. Detalló que desde el año pasado hasta la fecha hubo incrementos que superaron el 200% en algunas prendas.

“En diciembre hubo buenas ventas, no se notó tanto el contexto económico. Pero si el consumidor es consciente a la hora de elegir, mira más de tres veces el precio. Consulta, se toma su tiempo”, explicó. Seguidamente, añadió que según un análisis que llevó a cabo el comercio, el número de ticket de diciembre del 2023 a comparación de diciembre del 2023 disminuyó.

“Somos venta minorista y mayorista. Nos dedicamos a esto hace poco más de cuatro años y, en esta oportunidad, es la primera vez que nos pasa que hay una caída de casi 2.000 tickets en un mes tan movido como diciembre. Mayormente se mantenían los números, o se superan”, finalizó Garay, propietaria de Candelaria Showroom.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias