Las variedades más buscadas son la carpa capín y el pacú

Piscicultura, alternativa en alza para diversificar

La cría de peces se muestra en notable crecimiento en la zona Norte de la provincia. El asesoramiento técnico y facilidades de construcción de estanques ayudaron
sábado 27 de enero de 2024 | 6:08hs.
Piscicultura, alternativa en alza para diversificar
Piscicultura, alternativa en alza para diversificar

Durante enero se realiza la primera siembra de alevines del año, actividad que puso en evidencia la demanda por parte de los productores que se inclinan por la piscicultura como una alternativa para diversificar las chacras, nutrir la alimentación familiar ante el incremento en los precios de la carne vacuna y obtener un ingreso con el excedente. En comparación al 2022, el año pasado la cantidad de peces sembrados casi se duplicó.

Si bien se trata de una actividad que demanda inversión y los insumos, como alimentos balanceados, son costosos, la cría de peces está en auge en las chacras de colonos sampedrinos. La gran mayoría la incorpora con el propósito de obtener carne de pescado para el consumo y un porcentaje menor lo hace a fin de comercializar. La elección de la especie a criar tiene que ver con la utilización de productos con los que cuentan en la chacra y sirvan de alimentos.

Hace unos años fueron cientos de familias las que invirtieron en estanques para la cría de peces, sin embargo, por la falta de asesoramiento, en la mayoría de los casos abandonaron la iniciativa por no lograr los resultados esperados. A la fecha, por medio de las nuevas herramientas relacionadas a asesoramiento técnico y facilidad para acceder a la compra de los alevines, muchos reactivan los estanques viejos y otros los construyen de cero por medio de las posibilidades que brindan las empresas tabacaleras.

En los últimos años se sumaron nuevos productores a la actividad piscícola en el municipio. Foto: Carina martínez

Este año son 38 productores que realizaron la primera siembra del año durante la primera quincena de enero, con 6.470 unidades de alevines de variedades como pacú, bogas, capín, plateadas y sábalos adquiridas por los colonos. Sus unidades productivas se ubican en chacras de Colonia Primavera, San Jorge, Tobuna, Semillera, Picada Itaty, Esmeralda, Terciados Paraíso, Fortaleza, Lujan, Aster, San Lorenzo, La Chacrita, Cruce Caballero, Polvorín (Pozo Azul), Nueva Esperanza y Colonia San Pedro.

Desde la Oficina del Ministerio del Agro, a cargo de la técnica Isabel Petroski, precisaron los datos. Según los registros, en 2022 fueron incorporados a los tajamares 13.350 alevines, entre las variedades de pacú, boga, capín, plateadas y sábalos, mientras que el año pasado “se sembraron 21.670 unidades y este año en la primera siembra fueron 6.470”.

Las especies que más solicitan son capín y pacú, notamos un fuerte interés por parte de los colonos en dicha actividad”, contó Petroski.

En cuanto a la asistencia a los productores, hizo referencia al trabajo que llevan adelante para que los productores cuenten con información para mejorar las técnicas y el manejo de los estanques y el cuidado de los peces desde el momento de la siembra hasta la faena.

Los alevines de carpa capín, entre los favoritos en las entregas . Foto: C.martinez

“Estos dos últimos años los productores realizan limpieza de estanques que se secaron años anteriores con la sequía, muy pocos invirtieron en nuevas construcciones. La idea es reforzar el tema de capacitaciones, hemos realizado jornadas sobre siembra, control de la acidez del agua y medición biométrico”, detalló la técnica.

Para los productores optar por esta alternativa es la oportunidad de emprender y aprender algo nuevo, darle valor agregado a la chacra con una actividad que no resulta laboriosa, sí requiere inversión.

“Es el segundo año que sembramos, comenzamos porque vimos en la piscicultura una manera de diversificar la producción en la chacra, porque en eso está tener en la mesa productos frescos. Si hay excedente lo vendemos, pero principalmente está pensado para el consumo”, indicó la productora de Pozo Azul Nelcy Rohden, que sembró el primer año sábalo y este año optó por carpa capín y boga.

La carpa capín está entre las preferidas de los colonos por tratarse de una variedad que se adapta fácilmente al clima de la zona y no requiere inversión en alimentos balanceados, porque básicamente puede alimentarse con distintos tipos de pasturas, entre las que los productores mencionaron caña de azúcar y pasto elefante. Otra de las variedades de fácil alimentación y buen desarrollo es el pacú.

Técnicos y productores trabajan para mejorar la alimentación de los peces. Foto: Carina Martínez

Así lo manifestó el productor Víctor Neschuk. de colonia Esmeralda, Picada Unión, donde cuenta con un estanque de 60 metros de largo por 50 metros de ancho que fue construido por APTM. Sembó por tercer año consecutivo: “Me gusta el pacú por el sabor de la carne, el buen crecimiento, y si bien el alimento cuesta muy caro, nosotros tenemos en la chacra maíz, quirera y achura de pollo, que les va muy bien. Es una actividad muy linda, siempre buscamos la manera de mejorar y si estamos en la chacra hay que producir”.

Los productores valoraron la posibilidad de solicitar los alevines en mencionada oficina y por medio de un camión de la Municipalidad se realiza el traslado para que los piscicultores no tengan que viajar por cientos de kilómetros o ir al vecino Brasil a adquirirlos. Hace tres años que desde la oficina del Ministerio del Agro facilitan la compra de los alevines de muy buena genética, lo que asegura un crecimiento parejo.


En cifras

13.350

Alevines se sembraron en 2022 en San Pedro. La localidad sufrió en los últimos años los estragos de una extendida sequía que golpeó a la actividad.

21.670

Alevines se sembraron el año pasado, mostrando una clara intención de expandir la actividad. Este año hay perspectivas de seguir creciendo.

Atractivo turístico y para la gastronomía

¿Que opinión tenés sobre esta nota?