En la zona de Dos de Mayo se hicieron más cultivares

Pese al aumento de plantaciones, bajó la producción de mangos por lluvias en Misiones

La variedad más elegida es la sin fibra, que a su vez tiene varias alternativas. Los colonos lo adoptan para diversificar sus cultivos. También en Corrientes hay más producción
sábado 20 de enero de 2024 | 6:04hs.
Pese al aumento de  plantaciones, bajó la producción de mangos por lluvias en Misiones
Pese al aumento de plantaciones, bajó la producción de mangos por lluvias en Misiones

Las abundantes lluvias y tormentas de los últimos meses impactaron en el menor crecimiento de algunas frutas. Es así porque en la época de floración de las plantas, por las lluvias no hubo polinización y las flores y hasta muchas pequeñas frutas terminaron en el suelo por la intensidad de las precipitaciones (algo similar ocurrió con las sandías y melones).

Además en algunas zonas, también por incidencia de las lluvias, se vieron más ataques de hongos en las plantas que afectaron la generación de frutos. Pese a todo, en algunas localidades de Misiones (también de Corrientes) se lograron frutas y se recordó que el cultivo viene ganando terreno como una alternativa, junto a otros frutos  como la palta o el maracuyá.

Los productores destacan en la elección del mango como alternativa, las variedades sin fibra y de mayor tamaño (conocidas por algunos como mango brasilero). Desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) en Misiones y Corrientes recordaron que hay varias alternativas y con diversas propiedades. También se remarcó la importancia del cuidado de las plantas, con podas y fertilización, para asegurar una buena fructificación hacia el verano.

Más plantas en Dos de Mayo

Carlos Lunkes es un productor que tiene poco más de 4 hectáreas de la fruta en Dos de Mayo y explicó que a pesar del clima logró sacar algo de producción. Pero recordó que en nada se parece la actual situación con la abundancia de años anteriores.

La variedad sin fibra es la más valorada e implantada. Foto: gentileza Carlos lunkes

“Este año hay muy poco mango por la gran cantidad de lluvia que tuvimos en la época de floración y los fríos tardíos que hubo. Eso hizo que muchas flores abortaran y las plantas quedaron con problemas. Algo estoy sacando pero muy poco”, comentó en diálogo con El Territorio.

Lunkes tiene un puesto de venta sobre la ruta 11 en camino hacia El Alcázar. Y detalló que por la escasa cosecha que hubo en toda la región, la fruta hoy es muy buscada. “Yo tengo unas mil plantas, tengo la variedad rosa y el mango banana (también conocido como pico de loro). También algo de mango criollo. Este año al no haber casi frutas en ninguna parte estamos teniendo muchos pedidos”, aseguró. Lunkes detalló que algunas frutas pueden llegar a rondar los dos kilos de peso. Pero en general los clientes tratan de llevar las que pesan cerca de 400 gramos, por su mejor manejo y división. En cuanto a precio, el productor dijo que está ofreciendo el kilo de fruta a mil pesos. En cuanto a las variedades que ofrece se destacan las que no tienen fibra. “Tanto el mango rosa como el banana son muy buscados. Se diferencia la variedad banana por ser una fruta más delicada y dulce. Aunque es más sensible (en la experiencia del productor) al ataque de las plagas. Esta variedad, da frutas de arriba de un kilo, pero la planta da menos mangos”.

Para Lunkes, lo más importante para asegurar una buena producción es hacer a tiempo una correcta poda de las plantas. “Lo más importante para las plantas es que se hagan las podas de ramas y en algunos casos hasta conviene ralear, porque las plantas se llegan a quebrar si hay mucha sobrecarga de frutos. Con la poda se maneja la altura de la planta para que se pueda cosechar a la altura de la persona, sin escalera. También se ayuda a la planta a que se cargue por dentro, porque si no se hace poda es común ver que sólo hay frutos alrededor de la planta”, contó.

Agregó por otra parte que en la región más productores sumaron plantas de mango a sus cultivos anuales. “Hay más gente que plantó mangos. Ya hay algunas plantaciones que este año tendrían que haber dado sus frutas (la planta produce luego del tercer año). Esta zona tiene una mayor altitud y favorece la plantación de esta fruta”, acotó.

Alternancia de cosechas

Luis Acuña, técnico del Inta en Montecarlo, explicó que la actual baja producción de mangos se debe a varios factores. Aunque claramente el exceso de lluvias desde el año pasado es uno de los más importantes. “Obviamente el exceso de lluvias es la principal razón. Después también incide la falta de poda y hay que recordar que el año pasado tuvimos un exceso de carga. Eso hizo que las plantas este año equilibraran con una menor producción”.

Explicó además que en general “los frutales leñosos tienen alternancia, así cuando un año entregan mucha fruta al próximo disminuyen su carga. Este comportamiento puede modificarse haciendo una buena poda y fertilización de las plantas. Cuando el frutal está creciendo naturalmente en el patio o en la quinta, sin que se lo toque, va a dar mucha fruta si llueve poco. Ahora cuando llega mucha lluvia se producirá más caída de flores y habrá escasas frutas”.

Apuntó por otra parte que “también es importante cuidar y prevenir todos los años enfermedades y plagas que pueden afectar el desarrollo de los frutos. Hay productos que pueden aplicarse y que no son tóxicos”.

Las plantas se mantienen bajas con las podas para facilitar la cosecha. Foto:

El técnico recordó que en los últimos años, más productores fueron sumando ejemplares de mango sin fibra a sus chacras como una diversificación. “Hay una mayor inclinación por las variedades que no tienen fibra. Después las diferencias del tamaño y aspecto de la fruta son cualidades que dependen del cuidado de las plantas. Si al mango criollo se lo abona y poda correctamente da frutas más grandes y de mejor aspecto”, recordó el técnico.

Acotó que desde el Inta se realizan “seis variedades de mangos sin fibra para ofrecerlas a los viveristas y que ellos hagan los plantines (para venta al público). Hay una variedad que se conoce como pico de loro, que es muy aceptada por textura y dulzura”.

En Corrientes crece

Así como en varias provincias del Norte argentino, en Corrientes también viene creciendo el cultivo de mango. Lo hacen tanto pequeños como grandes productores, como una alternativa a los clásicos cítricos de algunas zonas. Así lo explicó Diego Rodriguez, coordinador del Proyecto Frutas Subtropicales para el Inta de la vecina provincia.

“Hay pequeños emprendimientos de mangos, un poco más al sur de Bella Vista y en Bella Vista. Más que nada enfocado a un solo cultivar que es la variedad Tomy Atkins. Ahora hemos observado que hay gente que ha empezado a incorporar otros cultivares como para prolongar todo lo que es el periodo de cosecha”, explicó en diálogo con El Territorio.

Diferenció en tanto que “no somos una zona primicia, como podría ser al Norte de Formosa que ya en noviembre hay producción o pequeñas producciones”.

Recordó además que en la zona de Bella Vista “la variedad que más se está implantando es la Tommy Atkins, que es un cultivar que nosotros lo comenzamos a tener para cosechar a partir de la segunda quincena de diciembre y primera de enero. Y a partir de ahí, tenemos otros dos cultivares más que es lo que se está observando como implantación de pequeños lotes que son cultivares más tardíos que los tenemos a partir de enero y febrero hasta marzo”. Acotó que “con respecto a lo que es producción y rendimiento tuvimos muchos problemas de enfermedades. Básicamente por la ocurrencia de lluvias y sumada a la mayor temperatura. Todo incidió en que en que aparecieran bastantes enfermedades. Tuvimos bacteriosis, problemas de hongos, el ataque se dio con mucha fuerza y las frecuentes lluvias dificultaron el tratamiento sanitario. Esto después se vio reflejado en la cantidad y calidad de la fruta”.

Rodríguez apuntó que el cultivo de mango en Corrientes está resultando interesante en combinación con los tradicionales cítricos de la zona. “Hace unos nueve años que estamos trabajando con tres cultivares en los que hacemos comportamiento fenológico y de rendimientos en la zona. Además de mango también hay más plantas de palta y maracuyá. El productor va buscando alternativas a lo que es la citricultura tradicional de la zona. Hay empresas de medianas a grandes que también realizaron más plantaciones. Y el principal destino está siendo  para fruta fresca”, comentó.

Afectación a variadas frutas

El licenciado en genética Cristian Stolar, especialista en frutas tropicales del Inta de Cerro Azul, explicó en diálogo con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7 que las lluvias de los últimos meses afectaron a casi todas las frutas de la región. Y en el caso del mango especialmente se pudo observar una reducción casi total de frutas en esta temporada.

“Se ha dado la tormenta perfecta, por todas estas lluvias que hemos tenido sobre todo a partir de octubre que fueron increíbles porque sólo considerando octubre y noviembre cayeron más de 1.200 milímetros, lo que hizo que se perdieran flores. Y en los casos en que las plantas llegaron a florecer, la gran cantidad de lluvia trajo enfermedades que hicieron caer las frutas. Se dieron todas las circunstancias para que casi no haya cosecha de mangos este año”.

Stolar explicó que ahora es tarde para que las plantas desarrollen flores y lo más probable es que recién tengamos una cosecha el próximo verano.

El especialista en frutales apuntó además que las precipitaciones afectaron en diversas formas a otras plantaciones. “En el caso del mamón si la fruta llegó a desarrollarse, al caer luego tanta agua, no permite que los azúcares se concentren en la fruta. Por eso esa fruta queda aguachenta o más insípida. En los cítricos también hubo afectación y algunos productores esperaban una merma de producción superior al 50 por ciento en mandarinas y limones”. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?