Maravilla de la Patagonia chilena

Entre columnas de mármol y azules profundos

Las Capillas de Mármol en la Patagonia chilena fueron declaradas Santuario de la Naturaleza en 1994. Estas formaciones geológicas únicas, ofrecen un espectáculo visual
domingo 10 de diciembre de 2023 | 6:00hs.
Entre columnas de mármol y azules profundos
Entre columnas de mármol y azules profundos

En la Patagonia chilena, a orillas del imponente Lago General Carrera, se encuentran las Capillas de Mármol, también conocidas como las Catedrales de Mármol. Estas formaciones rocosas únicas, declaradas Santuario de la Naturaleza en 1994, son uno de los tesoros más cautivadores que ofrece la región de Aysén.

Comprendiendo la Catedral, la Capilla y la Cueva, las Capillas de Mármol se erigen majestuosamente en las orillas del Lago General Carrera. Este trío de maravillas geológicas, esculpidas durante milenios por la acción del viento y las aguas, se extiende a lo largo de 300 metros, ofreciendo a los visitantes una visión inolvidable de columnas de piedra caliza y aguas azules intensas.

Ubicadas en el recorrido de la famosa Carretera Austral, estas formaciones de mármol son un deleite para los amantes de la fotografía. Protegidas por ley, constituyen un paisaje digno de explorar, donde la naturaleza se presenta en su máximo esplendor.

Cómo llegar
Desde la ciudad de Coyhaique, la capital de la región de Aysén, los viajeros deben dirigirse hacia el sur por la Carretera Austral hasta el encantador pueblo de Puerto Río Tranquilo, situado en la ribera occidental del Lago General Carrera. Desde aquí, guías locales conducen emocionantes excursiones en barco que permiten explorar las Capillas desde su interior, un viaje que se extiende por aproximadamente una hora y media.

La ciudad más cercana es Coyhaique, ofreciendo una base conveniente con su variada oferta gastronómica y hotelera. Para quienes buscan una experiencia más íntima, el pintoresco pueblo de Puerto Río Tranquilo se presenta como una opción encantadora y más cercana a las Capillas.

La mejor época para visitar
El encanto de las Capillas de Mármol se despliega mejor entre diciembre y marzo, cuando las condiciones climáticas favorecen la navegación y el Lago General Carrera revela su tono azul más vibrante bajo el sol del verano. Sin embargo, la primavera y el otoño ofrecen la oportunidad única de adentrarse en las cavernas, ya que durante el verano, el lago alcanza su nivel máximo.

Dada la imprevisibilidad del clima patagónico, se recomienda a los visitantes llevar abrigo o cortavientos al explorar las Cuevas de Mármol. La región, conocida por sus condiciones climáticas cambiantes, exige una planificación adecuada para disfrutar plenamente de esta experiencia natural.

La magia del mármol
Detrás de la frialdad de los datos geológicos, se esconde la verdadera maravilla de las Capillas de Mármol. Estas formaciones, esculpidas por la erosión del lago y el viento, ofrecen mucho más que su historia geológica. La “Catedral”, las “Capillas” y las “Cavernas” se manifiestan como una obra de arte natural, donde el mármol blanco se fusiona con tonalidades azules y rosadas, creando un espectáculo visual único.

El lago General Carrera, el segundo más grande de Sudamérica, era un tesoro escondido hasta la década de los 90. La construcción de la Carretera Austral y la declaración de las Capillas de Mármol como santuario transformaron este rincón en un importante destino turístico.

Maravilla de la Patagonia  chilena. Las Capillas de Mármol
Este rincón natural se revela como un tesoro turístico en Chile.

Desde Los Antiguos, en Argentina, o desde Puerto Río Tranquilo, en Chile, las excursiones permiten explorar estos monumentos naturales. Los turistas describen la experiencia como única, especialmente durante el otoño, cuando los álamos y lengas pintan los paisajes con tonalidades doradas y rojas.

La Capilla de Mármol, erigida por la erosión del viento y las aguas del lago, es una joya en sí misma. Con una altura de 25 metros y formada por mármol de diversas tonalidades, su interior alberga un lago turquesa que se puede explorar en bote, ofreciendo perspectivas espectaculares. La visita, limitada a grupos pequeños, permite sumergirse en la imponente belleza de la “Catedral” antes de explorar las más pequeñas “Capillas”.

Curiosidades
Las cuevas de mármol se formaron a lo largo de miles de años debido a la erosión del lago y el viento, revelando capas de mármol y una paleta de colores sorprendentes. Las rocas, que recuerdan a una catedral y una capilla, cuentan la historia geológica de la región.

El agua del lago, alimentada por los glaciares de los Andes Patagónicos, crea un resplandor azul único en las paredes de las cuevas. La entrada a las cuevas es posible solo en primavera y otoño, ya que durante el verano, el deshielo eleva el nivel del agua.

A solo 240 km al sur de Coyhaique, las Capillas de Mármol son un destino imperdible. Aunque descubiertas en 2017, una cueva aún más grande en el archipiélago Madre de Dios también aguarda ser explorada, resaltando la riqueza de la región de Aysén.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?