jueves 29 de febrero de 2024
Lluvia moderada 23.7ºc | Posadas

La figura está desarmada en varias partes y reservada en el obrador local

Controversia en Corrientes por monumento a Andresito Guacurarí que resiste al olvido

Tras la caída de la escultura de 17 metros en Costanera Sur a causa de las tormentas, un grupo reclama su restitución y otro plantea homenajear a Berón de Astrada

martes 05 de diciembre de 2023 | 6:00hs.
Controversia en Corrientes por monumento  a Andresito Guacurarí que resiste al olvido
La escultura de Andresito tiene 17 metros de altura y tras su caída no volvió a ser reparada ni instalada.
La escultura de Andresito tiene 17 metros de altura y tras su caída no volvió a ser reparada ni instalada.

El “Monumento a Andrés Guacurarí y su ejército de los Pueblos Libres” es un complejo escultórico que homenajea a Andrés Guacurarí Artigas y a sus compañeros de lucha, en el complejo situado en la rotonda de la costanera Sur de Corrientes capital. Allí se encuentran también Melchora Caburú, Matías Abucú, Fray José Acevedo, Pedro Campbell y Vicente Tiraparé.

Pero recientemente, el homenaje fue derribado tras dos fuertes tormentas. La primera, a fines de octubre, que lo había inclinado al romper uno de los caños centrales; y la segunda, a mediados de noviembre, que terminó por tirarlo abajo.

“Se trabajó muchísimo y estuvo en pie 10 años. Pedíamos a la Municipalidad, ante un gran abandono, que pusieran pintura antióxido para evitar que hubiera algún tipo de corte a partir del derrumbe. Con un grupo de ciudadanos, logramos pintar todas las esculturas de abajo pero 17 metros de altura son difíciles de pintar”, indicó el cineasta correntino Camilo Gómez Montero, sobre la pieza construida entre 2013 y 2014 por la Agrupación Cultura Vallese y vecinos de la ciudad, con el aporte de hierro de descarte de algunas localidades. Vale resaltar que todas las estructuras fueron hechas con hierro de descarte, pero solamente la de Guacurarí alcanzaba los 17 metros de altura.

En diálogo con Radioactiva, el cineasta remarcó que “junto con los hacedores del monumento, nos hemos puesto a disposición para ponernos a trabajar y levantarlo apenas nos den luz verde, pero no hemos tenido respuesta”. A su vez, señaló que “aprovechando este escenario, un pequeño grupo de historiadores muy conservadores que nunca quisieron el monumento, salieron a pedir que no se devuelva la estructura a su lugar”.

Conflicto histórico
Montero puntualizó también que el origen del conflicto se remonta a 1818, cuando Andresito desafió la esclavitud de niños guaraníes que trabajaban en casas de familias adineradas de Corrientes. Esto ocurría cinco años después de la Asamblea del año XIII, la cual entregaba la libertad a todos los esclavos. “En Corrientes capital recién en 2006 se empezó a hablar de Andresito Artigas. La historiografía oficial se dedicó a esconderlo. La idea de igualdad entre humanos de Andresito choca con el gran desprecio que había aquí por los pueblos originarios, y también con los intereses de los terratenientes”.

Y reclamó que “ahora tratan de ensuciarlo, de ningunear, o de borrar su memoria”, dijo haciendo referencia a la propuesta de la Junta de Historia de Corrientes, que plantea instalar en ese mismo lugar un monumento a Genaro Berón de Astrada, removiendo el de Andresito. “No tenemos nada contra él, pero ya tiene un mausoleo en la Catedral de la ciudad, un barrio lleva su nombre y varias localidades también. En cambio, Andresito está completamente escondido”.

Amparo y respeto
En este marco, aclaró que si bien se trata de una decisión municipal, el monumento está amparado por la resolución 1437 del 2014 y por la ordenanza 6206/15, además de haber sido declarado de Interés por la Cámara de Diputados provincial y la Cámara de Diputados de Nación.

Asimismo, cuestionó la forma en la que el monumento fue tratado al removerse, ya que se dejaron marcas de arrastre en el lugar y la estructura, que había caído sin dañarse, se encuentra desarmada en varias partes en el obrador local.

“Así como nosotros lo queremos, sabemos que hay un gran odio en Corrientes tanto contra Andrés y su proyecto como por el hecho de ser originario. Ese racismo ya existía y todavía persiste en algunos sectores. Ha sido un gran dolor para nosotros. Esta movida cultural es necesaria para rescatar a los verdaderos héroes de nuestra revolución”, reflexionó y enfatizó: “Llama la atención el desprecio y la falta de agradecimiento para personajes que han dado un claro ejemplo de lucha por nuestra soberanía”.

La otra parte
Por su parte, Enrique Deniri, presidente de la Junta de Historia de Corrientes, director del Archivo General y miembro titular de la Academia Nacional de Historia, , consideró que la restauración del monumento debería tratarse en detalle y con mayor profundidad sobre la implicancia de la obra y la relevancia que proyecta su simbolismo.

En este sentido, puso en duda que las técnicas con las que se nutre el hierro reciclado se hayan llevado a cabo de manera íntegra e instó a abordar la amplitud del caudillo Andrés Guacurarí con fidelidad hacia su propio origen y legado, con mayor respeto y educación abierta a toda persona que quiera saber acerca de su posición en la historia de Corrientes.

“La población antigua de Corrientes no quería a Andresito, entonces ¿por qué aparece el monumento ese? Primero, era un monumento de chatarra, ahora con hierro reciclado, pero cuando se hizo, lo trajo el intendente (Fabián) Ríos sin consultar a la comunidad, sin recibir opiniones más que del grupo que a él respondían”, interpeló Deniri.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias