¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Instan a realizar la denuncia en la comisaría más cercana

Alerta grooming por el cierre del ciclo lectivo

Desde Cibercrimen destacaron que los delincuentes aprovechan los cierres de ciclos lectivos para hablar sobre temas relacionados a la escuela y fingir amistad
jueves 16 de noviembre de 2023 | 6:05hs.
Alerta grooming por el cierre del ciclo lectivo
Alerta grooming por el cierre del ciclo lectivo

Los dispositivos, las plataformas y entornos digitales se convirtieron en espacios esenciales en la socialización de niñas, niños y adolescentes; pero allí también pueden encontrarse con algunos riesgos y situaciones que afecten su integridad.

En este sentido, el grooming es el delito que se inicia virtualmente tratando de captar a menores de edad en una relación asimétrica entre un adulto y el menor.

El último lunes se celebró el día nacional de la lucha contra el grooming, el cual se conmemora desde el 2018, pero que ya se ha instaurado como delito desde hace diez años. Desde diciembre de 2013 el Código Penal establece que el grooming es un delito que puede tener una pena de prisión de 6 meses a 4 años. Según reportaron desde Cibercrimen de la Policía de Misiones el rango etario de las víctimas va desde los 13 a 15 años, sin distinción de género.

En esa línea, en diálogo con Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7, Sandra Ozuna, comisario y directora de Cibercrimen de la Policía de Misiones, brindó detalles de cómo se maneja el groomer y dio algunos tips para darse cuenta que los chicos están siendo acosados.

“Es un delito relativamente nuevo y tiene mucha trascendencia porque afecta a nuestros niños, niñas y adolescentes. En Misiones hubo condenas ejemplares en este tipo de delitos”, destacó Ozuna.

Se reconoce al groomer como la persona que está detrás de un perfil -el cual puede ser verdadero o falso- y se contacta con un menor, lo va captando mediante un juego de empatía. “Un ejemplo para entrar en confianza con el menor es hablarle de cómo le fue en la escuela, en la prueba de matemática, como para contenerlo y generar la empatía que necesita en ese momento. En épocas de fin de año también, es muy particular para el trabajo del groomer porque es cuando se van definiendo las notas en las escuelas y ellos se hacen pasar por su amigo virtual”, explicó Ozuna.

“Es un delito relativamente nuevo, la gente a medida que se va enterando toma conocimiento de cómo accionar, se va informando y pidiendo asistencia. Cuando se acercan a hacer la denuncia el padre pregunta ‘le puedo contestar, puedo seguir la conversación’, la recomendación en ese caso siempre es que no, porque se cortaría el delito”, recomendó.

Prevención

En la cotidianeidad, muchos padres pasan tiempo fuera de la casa, por el trabajo o diversas actividades, y es allí cuando los chicos pueden caer en manos de un groomer, mediante redes sociales o juegos.

Ozuna destacó que, al escuchar a los hijos, la confianza con ellos es fundamental para prevenir y que sus hijos no caigan en este tipo de situaciones.

“Siempre hay que tratar de saber qué hacen los chicos en redes sociales y saber de qué se tratan los juegos. Son mecanismos de prevención sumamente importantes. Quizás no entendamos el juego, no sepamos de qué se trata, pero es muy importante a la hora de investigar algo, saber cómo se llama el personaje de su hijo, cómo se llama el perfil que usa, para que después cuando tengamos que iniciar alguna investigación lo podamos ubicar”, indicó Ozuna.

Asimismo aclaró que a la hora de descubrir un caso de grooming, saber que el menor “siempre es la víctima” y que generalmente acude a los padres cuando se ve desbordado.

“En todos los casos por más de que haya compartido imágenes desnudas, imágenes con contenido erótico o videos que son fuera de contexto para la edad, el menor es la víctima siempre, porque está ejecutando una acción engañado por un adulto, entonces la recomendación es tratar de contenerlo, no retarlo porque muchas veces nos pasa que papá o mamá se enoja con el niño por lo que hizo y eso no nos ayudaría en la investigación porque el menor cierra la comunicación”.

Sobre controlar los movimientos del chico para saber qué hace o con quien se relaciona en redes sociales o juegos, la comisario dijo que no tiene: “el adulto no debe pensar en que está invadiendo su privacidad, no nos vamos a poner a revisar todo el teléfono. Pueden suceder situaciones que nos generen desconfianza y bueno, apuntamos a eso. El adulto que esté a cargo del niño o niña, es el responsable de ellos”.

A la hora de detectar alguna irregularidad en los menores, desde cibercrimen indican prestar atención en el comportamiento de los chicos, “una cuestión particular es cuando el adolescente se esconde en el baño con el celular y está un rato largo, o se va a algún lugar alejado para responder un mensaje o para contestar un audio. Esos son indicadores que nos tienen que hacer ruido, qué está pasando, a quién le hablás, por qué tanto tiempo. Advertir no es considerar que lo estamos invadiendo, que lo estamos cercando en su privacidad; es todo lo contrario, considerar que lo estamos cuidando, lo estamos protegiendo”.

En cuanto a las denuncias por grooming, dieron a conocer que se pueden llevar a cabo en cualquier comisaría de la provincia de Misiones, una vez que se toma conocimiento del caso, la policía se encarga de la investigación. En tanto que en la ciudad de Posadas, pueden hacerlo en la dirección de cibercrimen que está emplazada en la Jefatura de Policía (calle Santiago del Estero y Félix de Azara) o bien llamando a la línea 44-47618 o al WhatsApp, 3765-655177.

“Lo ideal es tener alguna prueba de lo que sucede, uno puede sospechar pero necesitamos agregar algún tipo de evidencia digital para que el juzgado tenga las herramientas necesarias para poder investigar, por ejemplo, el nombre de usuario”, finalizó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?