Craco, un pueblo fantasma para conocer en Halloween

Las calles empedradas y ruinas de este lugar en Italia crean una atmósfera medieval perfecta para vivir una noche de brujas única
domingo 22 de octubre de 2023 | 6:00hs.
Craco, un pueblo fantasma para conocer en Halloween
Craco, un pueblo fantasma para conocer en Halloween

Se acerca la noche de brujas y, ¿por qué no celebrar de una manera verdaderamente única? Hay dejar de lado los clásicos disfraces y, en cambio, sumergirse en una experiencia extraordinaria al elegir un destino que hará que esta celebración sea inolvidable. Uno de esos lugares mágicos y llenos de misterio es Craco, un fascinante pueblo en Italia que promete volar la mente y llevar a un viaje a través del tiempo.

Ubicado en la región de Basilicata, Craco es una joya olvidada que ofrece un escenario impresionante para una celebración de Halloween fuera de lo común. Este pueblo abandonado, con sus calles empedradas y edificaciones en ruinas, crea una atmósfera única que transporta a otra época. Las sombras de las estructuras desmoronadas cobran vida bajo la luz de la luna, creando un ambiente inquietante perfecto para una noche de brujas.

Craco, un pueblo fantasma
El pueblo fue abandonado debido a un deslizamiento de tierra, ocurrido en 1963.

Al pasear por las calles desiertas de Craco, se siente como si se estuviera explorando un escenario de película de terror. Las antiguas iglesias, las casas vacías y las plazas solitarias sumergen en un ambiente medieval que hará que cada rincón de este pueblo italiano cuente su propia historia de misterio.

Una aventura excéntrica
Craco ofrece la oportunidad de vivir una aventura única y emocionante, lejos de las festividades convencionales. Se puede organizar un recorrido nocturno con linternas para añadir un toque extra de suspense o disfrutar de una cena temática entre las ruinas, creando recuerdos que perdurarán mucho más allá de la temporada de Halloween.

Desafíar el tiempo
Esta imponente ciudad reside en el sur de Italia, en la provincia de Matera en el Valle de Cavone. Se ubica en lo alto y en laderas de una colina, lleva siglos edificada. Sin embargo, fue abandonada en 1963 luego de un terremoto.Este pueblo fantasma de tipo medieval que aún conserva intacta su esencia es conocido turísticamente como “Cittá Fantasma” y resulta ideal para aquellos que disfrutan del misterio, así como de lo desconocido. Su preservación es de interés de World Monuments Fund e inclusive ha servido como set de películas Hollywoodenses tales como La Pasión de Cristo.

Craco, un pueblo fantasma
Craco acentúa su apariencia fantasmal gracias a su emplazamiento a 400 metros de altura sobre la colina.

Lamentablemente, las brujas no nos ayudarán a transportarnos al destino elegido. Sin embargo, no se necesita invertir tanto dinero para experimentar una Noche de Brujas diferente. Los programas de millas suelen ser una buena opción para financiar los pasajes ya que no sólo permiten canjear los puntos acumulados en tu tarjeta sino que inclusive algunos permiten financiarlos en cuotas y en pesos argentinos.

Originalmente fundado alrededor del 540 d.C. por griegos provenientes de la costa de Basilicata, el pueblo, en sus días de esplendor, albergó un monasterio, un castillo con su emblemática torre, una universidad y cuatro plazas. Sin embargo, Craco no fue inmune a los vaivenes de la historia. Conquistado en distintas épocas por italianos y franceses, el pueblo sufrió un éxodo entre 1892 y 1922, cuando más de 1.300 ciudadanos abandonaron sus hogares debido a condiciones del suelo que dejaron de ser óptimas para la agricultura, la principal actividad económica de la región.

El golpe final llegó en 1963, cuando un movimiento sísmico destruyó numerosas casas, forzando la evacuación de los últimos 1.800 lugareños hacia Craco Peschiera, una localidad cercana. Así, en 1975, Craco quedó completamente deshabitado, transformándose en un pueblo fantasma cuyas calles y edificaciones parecían congeladas en el tiempo.

Aunque las calles de Craco permanecen vacías, la esencia religiosa del lugar persiste. Entre mayo y octubre, se realizan seis eventos religiosos de amplia convocatoria, demostrando que la fe sigue viva en este pueblo deshabitado. En una de las iglesias yacen las reliquias del mártir San Vincenzo, cuyo cuerpo momificado es venerado como el patrón de Craco.

Por su ubicación en esas montañas, cualquier fenómeno climático como lluvia o viento puede generar un temblor. Por eso, una de las cosas más interesantes es que se pueden ver algunas casas intactas junto a otras que están destruidas, porque se construyeron justo sobre rocas y no sobre arcilla. Hay edificios que le falta la mitad y la otra parte está intacta casi. Es una experiencia geológica muy interesante

Los esfuerzos por conservar esta joya histórica no han sido en vano. En 2010, Craco fue incluido en la Lista de Vigilancia por el Fondo Mundial de Monumentos, y tanto la Unión Europea como el gobierno regional han contribuido económicamente para preservar esta riqueza cultural.

Durante un tiempo pudo caminarse libremente por Craco, entrando a sus iglesias abandonadas o la zona de la fortaleza, sin embargo hoy en día tan solo es posible entrar en visitas programadas, sobre todo por motivos de seguridad. No es una actividad peligrosa, solo requiere ir con cuidado y acompañado de los guías que saben por dónde se puede entrar y por dónde no. Sin duda, una experiencia de lo más interesante si se está de viaje por el sur de Italia.

Craco, un pueblo fantasma
Las iglesias se deterioran con el paso del tiempo.

Si se desea visitar este encantador pueblo abandonado, lo más lógico es comenzar en Craco Peschiera, la localidad a la que se mudó la mayor parte de los habitantes de Craco. Tras recorrer un camino plagado de curvas bastante cerradas--que la oficina de turismo recomienda realizar en bicicleta para poder disfrutar del paisaje--y haber llegado a los pies del pueblo, tendrás la posibilidad de seguir una visita guiada por una ruta segura, que permite caminar por la calle principal del pueblo hasta llegar a lo que queda de la antigua plaza principal, y entrar en el núcleo del pueblo fantasma.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?