miércoles 28 de febrero de 2024
Cielo claro 25ºc | Posadas

Encantos de Xochimilco: los Jardines Flotantes de México

Un prodigio de la ingeniería antigua y la naturaleza hacen simbiosis en el norte americano. En la actualidad, siguen siendo una joya que refleja la rica historia y la vitalidad cultural de México

domingo 06 de agosto de 2023 | 6:00hs.
Encantos de Xochimilco: los Jardines Flotantes de México
Las trajineras son un tipo de embarcación de fondo plano hecha con tablones e impermeabilizada con una goma.
Las trajineras son un tipo de embarcación de fondo plano hecha con tablones e impermeabilizada con una goma.

En un rincón pintoresco de la capital mexicana, se encuentra un tesoro histórico y natural que cautiva a lugareños y turistas por igual: los Jardines Flotantes de Xochimilco. Estos jardines, creados con ingenio y destreza por los antiguos aztecas en el siglo XIV en el lago de Texcoco, hoy son un remanso de serenidad y una ventana a la rica historia de la región.

El origen de los Jardines Flotantes se remonta a los días de esplendor de la civilización azteca. Con la visión de abastecer de alimentos a su grandiosa capital, Tenochtitlán, los aztecas idearon un sistema ingenioso: construyeron una intrincada red de canales y crearon islas flotantes hechas de balsas y lodo de río. Estas estructuras, que se elevaban de tres a cinco metros de altura, eran sostenidas por las raíces de los sauces plantados en los bordes. En el centro de estas islas, flores y verduras prosperaban, brindando vital sustento a la población.

Hoy en día, este legado de ingeniería y naturaleza es un Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, un tributo a la rica herencia cultural de México. Ubicado a unos 20 kilómetros al sur del bullicioso corazón de la Ciudad de México, Xochimilco alberga estos jardines únicos en su tipo. El distrito, con sus 400.000 habitantes, es una amalgama de historia, cultura y tradiciones arraigadas.

Los visitantes pueden explorar los Jardines Flotantes de Xochimilco a través de paseos en barco, conocidos como “trajineras”, que deslizan suavemente sobre los serenos canales. Estas embarcaciones, adornadas con vibrantes colores y exquisitas decoraciones, brindan una experiencia relajante y mágica mientras los viajeros se sumergen en la belleza circundante. Los barcos, impulsados por palos largos en un enfoque respetuoso con el medio ambiente, ofrecen una visión cercana de la exuberante vegetación que brota de las aguas.

Los colores adornan el trabajo realizazdo antaño por los aztecas.

Los fines de semana, el encanto de Xochimilco cobra vida plena, cuando los habitantes de la ciudad acuden en masa a este oasis cercano. Ya sea para disfrutar de un tranquilo paseo o para celebrar momentos especiales, como cumpleaños, en las trajineras, la comunidad encuentra en los Jardines Flotantes un santuario de paz y convivencia.

El nombre mismo, Xochimilco, habla en náhuatl de su esencia: “Lugar de la cementera florida” o “Milpa de flores”.

Más allá de los colores
Cuando se evoca el nombre de Xochimilco, se piensa en imágenes pintorescas: trajineras (tipo de embarcación de fondo plano hecha con tablones e impermeabilizada con una goma) deslizándose suavemente sobre canales serpenteantes, flores que se entremezclan en una danza de colores y un ambiente de alegría que parece impregnar el aire. Esta visión no es errada, pero detrás de esta estampa icónica yacen capas de historia, cultura y tradición que hacen de Xochimilco un tesoro de México que va mucho más allá de lo que los ojos alcanzan a ver.

Paseo en trajinera: Si bien es la actividad emblemática, hay una razón por la que todos recomiendan subirse a una trajinera. Navegar por los nueve embarcaderos de Xochimilco es adentrarse en una dimensión de tranquilidad y admiración por la naturaleza. Los canales tejen un tapiz líquido que enmarca la historia y el presente del lugar.

Convento de San Bernardino: Entre los aspectos menos explorados de Xochimilco, destaca este tesoro arquitectónico del siglo XVI. El Convento de San Bernardino, con su atrio majestuoso, es un tributo a la influencia religiosa y cultural que marcó la región. En su interior, las imágenes y la decoración transportan a épocas pasadas.

El convento de San Bernardino fue realizado en el siglo XVI.

Isla de las Muñecas: Un escalofriante atractivo que desafía las expectativas es la Isla de las Muñecas. Colgadas y desmembradas entre los árboles, estas muñecas suscitan misterio y curiosidad. La historia de su origen, vinculada a un hombre solitario y sus inquietantes visiones nocturnas, añade una capa intrigante a la experiencia de Xochimilco.

Mercado de flores y plantas: Un festín para los sentidos, el mercado de flores y plantas es un tributo a la rica biodiversidad local.

Los xochimilcas ofrecen un despliegue de colores y aromas en forma de flores exóticas y hermosas. Incluso si no eres un entusiasta de las flores, este mercado es una parada obligatoria.

Museo Dolores Olmedo: La fusión de arte e historia se materializa en el Museo Dolores Olmedo. La colección prehispánica y las pinturas de Diego Rivera y Frida Kahlo son ventanas a la identidad y la creatividad que han florecido en Xochimilco a lo largo de los siglos.

En el Museo Dolores Olmedo hay  colecciones de Diego Rivera y Frida Kahlo.

Ferias que danzan con el tiempo: Las ferias de Xochimilco son destellos de la vida local y su entusiasmo por compartir su herencia. Desde la Feria de la Alegría y el Olivo hasta la Expo NocheBuena, cada evento es una oportunidad de sumergirse en las delicias culinarias y la celebración que definen a la comunidad xochimilca.

Gastronomía que sabe a historia
Xochimilco no solo ofrece una festividad visual y espiritual, sino también un festín gastronómico que despierta los sentidos y conecta con sus raíces. En los mercados y en las trajineras, la oferta culinaria es una exploración de sabores únicos y auténticos.

Desde las quesadillas de hongos y flor de calabaza hasta el chileatole y los tlacoyos de frijol, cada bocado es un puente entre el pasado y el presente. El mercado 377 es una puerta de entrada a la autenticidad, donde el chileatole, los flanes de leche recién ordeñada y las gorditas dulces de elote esperan para deleitar los paladares más aventureros.

El Tlapique: Para aquellos que buscan una experiencia culinaria que encapsule la esencia de Xochimilco, el tlapique es una respuesta satisfactoria. Este tamal, elaborado con pescado, tomate, cebolla, nopales y epazote, encuentra su sabor único en la hoja de maíz que lo envuelve y en el proceso lento de cocción. Cada bocado es una conexión con la tierra y el agua que han sostenido a Xochimilco durante siglos.

Más allá de sus canales y coloridas trajineras, Xochimilco despliega una narrativa rica y profunda que invita a los visitantes a explorar su patrimonio, a saborear sus delicias y a sumergirse en sus festividades. A través de su historia, su cultura y su cocina, Xochimilco revela un universo de experiencias que quedan grabadas en el corazón y la mente de quienes se aventuran en su abrazo acogedor.

 

Zona de embarcaderos y paseos

Los embarcaderos de Xochimilco comenzaron a funcionar realmente dando servicio como operadores turísticos en la década de los treinta. Los aproximadamente 184 kilómetros de vías fluviales son visitados en su mayoría por estos visitantes de esparcimiento, pero verás que la gente de Xochimilco también los usa.

Uno de los paseos más realizados es en la trajinera.

Existen regulaciones estrictas para proteger a los consumidores y a los operadores. Los precios son siempre de 5.500 pesos por hora, con máximos ajustados al número de personas autorizados para embarcar. Este es generalmente de 18 personas, pero también hay algunos botes más pequeños disponibles. Los precios no varían pero algunos operadores ofrecen descuentos por reserva anticipada.

 

Tradicional vs. Ecológico

Los embarcaderos se dividen en aquellos que ofrecen recorridos “tradicionales” y más recientemente paseos “ecológicos”. Los tradicionales comienzan y se mantienen más o menos en las zonas centrales de Xochimilco, pero algunas de las mismas lanchas ahora ofrecen recorridos mucho más largos. Estos pueden comprender las áreas de reserva ecológica que están más alejadas. A continuación te indicamos las lanchas que se especializan en tours ecológicos.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias