martes 20 de febrero de 2024
Cielo claro 25ºc | Posadas

La Cooperativa de Dos de Mayo se suma al auge del té verde

La entidad funciona desde 1994. Produce yerba con la marca propia "Indumar" y té negro. Este año incorporará nuevas instalaciones para recibir más materia prima

lunes 03 de abril de 2023 | 11:50hs.
La Cooperativa de Dos  de Mayo se suma al auge del té verde
La cooperativa se alza como uno de los centros industriales más importantes de Misiones. Foto: gentileza cooperativa dos de mayo
La cooperativa se alza como uno de los centros industriales más importantes de Misiones. Foto: gentileza cooperativa dos de mayo

El sector productivo en Misiones se sigue afianzando y presentando nuevas opciones, no sólo en el mercado interno, sino también al exterior. En las comunas, las cooperativas son las que le dan el marco a cientos de productores para que puedan comercializar sus productos con valor agregado.  Un ejemplo es el de la Cooperativa Yerbatera Dos de Mayo Limitada, que no solo se consolida con el oro verde en la provincia bajo la marca Indumar, sino que también se encuentra en un proceso de expansión del té. Además de la producción de té negro, ahora trabajarán con el té verde, una variedad solicitada por la demanda nacional e internacional.

Con todo ello, la cooperativa se convirtió en un polo económico de la zona centro, con alrededor de cien empleados de la industria –que suman aún más en temporadas altas - sin contar a los trabajadores indirectos que labran la tierra en las colonias para obtener la materia prima.

Sobre esto se refirió el presidente de la Cooperativa Héctor Dingler. En diálogo con El Territorio recordó la recorrida que tuvo la entidad desde su creación en 1994 y el desarrollo que dio como fruto la construcción de nuevas instalaciones y la incorporación de más productos con agregado de valor.

La yerbatera

La cooperativa fue fundada en el año 1994 “por un grupo de productores que teníamos algo de yerba en la casa y formábamos parte un programa de mejoramiento rural junto al Inta San Vicente”, según explicó Dingler. Con ese grupo, se inició un proceso para la constitución de la entidad, que hoy a 29 años de existencia, cuenta con dos secaderos de yerba de alta producción, y uno más en construcción”.

Asimismo, hace tres años que trabajan bajo la marca Indumar, pues lograron instalar un molino y envasadora con buena capacidad de recepción. Se trata de una marca muy conocida en Misiones, pero también en otras provincias como Chaco, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, entre otros. 

Héctor Dingler, titular de la entidad.

Este crecimiento vino acompañado de un gran desarrollo en toda la zona. “La cooperativa es una de las instituciones más importantes con que cuenta la zona centro de Misiones por la envergadura del movimiento que tiene, de los dos secaderos de yerba, el molino con la envasadora y la marca propia. Además tenemos un vivero forestal modelo que se constituyó en conjunto con la subsecretaria forestal y un financiamiento del Pisear. Hace cinco años que empezó a funcionar y hoy está produciendo plantines de yerba y más de 50 especies entre nativas maderables y frutales, que los productores intercalan en la yerba”, explicó Dingler.

Té de exportación

Sobre la producción de té, mencionó que se elabora en la entidad desde 2011. “Se arrancó con dos líneas, luego se incorporó una tercera y este año se suma una cuarta línea de secado que le dio también un impacto importante a la zona, porque contamos con mucha más capacidad para recibir brotes de los productores”, sostuvo.

Afirmó que esa nueva línea de té se hizo con un sistema de corte enzimático, en el que se puede intercalar y producir té verde.  “Recién estamos comenzando con el té verde, es una experiencia nueva y tenemos que empezar a buscar mercados. Seguramente irá de a poco, pero es lo que se viene, hay mucha demanda, es saludable y muchos consumidores le buscan”, adujo.

Sobre la historia del té en la cooperativa, el productor remarcó que se comenzó vendiendo en rama en 2011 a compradores locales. Se trabajó así hasta 2016, cuando se dio un vuelco a la industria y con la instalación de una tipificadora, la cooperativa comenzó a exportar por sí misma. “Cuando comenzamos con la cooperativa, pensábamos únicamente en la yerba para vender y darle mejor valor a nuestra producción. Al correr los años, nos dimos cuenta que gran parte de los socios también eran productores de té y había una necesidad de contar con un secadero para tener una salida en Dos de Mayo. Tomamos créditos y fuimos buscando los medios para construir”, contó.  Hoy se exporta el 90% de la producción, en bolsas a granel de 55 kg. El mayor comprador es Estados Unidos.

Polo industrial

La Yerbatera se convirtió poco a poco en un polo industrial de la zona. Regularmente cuenta con unos 100 empleados directos, cifra que se ve incrementada o disminuida según la temporada, pero nunca baja de los 90. Además, permite el trabajo indirecto de decenas de colonos.  “El año pasado en la última zafra yerbatera recibimos 21 millones de kilo de hoja verde. Y eso nos obligó a comenzar la construcción del nuevo secadero porque no estábamos dando abasto. La idea es probarlo este año en julio, agosto, estamos poniéndolo a punto. Sería el tercer secadero de yerba mate con el que contaremos", dijo. Y agregó: “La cooperativa puede recibir 280 mil kilos diarios de yerba. Con el nuevo secadero nos vamos a ir a casi 400 mil. Mientras que en té, tiene capacidad de procesar 80 toneladas diarias”, dijo.

“Hoy, el que viene a Dos de Mayo se impresiona por magnitud que tiene la cooperativa en los pocos años de existencia. La idea es seguir explotando la marca”. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias