¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Estar al día con las vacunas contra el COVID protege tanto a la embarazada como al bebé

Un estudio en Canadá reveló que la inmunización con vacunas de ARN mensajero reduce el riesgo de hospitalización durante la gestación y luego de los recién nacidos que se contagian
viernes 10 de febrero de 2023 | 10:45hs.
Estar al día con las vacunas contra el COVID protege tanto a la embarazada como al bebé
Estar al día con las vacunas contra el COVID protege tanto a la embarazada como al bebé

Una persona que cursa un embarazo tiene más probabilidades de enfermarse gravemente si contrae la infección por el coronavirus que causa el COVID-19. Tiene mayor riesgo de sufrir complicaciones y afectar a su bebé en gestación.

Investigadores científicos de Canadá aportaron más pruebas sobre los beneficios de la inmunización con vacunas de ARN mensajero contra el COVID durante el embarazo. Los bebés menores de 6 meses tienen menor riesgo de requerir internación si sus madres tienen las vacunas al día, incluyendo las dosis de refuerzo, según el estudio.

Los expertos que forman parte de la Red Provincial de Colaboración de la Red Canadiense de Investigación sobre Inmunización publicaron su estudio en la revista especializada The BMJ.

Encontraron que dos dosis de la vacuna de ARN mensaje contra el COVID durante el embarazo son muy eficaces contra la infección por la variante Delta y moderadamente eficaces contra Ómicron. Están relacionadas con un menor riesgo de ingreso hospitalario en lactantes menores de seis meses.

La protección contra la infección por Ómicron fue mayor cuando la madre recibió una segunda dosis de la vacuna en las últimas fases del embarazo y también fue mayor para los lactantes en sus primeras ocho semanas de vida. Recibir una tercera dosis de refuerzo durante el embarazo también reforzó la protección contra Ómicron.

Aunque la mayoría de los casos de COVID en lactantes son leves, las tasas de ingreso hospitalario y enfermedad grave han sido mayores en bebés que en niños mayores, especialmente durante el primer mes de vida o cuando la infección se complica por otras afecciones.

Las vacunas contra el COVID aún no están autorizadas para lactantes menores de seis meses. Pero hay indicios de que la vacunación durante el embarazo puede reducir el riesgo de infección e ingreso hospitalario de los lactantes, ya que los anticuerpos se transfieren a través de la placenta y la leche materna. Es un proceso que se conoce como inmunidad pasiva.

Para arrojar más luz sobre este tema, investigadores de Canadá se propusieron calcular la eficacia de la inmunización durante el embarazo y el ingreso hospitalario de los bebés. En el estudio participaron bebés menores de seis meses nacidos en Ontario entre el 7 de mayo de 2021 y el 31 de marzo de 2022. Se les realizaron pruebas por PCR para detectar la infección por el coronavirus entre el 7 de mayo de 2021 y el 5 de septiembre del año pasado.

Luego, los investigadores vincularon esa información con los datos sobre la vacunación de la madre con vacunas de ARN mensajero durante el embarazo (una, dos o tres dosis) o sin vacunar (ninguna dosis), y a los ingresos hospitalarios registrados relacionados con las variantes Delta y Ómicron en lactantes.

Se tuvieron en cuenta una serie de factores que podían influir, como la edad de la madre en el momento del parto, el número de embarazos anteriores, las afecciones previas al embarazo como diabetes, cardiopatías y asma, y el sexo del lactante.

En total, se incluyeron 8.809 lactantes en el análisis principal (99 casos con Delta frente a 4.365 controles negativos, y 1.501 casos con Ómicron frente a 4.847 controles).

Los resultados muestran que dos dosis de vacuna durante el embarazo fueron un 95% eficaces contra la infección por Delta en lactantes y un 97% eficaces contra el ingreso hospitalario de lactantes.

La eficacia de dos dosis contra la infección por Ómicron en lactantes (45%) y el ingreso hospitalario (53%) fue moderada. Pero mejoró con una tercera dosis durante el embarazo (73% y 80%, respectivamente).

En tanto, los investigadores encontraron que la eficacia de dos dosis contra la infección por Ómicron fue mayor cuando la segunda dosis se administró en el tercer trimestre del embarazo (53%) en comparación con el primero (47%) o el segundo (37%) trimestres.

La eficacia de dos dosis contra la infección por Ómicron disminuyó con el tiempo, pasando del 57% entre el nacimiento y las ocho semanas al 40% después de las 16 semanas.

Además de los 8.809 lactantes del análisis principal, 421 nacieron de madres que sólo recibieron la primera dosis de la vacuna durante el embarazo. Eso ofreció menos protección frente a la infección en lactantes que dos o tres dosis (81% frente a Delta y 30% frente a Ómicron).

Se trata de un estudio observacional. Por lo cual, lo que no puede establecer la causa y los investigadores no pueden descartar la posibilidad de que factores no medidos, como la lactancia materna, pudieran haber diferido entre los lactantes de madres vacunadas y no vacunadas, afectando potencialmente a sus resultados.

Sin embargo, utilizaron información detallada sobre los partos hospitalarios, el estado de vacunación de la madre y los resultados de las pruebas por PCR, y los hallazgos fueron similares tras los análisis posteriores. Todo sugiere que es probable que los resultados sean sólidos.

Los investigadores señalaron que las vacunas de ARN mensajero son muy eficaces para prevenir infecciones graves en mujeres embarazadas, que tienen un riesgo elevado de complicaciones por COVID en comparación con las que no están embarazadas.

“En este estudio, demostramos que la vacunación materna con COVID durante el embarazo podría tener un doble beneficio al conferir también protección a sus bebés”, concluyeron. Estos resultados coinciden con estudios anteriores de cuatro países diferentes y, por tanto, son tranquilizadores, afirman los investigadores en un editorial vinculado.

Sin embargo, señalan que en el panorama rápidamente cambiante del coronavirus, ni siquiera las conclusiones sólidas pueden ofrecer respuestas definitivas a muchas cuestiones prácticas.

Por eso, afirman que, aunque este estudio refuerza el valor de la vacunación materna contra el COVID durante el embarazo, “se necesitan más estudios para fundamentar mejor las recomendaciones de vacunación en un panorama cambiante de nuevas variantes del coronavirus y vacunas novedosas”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?