viernes 03 de febrero de 2023
Nubes 20.4ºc | Posadas

Carta de Sophia Loren a su enemiga íntima, Gina Lollobrigida

Tras el fallecimiento de Gina, la diva italiana dejó de lado la histórica rivalidad que mantenía con su colega desde el inicio de sus carreras y le dedicó un sentido texto

lunes 23 de enero de 2023 | 6:00hs.
Carta de Sophia Loren a su enemiga íntima, Gina Lollobrigida

El pasado lunes, murió a los 95 años una de las grandes divas del cine italiano, Gina Lollobrigida. Desde que se dio a conocer la noticia, su nombre se convirtió en tendencia en Twitter y destacadas personalidades de su país natal se volcaron a las redes para despedirla. Después de guardar silencio durante algunos días, Sophia Loren también le dedicó unas sentidas palabras.

Sus carreras corrieron por sendas paralelas, pero sus vidas también. Ambas se hicieron relativamente conocidas luego de participar en concursos de belleza. Lollobrigida se presentó, en 1947, a la elección de Miss Italia y quedó tercera, detrás de Lucia Bosè, la ganadora, y Gianna Maria Canale. Loren, a su vez, fue Princesa del Mar en 1949, Sirena del Adriático en 1950 y Señorita Elegancia en el certamen de Miss Italia de 1950, pero ya tenía experiencia aun antes de resultar vencedora: a los 15 años había concursado para convertirse en Miss Roma, y si bien quedó segunda, logró conquistar el corazón de uno de los miembros del jurado, el productor Carlo Ponti.

A pesar de ser 22 años mayor que ella, invitó a la adolescente a su despacho y allí nació la historia de amor que en su momento escandalizó a toda Italia.

La carrera de Lollobrigida despegó luego de aquel concurso: filmó varias películas como Pan, amor y fantasía, junto a Vittorio de Sica y Fangan la Tulipe, de Christian-Jacque. Su rival también trabajó con De Sica, y también con actores de la talla de Anthony Quinn y Marcello Mastroianni.

Las dos, además, desembarcaron en Hollywood con carácter de estrellas. Gina Lollobrigida debutó allí con La burla del diablo, a las órdenes de John Huston, con Humphrey Bogart y Jennifer Jones como compañeros de reparto. Le seguirían Trapecio, con Burt Lancaster y Tony Curtis; El jorobado de Notre-Dame, junto a Anthony Quinn; Salomón y la reina de Saba, con Yul Brynner.

Por su parte, entre los trabajos destacados de Loren se encuentran Orgullo y pasión, con Cary Grant y Frank Sinatra y Su pecado fue jugar, dirigida por George Cukor, Una condesa de Hong Kong, con Marlon Brando y A las órdenes de Charles Chaplin; Arabesque, junto a Gregory Peck; y Lady L, con Paul Newman.

En aquellos tiempos en los que las dos reinaban en el cine europeo y sus nombres eran conocidos en gran parte del planeta, era común que la prensa generara o fogoneara el enfrentamiento entre divas. Ellas no fueron la excepción, y mantuvieron el juego hasta último momento.

Lollobrigida, por ejemplo, aseguró en una entrevista concedida a sus 90 años: “Sin duda mantenemos una de las mayores rivalidades que se han dado en Italia, junto a la del ciclismo entre Fausto Coppi y Gino Barali, y la de la ópera entre María Callas y Renata Tebaldi. Pero yo no buscaba el enfrentamiento. Yo era la número uno.

Y agregó: “Lo conseguí gracias a mí misma, sin el apoyo de ningún productor”. Esta última aseveración no era casual, aludía, tácitamente, al apoyo que recibió Loren por parte del su marido, Carlo Ponti.

Loren ocasionalmente realizó declaraciones del mismo tenor, pero siempre dejó en claro que admiraba a su colega. Sin embargo, nunca dejó de hacer hincapié en la cantidad de premios —incluidos dos Oscar como mejor actriz y uno honorífico— que ella obtuvo y su colega no. “Fueron ella y sus publicistas los que empezaron esta rivalidad que duró cincuenta años. Fue bastante molesto, la verdad. Éramos muy diferentes y nuestros caminos profesionales también lo eran. Yo ante todo quería ser una artista, quería una carrera de gran nivel”, aseguró la actriz hace algún tiempo.

Tras el fallecimiento de Lollobrigida, los italianos estaban expectantes ante lo que diría su gran rival. Loren se tomó un tiempo para pensar bien sus palabras, e hizo llegar a los medios un comunicado.

“Estaba demasiado rota de dolor y no podía encontrar las palabras adecuadas. Querida Gina, tu cuerpo se ha extinguido, pero la luz de tu estrella seguirá brillando sobre nosotros y en nuestros corazones, para siempre”, expresa la actriz en el texto.

Y finaliza con un inequívoco: “¡Te quiero, Gina!”, con el que finalmente dejó atrás para siempre una rivalidad que parecía eterna.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias