miércoles 07 de diciembre de 2022
Muy nuboso 34.7ºc | Posadas

La plaga motiva una constante consulta a especialistas

Hormigas mineras: piden control constante para bajar población

Productores de diversas zonas padecen los frecuentes ataques. Se apuntó que es necesario hacer una correcta aplicación de hormiguicidas para erradicar nidos

lunes 03 de octubre de 2022 | 6:04hs.
Hormigas mineras: piden control constante para bajar población
Las hormigas mineras se destacan por su mayor tamaño.
Las hormigas mineras se destacan por su mayor tamaño.

El ataque de hormigas está siendo un problema creciente en algunas zonas de las provincia. Según productores y técnicos los ataques pueden ser virulentos dependiendo del control de cada zona y si no se hicieron aplicaciones de hormiguicidas en forma preventiva. Desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) de Montecarlo se alertó que actualmente se transita un período de reproducción de los insectos. Y por ello se deben realizar más controles sobre las poblaciones presentes en los terrenos propios y los linderos.

“El ataque de las hormigas cortadoras de hoja es un tema general, se da en casi toda la provincia y es una problemática que siempres estuvo pero que por ahí ahora estamos recibiendo cada vez más consultas de parte de los productores”, comentó Abel Scherf técnico de la estación del Inta de Montecarlo.

El profesional que actualmente está realizando una tesis doctoral sobre el ataque de las hormigas explicó que hay varios factores que inciden en la intensidad de los ataques.

“Las hormigas tienen ciclos largos de expansión, no se producen saltos expansivos de un año para el otro. Inciden factores como la existencia de lugares donde no se realizan controles, donde no hay cuidados y además está el uso inadecuado de algunos productos químicos. También incide la pérdida de biodiversidad, cuando se deja el suelo sin cobertura ahí se favorece mucho la nidación”, explicó.

Detalló que actualmente se está en un tiempo clave para la reproducción porque “justo en esta época hacen los vuelos nupciales, que es cuando la reina sale a reproducirse y se hacen nuevos nidos. Si hay suelos sin cobertura, las hormigas buscan esos lugares para formar sus nuevos nidos”.

Scherf recordó que entre las hormigas cortadoras que más daños hacen en la provincia se destaca la conocida como “hormiga minera”. Y resaltó que por las amplias excavaciones que realizan requieren de un control mucho más extenso.

“La hormiga que más daño hace es la minera, porque tiene nidos muchos más grandes. Y por ende produce mucha más cantidad de daño por nido. Las hormigas son más grandes, casi de dos centímetros y sus hormigueros pueden alcanzar hasta los 100 metros cuadrados. La llaman minera justamente por la cantidad de tierra que levanta”.

Control constante

Sobre el control de las hormigas en los terrenos, el investigador consideró que actualmente el veneno más efectivo es un químico granulado.

“Hoy lamentablemente las formas más efectivas de control son la aplicación de químicos. Y dentro de estas opciones las más efectivas por su costo-beneficio y por ser menos contaminantes son los cebos granulados. Son compuestos que atraen a las hormigas y estas los terminan llevando a sus nidos. Por medio de una intoxicación masiva se llega a afectar a la reina que es la única indispensable en un hormiguero”, relató el profesional.

En tanto advirtió “que el problema con los cebos es que se debe cuidar mucho su dosificación y manejo para que no se contamine con otros olores que puedan alertar a las hormigas. Si la cantidad aplicada no es la adecuada, puede ser insuficiente para afectar a un hormiguero y al poco tiempo las hormigas se recuperan en su población. Y con posterioridad el veneno ya no sirve porque es identificado como un peligro. Esto explicamos mucho en las capacitaciones para que haya un manejo adecuado de estos productos, para que no pierdan efectividad”, recordó.

Asesorarse sobre la aplicación

El profesional enfatizó que el mayor problema con la efectividad de los productos es el desconocimiento de la dosis a aplicar y el manejo del hormiguicida. “Lo más común es que el productor aplique de una forma inadecuada un producto o que el químico esté en mal estado. Entonces las hormigas pueden llevar una parte del producto pero no termina afectando a todo el hormiguero. Así, después de un tiempo las hormigas se recuperan y el veneno ya no sirve. Además el problema extra que se tiene es que no hay una gran variedad de químicos en los negocios para ir rotando en las aplicaciones. Esto hace que el productor se termine quedando sin alternativa para controlar a las hormigas”, relató.

El investigador del Inta recordó que además de los ataques de hormigas, en varios casos deben tenerse en cuenta que hay otros factores que inciden en la afectación de las plantas. Así se recordó que si hay déficit nutricional, falta de mantenimiento a plantaciones, las plantas terminan sufriendo mucho más la pérdida de sus hojas por parte de los insectos podadores.


Un difícil y desparejo combate

Heriberto Friedrich, productor yerbatero en Montecarlo, contó a El Territorio que el combate con las hormigas se volvió algo constante. Y lamentó que haya productores que no entiendan que el control de estos insectos debe hacerse siempre.   

“El problema sigue y vamos a tener que seguir controlando constantemente. Si todos estuviéramos con el mismo objetivo de hacer un mayor seguimiento, obviamente se podría mitigar un poco más el daño. Pero lamentablemente hay lotes, propiedades, donde no se hace el seguimiento. Y más en esta época donde se desparraman estos bichos. De ahora a noviembre seguro vamos a tener una invasión de nuevas familias de hormigas mineras”, comentó el productor.

Recordó que los insectos son muy inteligentes y hay que ser muy cuidadoso para la aplicación de los venenos. “Son muy inteligentes, a veces parecen más que los seres humanos. Si se le coloca un cebo, pueden llevar al nido pero al otro día lo sacan si sienten algo raro. Es complejo combatirlas y están proliferando mucho”.

Apuntó que las hormigas atacan plantaciones de todo tipo y así tampoco las plantas de yerba mate no escapan a su hambre. “En general prefieren las plantaciones forestales pero si no encuentran y hay yerba mate, atacan lo mismo, arrasan con lo que encuentran al paso”, comentó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias