¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Miranda denunció el año pasado al juez Casco

miércoles 07 de septiembre de 2022 | 6:03hs.

En septiembre del año pasado, la oficial Miranda y cuatro efectivos de la dependencia fueron detenidos por el titular del Juzgado de Instrucción de San Vicente, Gerardo Casco. Se trata de la misma dependencia que ahora deberá investigar el atentado a la pareja de policías.

Los hechos ocurrieron, justamente,  en el marco de un control de rutina sobre la ruta provincial 13. El hecho ocurrió el jueves 23 de septiembre, cerca de las 21, cuando la patrulla de la Segunda detuvo,  a la altura del kilómetro 48, un camión modelo Scania 340G transportando una carga de soja.

En esa instancia, los uniformados presentes en la ruta procedieron a realizar un control del rodado y de la documentación de la carga, por lo cual dieron aviso a la Agencia Tributaria Misiones (ATM).

Llamativamente, en esta instancia arribaron al lugar dos hombres que se presentaron como dueños de la carga, quienes aparentemente cuestionaron el procedimiento. Fueron ellos, declararon luego los uniformados, quienes llamaron al juez de la localidad.

Los efectivos de la Policía de Misiones entonces empezaron a filmar toda la secuencia y esos videos luego se viralizaron. Denunciaron que su trabajo era pisoteado por los sojeros y que estaban siendo amenazados. Finalmente la respuesta de ATM llegó y se informó que no había ninguna irregularidad, por lo que el camión fue liberado por los efectivos.

Sin embargo, nada quedó en eso. Al lugar arribó el magistrado Casco, quien anteriormente y, por vía telefónica, habría consultado con las autoridades de la Unidad Regional VIII si existían directivas para realizar el control sobre la ruta provincial 13.

El juez exigió la presencia en la escena de una autoridad de la Unidad Regional y personal de la Brigada de Investigaciones. A ese llamado acudió el entonces subjefe, el inspector Bruno Duarte, a quien le ordenó que los cuatro efectivos que estaban haciendo el control sean detenidos y que se les saque sus armas reglamentarias.

La medida también alcanzó entonces a la oficial auxiliar Eugenia Miranda como jefa de la comisaría y superior de los uniformados.

“A tu segundo le está faltando un golpecito de horno, me parece che. Le dije que proceda a la retención de acuerdo al código de procedimiento del personal actuante y la jefa de comisaría y le saque las armas. Y pasó una hora y no procedió a cumplimentar la orden dada.  Es más, le dije que si era necesario llamar a GNA, iba a llamar”, habría dicho Casco en un audio atribuido a él horas más tarde, luego de que Duarte se negara a acatar la orden.

De todas formas los efectivos estuvieron varias horas demorados en la Comisaría Primera hasta que la orden se quedó “sin efecto”. Se recomendó a los dos supuestos empresarios realizar la correspondiente denuncia, pero en la presentación no expresan nada fuera de los normal.

Entonces la Policía de Misiones desestimó abrir un sumario interno o imponer sanciones contra los efectivos. No obstante, los uniformados presentaron un pedido de jury por abuso de poder y maltrato ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de Misiones.

En la presentación de 14 fojas se adjuntaron distintas documentaciones, entre soportes fílmicos, audios y chats de WhatsApp que -según los uniformados- son de suma importancia para el aval de la presentación.

Se hizo referencia al “incorrecto y abusivo uso de sus atribuciones y poder (en relación al juez Casco), como así su maltrato permanente”.

También apuntaron “el abuso de autoridad y configurativos de violencia y/o maltrato en sus distintas formas y de los que resultaron víctimas directas auxiliares de la administración de justicia”.

Según dijeron fuentes judiciales ayer, el proceso aún está en trámite. En la víspera se planteó la posibilidad de que por este antecedente el juez Casco podría tomar la decisión de apartarse del proceso, aunque es algo que debería analizarse y sobre lo cual ayer no había novedades ni precisiones.


Ataque a policías en Alba Posse

En un allanamiento realizado el lunes a la tarde, a raíz de un ataque contra efectivos de la comisaría de Alba Posse ocurrido esa madrugada, en una vivienda de esa localidad secuestraron 8 municiones calibre 22, un rifle 22 automático y una escopeta 12/70 que estarían relacionadas al hecho. El tiroteo sucedió cerca de las 4 de la madrugada cuando efectivos de la mencionada dependencia realizaban recorridos de prevención y visualizaron a un motociclista a bordo de una Honda 150cc que, al notar la presencia de los agentes, abandonó el rodado y efectuó disparos al momento que se adentraba a una zona de montes en dirección a la costa del río Uruguay, según consignaron fuentes policiales. En base a investigaciones, lograron identificar al hombre del cual constataron el domicilio. Por orden del Juzgado de Instrucción Uno de Oberá, uniformados de distintas dependencias procedieron al operativo en la vivienda, ubicada en cercanía a la ruta costera 2, donde hallaron y secuestraron las municiones y las armas.  El personal de la Policía Científica realizó los peritajes y los elementos fueron puestos a disposición de la Justicia.

 

Balean la casa y le prenden fuego al auto de jefa de comisaría

¿Que opinión tenés sobre esta nota?