lunes 03 de octubre de 2022
Cielo claro 13.7ºc | Posadas

Micol Ortas, a La Voz Uruguay

Alzar vuelo y llegar a más oídos

La música tiene un casting en Montevideo para ser parte del certamen y vive la experiencia desde un profesionalismo consolidado a fuerza de trabajo

domingo 28 de agosto de 2022 | 10:10hs.
Alzar vuelo  y llegar a  más oídos

Crear es una condición humana tan inalienable como mística. Una experiencia artística tiene connotaciones espirituales y filosóficas que trascienden por la potencia de admirar una creación única e irrepetible.

Micol Ortas entiende que hoy ese trabajo de creador, el ser artista sigue siendo un sacrificio a todo pulmón, a toda máquina, pero aparece fuera del sistema, y por ende requiere no solo de muchísimo empeño sino de un gran trabajo de autodisciplina y también audacia.

‘‘Da un pequeño paso en dirección a un sueño y mira cómo se abren las puertas de la sincronía. Ver después de todo es creer’’, refleja Julia Cameron en El camino del artista, guía infalible para Ortas.

Ahora el salto para Micol es cruzar el charco del Plata para llegar a Montevideo y ser parte de una instancia más en la selección de cantantes para La Voz Uruguay.

Allí llegó averiguando sobre audiciones, y tras ser seleccionada en la etapa de videos, ahora tiene un casting presencial que define su participación en el programa televisivo, sin fecha confirmada de emisión.

La idea es aprovechar esta oportunidad como para tener un envión en la carrera que cuidadosamente apuntala desde hace años. Por eso, el proyecto la encuentra desde un lugar de madurez que le permite exprimirlo al máximo.

‘‘Es un sueño sí llegar al programa, pero yo ya estoy en mi sueño desde antes de estar ahí. Estoy viviendo profesionalmente como cantante desde antes de inscribirme, pero esto es un salto hacia adelante para mi carrera de pasar a un nivel más popular, si se quiere, internacional y ojalá sea así. Lo voy a vivir de manera tanto emotiva y alegre como también inteligente y desde la idea de que voy para hacer crecer mi proyecto’’, entendió la artista, que se define como emprendedora y que además de cantar, lleva adelante el marketing, moviliza la banda, consigue fechas, mueve contactos y más. ‘‘Estoy grabando mis canciones por singles, porque es lo que me da el presupuesto, Me hice mi estudio de grabación, o sea, todo lo hago sola. Son años de sacrificio y de entender cómo funciona el mercado’’, marcó.

Llegar a la TV uruguaya le permitirá además de una mayor visibilidad, la chance de codearse con pares ya consagrados como Agustín Casanova, Lucas Sugo, Valeria Lynch y Rubén Rada que forman el jurado y Natalia Oreiro que oficia como conductora.

Sin embargo, a pesar de ser una experiencia sin igual, Ortas planteó que embarcarse en este desafío ‘‘no es una decisión fácil para nadie porque tenés que tener todo una logística, dejar a tu familia, a tu trabajo, tus cosas’’.

En esa línea, dentro de lo arriesgado, Micol tiene a favor que, como su padre es oriundo de Montevideo, locación y familiaridad le están aseguradas. Con abuela, tíos y muchos parientes instalados en la ciudad uruguaya, es asidua visitante.

Asimismo, desde Misiones, su mamá, sus amigos, su ex -el padre de sus hijas- e incluso esa familia política la acompañan incondicionalmente en esta decisión de viajar.

“Estoy viviendo mucha abundancia, me siento muy bendecida porque tengo el apoyo absolutamente de toda mi familia’’, reflejó Micol al aclarar que la logística la definirá paso a paso, acorde al resultado del casting del jueves y los requerimientos de participación en el certamen.

‘‘Toda mi gente alrededor mío confía en mí y apuesta en mi sueño no sólo porque me aman o me ven feliz y quieren lo mejor para mí, sino porque saben que yo sé hacia dónde voy, que estoy trabajando duro por esto. Que no es un capricho, saben que es un sueño que conlleva mucho sacrificio’’, sumó entendiendo que no todos los artistas tienen esta gracia.

Es que no basta el talento, la convicción, autogestión y el impulso constante son claves para crecer en toda profesión y pareciera que las artísticas aún más. Al ser consciente de que al arte no se lo considera una tarea formal, Micol sostiene que requiere una constancia y disciplina, muchas veces agotadora.

‘‘Yo cuando digo este es mi objetivo es porque es un objetivo que ya lo había planteado anteriormente. No es sólo una experiencia que quiero vivir, sino que el hecho de querer componer y grabar y que mi música se escuche en el mundo así como las artistas a las cuales admiro, es mi objetivo y mi sueño. No significa que sea un el sueño de todas las personas’’, declaró sosteniendo que esta oportunidad puede significar una catapulta en su carrera, pero que no define el éxito de ella, porque el éxito depende de trabajarla en el día a día.

‘‘No puedo dormirme, tengo que seguir creciendo y trabajando duro en mis objetivos’’, clamó, convencida.

Para Micol, acorde a la visión de Cameron, el arte está ligado a lo espiritual. La creación es el resultado del trabajo y de la inspiración, que tiene una condición un tanto más abstracta. Algo así como que un hit se busca, pero tiene que tener alma para cobrar sentido.

‘‘Tiene que ver con una atención plena hacia el interior, hacia el crecimiento y la evolución de uno como persona. El arte da una mirada al mundo desde los detalles, es como ver la realidad de una manera holística. Pero poder pintar de colores el mundo, digamos, tiene una parte de realidad porque ese mundo holístico es tan real como el material’’, retrató.

Con la claridad del profesionalismo y el camino recorrido, la también mamá a tiempo completo parte hoy hacia Uruguay no simplemente como una joven soñadora. Objetivos claros y la confianza del entorno para explotar su talento, seguramente potenciarán de mil maneras su paso por el vecino país, ya sea que arranque una escalada popular internacional o que la recompensa esté más allá, en la insistencia del trabajo cotidiano desde la Tierra Colorada.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias