viernes 07 de octubre de 2022
Cielo claro 12.7ºc | Posadas

Desde Comercio buscan frenar subas

Para Nación, la inflación es el principal problema a resolver

En la administración nacional confían en desacelerarla desde septiembre. No hay similar optimismo en el sector privado

sábado 13 de agosto de 2022 | 6:04hs.
Para Nación, la inflación es el principal problema a resolver
Llenar el changuito cuesta cada día más por las subas de precios. Foto: Marcelo Rodríguez
Llenar el changuito cuesta cada día más por las subas de precios. Foto: Marcelo Rodríguez

La inflación de julio último fue del 7,4%, el valor más alto desde abril de 2002, cuando alcanzó el 10,4%. “Nosotros desde el momento en que asumió (Sergio) Massa -como ministro de Economía- planteamos que el principal problema que tiene Argentina es la inflación”, dijo ayer el secretario de Comercio, Matías Tombolini. Como se indicó en la víspera el incremento interanual de precios llegó al 71%, nivel que no se alcanzaba en la Argentina desde enero de 1992 (76%).

“Estamos muy impresionados por esta noticia, pero era algo predecible y previsible. El año pasado el Gobierno Nacional había puesto en el presupuesto una estimación de la inflación del 30% para todo el año y ya estamos en 70 y creciendo”, observó Gerardo Alonso Schwarz, secretario y Economista jefe del IERAL (Instituto de Estudios de la Realidad Argentina y Latinoamericana) en dialogó con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva.

La pregunta que se impone es cómo bajar estos índices. Por un lado, Schwarz recordó ayer que “a principio de año cuando se habló del combate a la inflación, eso era cuando estábamos en 50 puntos porcentuales de inflación y ahora estamos casi un 50% adicional a eso y las proyecciones que no nos muestran es que si bien este mes de julio tuvimos una inflación del 7,4% en agosto se mantendrá esta tendencia”. El economista además agregó que, si se proyecta un 7% de acá hasta fin de año, en los pocos meses que faltan para llegar a fin de año, se superará el 100% de inflación anual.

Aldo Abram, director de la Fundación Libertad y Progreso, consideró que en agosto la escalada inflacionaria "se va a tranquilizar un poco", pero pronosticó que seguirá alta, en torno al 6%, porcentaje que, a su criterio, podría ser similar en septiembre.

Con estos niveles, el economista anticipó a la agencia de noticias NA que la inflación de 2022 va a cerrar por encima del 90%.

Intentando evitar que ello suceda y respecto a la evolución de los precios, Tombolini destacó dos puntos centrales donde espera tener novedades en el corto plazo. En primer lugar, sobre la implementación de algunos fideicomisos para regular precios por sectores. Y, puntualmente, sobre el que está operando sobre el trigo para subsidiar el precio de la harina.

Explicó que son mecanismos que funcionan redireccionando parte de la renta del país. Por ejemplo, en la harina, dos puntos de las retenciones que se aumentaron sobre el aceite y la harina de soja financian a los molinos, que reciben un diferencial de Gobierno que les permite cubrir la brecha entre el precio pagado por el panadero y el de marcado que tiene por el valor internacional. “Hay que ver por qué si se financia la harina no se ve reflejado en el precio del pan. No están todos los molinos en el fideicomiso. En los próximos 30 días esperamos tener cubierto más del 60% de la producción. Pero también vamos a juntarnos con los panaderos. Vamos a pensar cómo los ayudamos para que el precio del pan refleje el precio especial de la harina”, dijo.

Sostuvo que “julio y agosto son meses difíciles” respecto al tema inflacionario y para poder revertir apuntó: “Nosotros estamos tomando medidas para desacelerar la inflación y empiece a bajar en septiembre”.

 

El mercado cambiario logró cierta tranquilidad pero el blue sigue alto

Sobre el final de la semana para el mercado cambiario, el dólar blue bajó dos pesos y cotizó a $295.

De esta manera, la brecha entre el tipo de cambio oficial y el que se compra en las cuevas se posiciona en el 110% promedio.

En lo que va de este mes, el dólar blue quedó 1 peso por debajo del cierre de julio, mes que tuvo una suba mensual de 24,3%.

A su vez, el incremento anual vuelve a subir hasta los $87, es decir, un 41,8% en lo que va de 2022.

Tras un julio caótico que movió al dólar blue hasta su récord histórico de $338, con semanas de subidas y bajas estrepitosas, finalmente, el billete informal parece haber alcanzado una cierta calma con subas de uno o dos pesos diarios.

El dólar mayorista que se vende a través del Mercado Único y Libre de Cambio cerró a 134,59 por unidad, 32 centavos arriba del cierre del jueves. En consecuencia, se mantiene como el dólar más barato del mercado, aunque no es accesible para los pequeños ahorristas.

En tanto el tipo de cambio mayorista subió $1,70, la mayor corrección semanal desde la que finalizó el 25 de octubre de 2019.

Por su parte, el dólar sin impuestos en el Banco Nación cotizó en $141 para la venta. Mientras que según el promedio que realiza el Banco Central, el dólar minorista cerró en 141,50 pesos, 526 centavos sobre el cierre anterior.

Y, en promedio el dólar ahorro, que se compra en los bancos con el recargo de 30% de Impuesto País y el 35% a cuenta de Ganancias, cotizó a $233,48.

Así, el dólar solidario, es decir, tras la devolución por Ganancias, quedó en $183,95.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias