miércoles 29 de junio de 2022
Algo de nubes 9ºc | Posadas

El engaño fue concretado el último martes en Posadas, vía telefónica

Docente denunció ante la Justicia que fue estafado en $750.000

Julián K. (29) puso en venta un celular, un supuesto comprador se comunicó y a través de un aceitado modus operandi apeló a su buena fe para robarle datos

lunes 16 de mayo de 2022 | 6:05hs.
Docente denunció ante la Justicia que fue estafado en $750.000
Las investigaciones quedaron a cargo del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas. Foto: Archivo
Las investigaciones quedaron a cargo del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas. Foto: Archivo

Un docente radicado en Garupá denunció haber sido estafado por un supuesto comprador de un celular a través de un modus operandi que apeló a su buena fe. De acuerdo a su testimonio, la entidad bancaria donde tiene su cuenta no respondió con la rapidez necesaria para terminar con el movimiento virtual de dinero de préstamos y transferencias realizadas a su nombre. Y según el damnificado, los préstamos que solicitaron a su nombre suman alrededor de 750.000 pesos.

En conversación telefónica con El Territorio, Julián K. (29) comentó que todo se inició a partir de la venta de un celular que él había publicado en Marketplace, el sitio de ventas de la red social Facebook.

Según el entrevistado, un hombre llamado Miguel N. le escribió por esa red y le solicitó un número de teléfono para comunicarse. Minutos después recibió una llamada desde un número privado y el supuesto comprador le ofreció pagarle una parte en efectivo y 20.000 pesos por transferencia bancaria. En relación a esto último, Miguel N. le solicitó el número de su CBU (Clave Bancaria Uniforme) para realizar la transacción.

Luego de unos minutos, el supuesto comprador le envió por WhatsApp un comprobante de transferencia, pero de una suma mucho mayor a la acordada. El archivo era de una entidad bancaria brasileña que demostraba el movimiento de un monto de 200.000 pesos transferidos a la cuenta del docente.

“Me vuelve a llamar y estaba desesperado, estaba en llanto y me pedía por favor que le devuelva el dinero que me envió por error”, aseguró el joven. “Por favor, Julian necesito confiar en vos”, reza un audio que compartió el damnificado a este matutino. Allí se oye la voz entrecortada de un hombre desesperado.

Ante esta situación, según comentó el entrevistado, tranquilizó al hombre, le dijo que colaboraría con la devolución del dinero y escuchó atentamente los pasos a seguir.

“Me volvió a llamar diciendo que se comunicó con su banco y anularían la transferencia y que mi banco se comunicaría para acceder a la transferencia. Simultáneamante me llama mi banco validando la información y solicitando que ingrese a mi homebanking para verificar si estaba la plata. En este mismo momento me llegan tres códigos al teléfono por mensaje de texto diciéndome que saqué tres prestamos”, aseguró Julian.

En la llamada, un supuesto representante de la entidad bancaria donde cobra sus haberes tenía sus datos personales y datos del homebanking, motivo por el cual confió en la veracidad del llamado.

Sin embargo. Julian le comentó que el monto supuestamente transferido no se encontraba en su cuenta, por lo que el empleado aseguró que tardaría en aparecer, pero que se podía verificar en el sistema.

Segundos más tarde, recibió el dinero de los préstamos que según el operador bancario sería la forma que aparecería el dinero transferido por Miguel N.

Tras pocos minutos, Julián observó que habían transferido casi 150.000 pesos a otra cuenta.

Ante estos movimientos extraños, el joven se acercó a la sede central de su banco en el centro de Posadas y allí, por las características de las operaciones, le dijeron que estaba siendo víctima de una estafa.

En este contexto, el damnificado solicitó en sede bancaria el inmediato bloqueo de sus cuentas, pero, según su testimonio, no lo hicieron en ese momento y el empleado que lo atendió negó que los préstamos hayan sido solicitados en esa entidad.

“El señor del banco me mintió”, aseveró el muchacho y agregó: “Como no cerraron mis cuentas en ese momento, les dieron a los estafadores más de 24 horas para seguir operando. Tengo miedo de que me depositen el sueldo y me descuenten los préstamos por débito automático”.

“Desde el banco me dijeron que me podrían dar respuestas en siete o diez días. Yo ya hice la denuncia penal en la fiscalía de turno y espero prontas respuestas, porque es una barbaridad que en 40 minutos, sin ninguna firma, se puedan hacer todos esos movimientos”.

Asimismo, comentó que realizó las denuncias en sede policial y en el Juzgado de Instrucción Siete. “Quiero que esto se sepa para que la gente tenga cuidado y si el banco no me da respuestas me voy a encadenar enfrente”, finalizó.

 

Engañada con un supuesto corralito

A fines de abril pasado, una anciana de 74 años había sido estafada por 2 millones de pesos en Posadas a través de un llamado al teléfono fijo de un supuesto familiar que le anunciaba un nuevo corralito bancario.

La persona que se hizo pasar por su hermana le preguntó cuánto dinero tenía en su casa, la anciana aseguró que tenía guardados dólares y pesos.

Luego de obtener esta información, la estafadora le aseguró que un hombre de confianza iría a su domicilio para que ella entregara sus objetos de valor.

El hombre llegó puntual, retiró el dinero y algunas joyas de oro. Posteriormente, la mujer desconfió y decidió llamar a su hermana, pero la estafa ya estaba concretada.

El pasado martes, tras intensas averiguaciones relacionadas a un vehículo registrado en filmaciones y utilizado por el sospechoso, un hombre identificado como Esteban M. (39) fue detenido y puesto a disposición de la Justicia.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias