viernes 20 de mayo de 2022
Bruma 9ºc | Posadas

Misionero acusado de violación y muerte de su beba fue preso en Brasil

El acusado es oriundo de Pozo Azul y tiene 19 años. La llevó al vecino país, junto a la madre de la niña, de 15 años, para tratar de evitar ser responsabilizados

lunes 02 de mayo de 2022 | 4:00hs.
Misionero acusado de violación y muerte de su beba fue preso en Brasil
La muerte ocurrió en el hospital de Dionisio Cerqueira
La muerte ocurrió en el hospital de Dionisio Cerqueira

Un joven de 19 años, oriundo de Pozo Azul, fue detenido en Brasil acusado por violación y muerte de su beba de cuatro meses de edad. La pequeña falleció en un hospital del vecino país, adonde había sido llevada por sus padres para evitar ser responsabilizados en suelo misionero.

Según detallaron medios del vecino país, como el sitio Jornal da Fronteira, el infierno de la pequeña se descubrió el sábado por la noche en Dionisio Cerqueira. El detenido, la madre de la pequeña de 15 años y su abuela la llevaron en primera instancia a una farmacia, pero allí se determinó el traslado al centro de salud.

La pequeña llegó con vida al nosocomio y fue atendida allí por profesionales médicos, pero falleció a causa de una insuficiencia respiratoria. Los padres expresaron que no sabían el origen de su estado de salud y que habían estado todo el tiempo con ella, pero en los exámenes de rigor se detectaron graves lesiones compatibles con abusos sexuales.

Una vez que se dio intervención a los efectivos de la Policía Civil y Militar, la joven menor de edad expresó que descubrió los abusos el jueves pero no pudo decir nada ni hacer la denuncia debido a que estaba amenazada de muerte por parte de su pareja.

El revelador y crudo testimonio siguió y la adolescente expresó que el sábado notó que su hija estaba con sangrado y fue por eso que se trasladaron casi 70 kilómetros a Brasil para buscar atención. Confesó que no quisieron ir a un centro médico en Misiones porque sabían que podían ser detenidos, pensando que en el extranjero no iba a ocurrir nada.

Sin embargo, el joven terminó detenido y se le incautaron prendas de vestir y se le tomaron muestras genéticas que serán cotejadas por los investigadores.

Sobre la adolescente y su abuela, ayer no había precisiones, pero fuentes consultadas por este medio expresaron que no estaban detenidas. Se presume que, en el caso de la madre, por su edad. Sobre la abuela, se cree que también estaba amenazada o que no sabía lo ocurrido.

Las autoridades de la Policía de Misiones, mediante oficiales de enlace de la Unidad Regional XII, fueron notificadas por sus pares brasileños sobre lo sucedido. Se les informó sobre la investigación por muerte dudosa de la menor, aunque aún no hay notificaciones ni pedidos formales.

Lucas Almeida, delegado de la Policía Civil, al frente del caso, confirmó los sucesos al citado medio y declaró que durante toda su carrera nunca había vivido un crimen tan terrible. Señaló incluso que los implicados no mostraron ningún tipo de conmoción ante la tragedia.

“Llamó la atención el desprecio, que fue notado por los policías militares. Parecía que ellos no tenían sentimientos. Cuando les informaron sobre la muerte de la criatura, ninguno de ellos esbozó una reacción e incluso les vieron hablando y riéndose entre ellos fuera del hospital”, puntualizó.

Expresó que eso generó dudas y suspicacias en los investigadores, quienes ya habían notado que su relato tenía muchas inconsistencias.

Las declaraciones del funcionario brasileños son difíciles de asimilar: “Hasta en la comisaría mantuvieron el relato de que no sabían nada, pero en una conversación más franca con la madre de la criatura, ella dijo que había notado la violación el día 28 y que escuchaba llantos y gritos de la criatura. Y el día 30 hubo una violación cuando se fue a bañar”.

Almeida expresó que el hombre deberá responder por el delito de “violación de vulnerable con resultado de muerte”, que prevé una pena de 30 años de prisión en caso de ser considerado culpable.

Antecedente

El caso de la pequeña, aunque los causales y formas son distintos, recordó al asesinato de Alex Figueredo (3), oriundo de Eldorado y también fallecido en Dionisio Cerqueira. El niño murió a causa de las golpizas.

Por el hecho, en diciembre del año pasado fueron condenados Fernanda Fidelina Vázquez (24), madre de la víctima, quien recibió la pena de 34 años, y su padrastro, Paulo Hernán Álvez (25), a quien condenaron a 37 años y dos meses.

El cumplimiento de la pena es de régimen cerrado, por lo que los imputados tendrán que cumplirla en su totalidad.

Álvez llegó al juicio detenido, mientras que Vázquez estaba prófuga de una cárcel tras escaparse en octubre de 2021.La Policía de Misiones la atrapó en Eldorado el 9 de febrero último.

El fallecimiento del menor fue certificado el 5 de abril de 2020 en el hospital y la primera versión aportada por su madre fue que su hijo se había golpeado durante una caída accidental.

La autopsia reveló que tenía una grave hemorragia, con el hígado y un riñón severamente afectados por lesiones de vieja data. El niño vivía en Brasil con su mamá y la pareja de ésta, quienes terminaron confesando que lo golpeaban cuando lloraba. Dijeron que algunas veces se “les fue la mano”.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias