jueves 18 de agosto de 2022
Muy nuboso 12.7ºc | Posadas

Imán Kaumann Madelaire en las pasarelas más importantes del mundo

La modelo más famosa del momento tiene cuna misionera

La joven también les dedica tiempo a la música y la pintura. Habló de su participación en la Fashion Week, en París, y otras importantes experiencias

jueves 03 de febrero de 2022 | 2:00hs.
La modelo más famosa del momento tiene cuna misionera

Es una de las modelos más buscadas por la industria de la moda mundial. También es cantante y trabaja en su primer disco que se conocerá a mediados de este año. Además pinta, borda, baila, toca el piano y la guitarra. Sin dudas el arte corre por las venas de Imán Kaumann, hija de la artista posadeña Miuki Madelaire y el músico David Kaumann.

Imán se mueve sobre las pasarelas de las capitales mundiales de la moda como pez en el agua. Su agenda incluye desfiles, castings, sesiones de fotos y entrevistas en París, Nueva York, Milán y Londres, a donde viaja contratada para presentar diseños exclusivos de marcas como Luois Vuitton, Valentino, Prada, Dries Van Noten y Miu Miu.

No es fácil organizar una agenda así a los 21 años, pero Imán se refiere a este trajín como parte de su vida desde los primeros recuerdos de su infancia.

“Creo que aprendí a jugar que era modelo desde que empecé a caminar, porque crecí entre los diseños de ropa de mi mamá, siempre con purpurina, plumas y muchos colores, por eso para mí una pasarela es un lugar de juego creativo donde cada persona muestra todo el potencial que tenemos dentro”, explicó Imán en diálogo con El Territorio desde París.

Llegó hace un mes a la capital francesa para ser parte de la nueva campaña de promoción de la marca Dries Van Noten con la nueva colección de ropa andrógina que es la que tradicionalmente se conoce como ropa unisex, que significa que se amolda tanto para cuerpo de hombres como de mujeres.

“Se trata de diseños que se puede poner cualquier persona porque la idea es salir de la regla de ropa para hombres o ropa para mujeres. Fue una experiencia muy interesante porque se trata de tendencias que buscan romper moldes. La idea es que la ropa nos guste y nos haga sentir libres de prejuicios”, explicó Imán.

Hace unos días también fue una de las modelos encargadas de hacer la apertura de la semana de la moda en París, más conocida por su titulo en ingles ‘Fashion Week París’, el evento que congrega a los diseñadores más reconocidos del mundo que muestran sus últimas creaciones que marcan las tendencias de moda que se irradia hacia todo el mundo.

“En los Fashion Weeek hay como dos momentos, uno el de los desfiles de alta costura, que son piezas exclusivas, y luego otro con la ropa más comercial que se fabrica en serie y que  luego se vende”, explicó a modo de síntesis de cómo funciona la actividad en esas pasarelas icónicas del mundo de la moda.

“Esta vez tuve el honor de lucir diseños de alta costura de Elsa Schiaparelli, que es una de mis favoritas. Fue pura emoción ese instante porque se trata de diseños únicos En lo personal lo siento como si me estuviesen vistiendo con una obra de arte que tengo que mostrar”.

A Imán le entusiasma la idea de mezclar el arte con la moda. “Siempre que veía a mi mamá haciendo sus trajes, veía a una artista. Por eso cuando tengo que modelar este tipo de ropa de alta costura me siento parte de esa obra de arte. Es al mismo tiempo una responsabilidad inmensa y un placer que me deja repleta de felicidad. Amo hacerlo y disfruto ese momento como parte de lo más lindo de mi trabajo”, explicó la modelo.

Seguidamente contó que toda la colección presentada por Schaparelli en París “fueron verdaderas esculturas surrealistas, como corsés de metales que simulaban a los planetas del sistema solar o carteras con forma de cabezas. A mí me fascinan esos desfiles porque sinceramente es sentirte dentro de un museo donde las piezas cobran movimiento en los cuerpos de las modelos. Es realmente fabuloso”.

Dos minutos sobre la pasarela

Este año la semana de la moda se está desarrollando en la zona del Carrousel del Louvre. En ediciones anteriores se hizo en lugares como  el Museo Rodin, los alrededores de la  Torre Eiffel, la plaza del Trocadero o el palacio Ópera Garnier de París.

“Son momentos únicos en lugares históricos en los que todo es maravilloso. Una pasada de desfile puede durar dos minutos, pero hay mucha gente trabajando tanto tiempo antes para que todo salga bien, que cuando llega ese momento de la pasada hay que estar con los pies bien en la tierra y la cabeza lo más atenta posible para disfrutarlo”, señaló.

Para llegar a esas pasarelas, Imán tiene la rutina constante de viajar por el mundo para presentarse a los castings donde se eligen las modelos.

“Se trata de presentarte con tu mejor versión para que se acuerden de vos por algo especial. Sólo hay unos pocos minutos para comunicarte en una breve pasada por qué sos la indicada para lucir esa ropa. A veces te eligen y otras no”, explica con voz pausada y tranquila.

El lado musical

“Yo crecí en una familia donde había música desde que me despertaba hasta que me dormía. Desde muy chica empecé a estudiar piano y también tomé clases de canto y de jazz. Ahora estoy componiendo para mi primer disco que está por salir a mediados de este año”, explicó Imán.

Luego contó que es admiradora de la música de Ramón Ayala porque describe con mucha belleza a la cultura misionera. “Amo la poesía de sus letras porque tienen la capacidad de contarte cómo es esa bella provincia a la que visité desde pequeña porque allí tengo parte de mi familia y porque mi mamá dice que yo a pesar de haber nacido en Buenos Aires, soy también hija de útero de tierra roja”, contó entre risas la modelo que viaja cada vez que puede a distintos lugares de Misiones.

Con respecto a la organización de sus tiempos para poder cumplir con los compromisos en los desfiles y también con todo lo referido a la producción de su primer disco, Imán contó que “en general los tiempos de desfile en Europa tienen muchos picos de trabajo en los que estas a full corriendo de un lado para el otro, pero también muchos espacios intermedios de descanso y de soledad que yo generalmente los ocupo haciendo música”.

“En mi bolso de viaje hay siempre algún instrumento musical. Son parte de mi vida. Y mientras pueda subirlos conmigo a un avión, los llevo a todas partes. Obvio se me complica con el piano”, dijo entre risas.

Pero para placer de Imán, la tecnología puede concentrar en una notebook gran cantidad de producciones musicales. “Aprendí a producir música con la compu, así que compongo canciones nuevas en cada viaje y cuando vuelvo a Buenos Aires hago la producción y de esa manera voy acomodando mis tiempos para todo lo que me gusta hacer, que todo está muy relacionado con el arte. Disfruto mucho con la música, con los bordados, con el canto y también obvio con los desfiles” señaló.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias