viernes 28 de enero de 2022
Algo de nubes 25ºc | Posadas

Los niños residían con la madre y el padrastro en Moreno, Buenos Aires

Tiene cáncer y rescató a 2 nietos que eran víctimas de abuso y maltrato

“Los chicos están muy afectados. Cuentan que el padrastro era un delincuente”, comentó José Alegre. Los chicos tienen 10 y 9 años y no saben leer ni escribir

domingo 09 de enero de 2022 | 6:05hs.
Tiene cáncer y rescató a 2 nietos que eran víctimas de abuso y maltrato
Alegre exhibió las denuncias hechas en Moreno, Buenos Aires.
Alegre exhibió las denuncias hechas en Moreno, Buenos Aires.

De origen muy humilde, desde pequeño José Alegre (61) se ganó el pan con el sudor de su frente, salió adelante y crió a sus hijos. Años atrás le diagnosticaron cáncer de próstata, enfermedad con la que viene batallando no sin altibajos.

Pero como si esto fuera poco, el destino le deparó otro desafío que afrontó con enorme responsabilidad, ya que se trata de sus propios nietos, dos varones de 10 y 9 años que padecieron un calvario a manos de su madre y su padrastro.

Los menores residían en la ciudad de Moreno, provincia de Buenos Aires, donde en primera instancia fueron rescatados y asistidos por una vecina que denunció a la progenitora y a su concubino por presunto abuso sexual y maltrato en perjuicio de los chicos.

Tras la denuncia, los acusados abandonaron la casa donde residían y los varones quedaron en resguardo de la misma vecina que alertó a las autoridades.

Notificado al respecto, el padre de los menores viajó hasta Moreno y los llevó con él a la localidad de Casilda, provincia de Santa Fe, donde reside. Luego el abuelo los trajo consigo a Oberá.

“Mi hijo no tiene medios, trabaja y está todo el día afuera de la casa, por lo que tampoco puede hacerse cargo de los nenes. Entonces los traje a vivir con mi señora y conmigo. Los pobrecitos sufrieron mucho y necesitan tranquilidad y atención”, señaló Alegre.

Asimismo, en diálogo con El Territorio, comentó que “desde hace un mes vengo golpeando puertas para conseguir que me ayuden y no consigo nada. Mis nietos ni siquiera tienen documentos y en todos lados nos cierran las puertas. Nos mandan de acá para allá y nadie nos da una solución”.

Mala vida
Alegre reconoció que la vida de sus nietos no fue fácil debido a la mala relación entre los progenitores, al punto que en los últimos años estuvieron al cuidado de varios familiares. Por eso mismo su escolaridad fue muy interrumpida y prácticamente no saben leer ni escribir.

Pero la situación llegó a su límite cuando la madre inició una relación con un hombre que tendría antecedentes penales, quien haría maltratado y abusado sexualmente de los niños, según consta en una denuncia radicada en Moreno y de la cual el abuelo posee una copia.

“Mis nietos no podían seguir allá porque iban a terminar mal. El 24 de noviembre una vecina se cansó de escuchar cosas y denunció a la mamá y su pareja por maltrato de los chicos. Después, cuando los chicos ya estaban con ella, le contaron que el hombre abusaba de ellos y amplió la denuncia. Aparentemente, los abusos fueron en complicidad con la madre”, precisó.

Ante la gravedad de la denuncia y a la espera del padre de los chicos, orden judicial mediante, los niños quedaron en resguardo de la vecina.

“Mi hijo los llevó a Casilda y los busqué de allá. Los chicos están muy afectados. Cuentan que el padrastro era un delincuente, robaba y les quería enseñar a usar armas. Los quería preparar para ser ladrones, y la mamá lo apoyaba. Gracias a Dios intervino esa vecina que denunció todo”, subrayó.

Trabas y burocracia
Ya en Oberá, el abuelo comenzó a trajinar por dependencias públicas en busca de asesoramiento y asistencia para sus nietos, aunque hasta aquí no obtuvo ninguna respuesta, lamentó.

“Los chicos no tienen documentos y donde voy me ponen trabas. Fui a la Municipalidad a pedir colchones, porque no tenemos, pero no conseguí. Fui a la Seccional Tercera, expliqué mi problema y pregunté qué puedo hacer, pero me dicen que no pueden hacer nada porque la denuncia fue en Buenos Aires”, comentó.

En tanto, remarcó que “sin documentos los chicos ni siquiera van a poder ir a la escuela. Aparte, la madre sigue cobrando la asignación universal que les corresponde a ellos. Acá no les va a faltar un plato de comida, pero es injusto que la madre cobre”.

Consultado al respecto, manifestó que desconoce el avance de la denuncia por presunto maltrato y abuso sexual que se radicó en Moreno, como tampoco tiene certezas del paradero de la progenitora.

De todas formas, reconoció: “Mi temor es que un día aparezca la madre y quiera llevar a los chicos porque la Justicia la ampara. Hay mucha burocracia, las autoridades dan muchas vueltas. Como que esperan que pase lo peor para actuar”.

Sobre su estado de salud, indicó que el próximo 13 de enero tiene turno en el Hospital Madariaga de Posadas, donde realiza el tratamiento por el cáncer de próstata.

“El último estudio mostró que el cáncer avanzó a la rodilla y el hombro, pero yo no pierdo la fe y sigo el tratamiento que me dan los médicos. Hoy tengo que luchar más que nunca por mis nietos”, reflexionó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias