sábado 04 de diciembre de 2021
Cielo claro 24ºc | Posadas

Por el femicidio de Vilma Mercado

Se conocieron los fundamentos de la perpetua al soldado Villar

El Tribunal Penal Uno de Eldorado concluyó que las pruebas contra el ex uniformado son contundentes y directas

viernes 26 de noviembre de 2021 | 6:03hs.
Se conocieron los fundamentos de la perpetua al soldado Villar
En el juicio oral el acusado declaró durante tres horas. Foto: Matías Bordón
En el juicio oral el acusado declaró durante tres horas. Foto: Matías Bordón

“Ni el vehículo ni la persona que supuestamente lo conducía alguna vez existieron; que sus retorcidas ideas no pueden ni deben ser interpretadas sino como burdas maniobras tendientes a crear confusión, a hacer aparecer en el espectro de la causa un chivo expiatorio que lo lave de culpas respecto a uno de los hechos más atroces de la criminología provincial”.

El enunciado se corresponde a tan sólo una parte de las contundentes conclusiones volcadas por los magistrados del Tribunal Penal Uno de Eldorado en los fundamentos de la sentencia a prisión perpetua impartida el 9 de noviembre contra el ex soldado Carlos Luis Leandro Villar (21) como único responsable del femicidio de Vilma Mercado (19), cometido hace más de dos años en Puerto Iguazú.

Tal como estaba previsto, la resolución en la que los magistrados exponen los argumentos de su decisión fue comunicada esta semana y el escrito de 94 carillas cuenta con el voto inicial del presidente del Tribunal, Ángel Atilio León, al que adhirieron sus pares María Teresa Ramos y Liliana Komisarski (subrogante).

En su voto, León adelanta que la decisión del Tribunal coincide plenamente con todo lo expuesto y solicitado en su alegato por el fiscal Federico Rodríguez.

“No existen en el presente proceso pruebas que sean útiles para desvirtuar las imputaciones formuladas respecto de la persona del encartado Villar”, subraya al comienzo de sus conclusiones el magistrado León, al tiempo que agrega que “muy por el contrario, es abundante el material de cargo que lo sitúa como único responsable” .

En esa línea, el presidente del cuerpo realiza un repaso de las pruebas recolectadas durante la investigación, como así también de los testimonios recogidos durante el desarrollo de las cuatro audiencias del debate oral realizado entre el 1 y el 9 de noviembre en Eldorado.

De esta manera, en primer término León pondera y resalta la labor efectuada tanto por los familiares como por las amigas de Vilma, quienes durante las primeras horas del caso -y mientras la joven permanecía como desaparecida-, realizaron una investigación propia en la cual concluyeron que Villar pudo haber sido la última persona que estuvo con la muchacha.

En base a estos testimonios, León concluyó que “no caben dudas entonces, que la puerta de ingreso que le permitió a Villar estar de algún modo en la vida de Vilma, no fue otra cosa que la necesidad de ésta de cumplir un anhelado sueño, ingresar y pertenecer a alguna fuerza (...) y que esta oportunidad fue vilmente utilizada por el señalado (por Villar) para llevar a la práctica sus más retorcidos deseos”.

El magistrado además analizó las declaraciones vertidas por el imputado durante la primera audiencia de debate, instancia en la cual admitió varios puntos centrales de la causa pero se declaró inocente del crimen señalando que esa noche Vilma se vio con otra persona que conducía un Volkswagen Gol Trend negro, al tiempo que intentó explicar el origen y el por qué de cada una de las pruebas que lo vinculan al hecho.

Para el presidente del Tribunal y apoyándose en las conclusiones de la pericia psicológica incorporada al expediente, Villar “buscó constantemente ir cerrando todos y cada uno de los aspectos que lo comprometían, en algunos casos con argumentos triviales e intrascendentes, y en otros con comentarios pueriles y mal intencionados que sólo en la cabeza de un sujeto de personalidad insensible e impulsiva podrían caber”.

El magistrado consideró que la declaración de Villar tuvo tres ejes principales. El primero apuntaba a ubicar a un tercero en la escena (teoría del Volkswagen negro), mientras que los otros dos buscaban justificar el hallazgo en su casa de una cinta de idénticas características a la utilizada para asfixiar a Vilma y de un preservativo en el cual había ADN mezclado con altas probabilidades de que pertenezcan tanto a Villar como a la víctima.

En base a lo recolectado, León consideró que no hay ningún elemento que avale la hipótesis de un tercero en el hecho, en tanto que respecto a las justificaciones de la cinta y del profiláctico apuntó que las versiones dadas por el imputado fueron “ingenuas” y elucubraciones “fantásticas”, en tanto que otros fragmentos de su testimonio fueron “excusas absurdas e infantiles”.

El presidente del tribunal también resultó como pruebas claves para el caso las estudios de ADN, la mordida que la víctima le propinó al imputado en una de sus manos y la última pericia de geolocalización que ubicó los teléfonos de Vilma y de Villar en cercanías a la escena del hecho entre las 0.10 y las 01.12 del 24 de octubre de 2019, lapso en el cual se considera que fue cometido el crimen.

“Demás está decir entonces, que con la mencionada información ya no quedaban dudas de que el imputado y no otra persona era quien había estado con Vilma en el lugar donde finalmente decidió ultimarla con saña y por placer (...) él la trasladó directamente hasta el sitio donde con desprecio por la vida de la mujer, procedió con el salvajismo propio de un sujeto capaz de sentir culpa, a someterla sexualmente y para luego quitarle la vida”, subraya casi al final de su voto el magistrado León y los demás integrantes del Tribunal adhieren. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias