martes 07 de diciembre de 2021
Cielo claro 33ºc | Posadas

Brasil: Puja interna y suspenso sobre el fin de la restricción para el ingreso de argentinos por vía terrestre

En el medio de un tironeo que por estos días se da dentro del gobierno brasilero, quedan miles de turistas que esperan novedades para saber si van a poder ir en autos o colectivos a alguna playa brasilera en las próximas vacaciones de verano.

jueves 25 de noviembre de 2021 | 16:44hs.
Brasil: Puja interna y suspenso sobre el fin de la restricción para el ingreso de argentinos por vía terrestre
La frontera entre Argentina y Brasil, en Puerto Iguazú, solo está habilitada para el paso de vecinos de Iguazú. / Foto: Archivo - Norma Devechi
La frontera entre Argentina y Brasil, en Puerto Iguazú, solo está habilitada para el paso de vecinos de Iguazú. / Foto: Archivo - Norma Devechi

En la administración del gobierno brasilero que conduce Jair Bolsonaro también hay grieta. Y una grieta de la que actualmente están pendientes muchos misioneros que desean pasar sus vacaciones de verano en alguna playa del ‘país mais grande do mundo’.

Un lado de la grieta brasilera concentra a los Ministerios de Turismo y de Transporte que pujan por abrir la frontera terrestre del país carioca para permitir el ingreso a través de las rutas de colectivos y autos particulares con turistas de países vecinos que quieran llegar hasta alguna costa con arena y mar.

En el otro lado de la grieta se encuentra el Ministerio de Salud del gobierno brasilero que resiste la apertura terrestre con el argumento de que todavía no están organizados los corredores seguros para que puedan circular los turistas extranjeros que ingresarían si se abren las fronteras terrestres.

En el medio de ese tironeo que por estos días se da dentro del gobierno brasilero, quedaron los miles de turistas que esperan novedades para saber si van a poder ir en autos o colectivos a alguna playa brasilera en las próximas vacaciones de verano.

En ese universo hay muchos misioneros que están pendientes de esa definición para saber si podrán hacer el tradicional viaje por ruta hasta alguna playa de los estados del sur brasilero a tomar las ansiadas vacaciones de verano, que además este año tienen el plus de ser más especiales que otros veranos, teniendo en cuenta que el año pasado en esta época del año, la situación de emergencia sanitaria por la pandemia mantenía todas las fronteras del mundo cerradas.

Lo cierto es que hasta hoy no hay información oficial sobre qué parte de la grieta del gobierno brasilero se impondrá. Desde un lado afirman que es inminente la apertura de fronteras terrestres y que muy posiblemente eso ocurra a partir del 1 de diciembre. Inclusive los más entusiasmados hablan de que la nueva ordenanza podría ser publicada en estos últimos días de noviembre. Sin embargo desde el otro sector del gobierno no dicen ni ‘mu’ y advierten que todavía no están pensados ni los protocolos que se deberían utilizar para el caso de esa apertura ni tampoco la red de caminos sanitarios seguros por donde podrían circular los extranjeros que ingresen al país.

Tampoco hay definiciones sobre cuáles serán los requisitos que se pedirán a los extranjeros que ingresen a ese país por vía terrestre.

Cabe recordar que actualmente no es posible realizar un viaje en auto o en colectivo por ejemplo desde Posadas hasta Capao da Canoa, Camboriú, Bombihas o Florianopolis que son algunas de las playas elegidas todos los veranos por los misioneros. El motivo del impedimento está contenido en la ordenanza número 658 del gobierno federal de Brasil que entró en vigencia el pasado 5 de octubre, a los pocos días de la apertura del puente Tancredo Neves que comunica Puerto Iguazu con Foz do Iguazu.

Esa reglamentación oficial “prohíbe el ingreso al país -es decir a Brasil- de extranjeros, de cualquier nacionalidad, por carreteras o cualquier otro medio terrestre”.

“El gobierno brasileño está estudiando el tema pero por ahora no hay una fecha precisa para anunciar sobre cuándo se levantará esa restricción en la frontera terrestre” explicaron una y otra vez a El Territorio fuentes oficiales del gobierno que conduce Jair Bolsonaro.

Debido a esa disposición oficial del gobierno brasilero, tanto en el puente Tancredo Neves como en la frontera seca de Bernardo de Irigoyen que son los dos pasos habilitados con Brasil como corredores seguros en la provincia de Misiones, el cruce de argentinos se limita a la ciudad vecina, es decir a los límites de Foz do Iguazú y de Dionisio Cerqueira que son las poblaciones lindantes del lado brasilero.

La situación es diferente para el caso de brasileños que ingresen a nuestro país por esos pasos fronterizos de Misiones y que no están impedidos de circular hasta Buenos Aires o hasta cualquier otro punto del país si así lo desean. Y pueden hacerlo en forma terrestre o también en avión.

En avión si. En auto no

Según explicaron a El Territorio desde Aerolíneas Argentinas en este momento hay vuelos operativos que conectan Argentina con Brasil. Se trata de frecuencias semanales que salen desde los aeropuertos de Córdoba y Buenos Aires con destino a Río de Janeiro y San Pablo. Y desde enero se sumarán vuelos que conectarán también con los destinos de Florianópolis, Porto Alegre y Salvador de Bahia.

En este contexto al día de hoy si algún misionero desea disfrutar unos días bajo el sol de las playas de Río de Janeiro, para llegar a ese destino deberá venir hasta Buenos Aires para tomar un vuelo con destino al aeropuerto carioca de Antonio Carlos Jobim más conocido como de Galeao.

Obvio una travesía más costosa y para la gran mayoría inaccesible pensando en la familia tipo que encara sus viajes en auto o en colectivo, con costos menores que los que implica un paso previo por la ciudad de Buenos Aires para tomar los vuelos con destino a Brasil.

Finalmente otra cuestión llamativa de las disposiciones impuestas por Brasil para ingresar a su territorio es que debe ser uno de los pocos países del mundo, quizá el único, que no pide esquema completo de vacunación a los extranjeros que vengan en avión a su territorio. “Sólo es necesario contar con un PCR negativo de las 72 horas antes del embarque al vuelo y rellenar un formulario de declaración jurada de salud del viajero. No se pide certificado de vacunación y tampoco ningún tipo de cuarentena” explicaron desde el gobierno brasilero.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias