viernes 03 de diciembre de 2021
Cielo claro 24.7ºc | Posadas

Se cumplió un mes de la muerte del joven tatuador de Jardín América

Caso Charly: “Yo no voy a bajar los brazos y que quede todo archivado”

Jorgelina Aranda, madre de Daniel Acosta (22), pidió ayer durante una segunda marcha por justicia que el conductor responsable de la muerte de su hijo termine tras las rejas

viernes 19 de noviembre de 2021 | 6:03hs.
Caso Charly: “Yo no voy a bajar los brazos y que quede todo archivado”
La movilización por las calles de Jardín América se realizó durante la mañana de ayer. Fotos: Esteban González
La movilización por las calles de Jardín América se realizó durante la mañana de ayer. Fotos: Esteban González

Tras cumplirse un mes de la muerte del tatuador Daniel Alejandro “Charly” Acosta (22), quien fue atropellado cuando caminaba al costado de la ruta nacional 12, en Jardín América, por un automovilista que tras el fuerte impactó escapó del lugar, ayer por la mañana sus familiares y amigos volvieron a marchar por las calles de la mencionada localidad para reclamar por la inmediata detención del responsable del accidente.

Por este hecho, días después del trágico suceso, la Policía de Misiones secuestró una camioneta que se sospecha pudo haber tenido participación en la muerte del joven.

Aunque por el momento los investigadores aguardan por los resultados de una serie de pericias para confirmar esta hipótesis.

En relación a la movilización de ayer, quienes asistieron a acompañar a la familia de Charly, como era conocido entre sus seres queridos el tatuador, nuevamente se volcaron a las calles de Jardín América con pancartas y carteles para pedir el pronto esclarecimiento del hecho,

Ivana Acosta, hermana de la víctima, dialogó con El Territorio mientras se realizaba la marcha y expresó: “En el juzgado nos dicen que se pasó el sumario, que tiene el juez y que ahí quedó todo porque el hombre continúa en libertad y queremos que no quede todo en papeles. Por el momento no hay muchos avances en la causa y nuestro único deseo es que vaya preso”.

En relación a quien sería el conductor implicado en el hecho, la joven comentó: “Sabemos que se llama Darío Pablo Lugo, que manejaba una camioneta Nissan, pero nada más que eso, nunca vimos su rostro, nosotros queremos que pague por el delito que hizo, porque incluso nadie, ni él ni sus familiares, se acercaron o llamaron por lo menos para pedir disculpas y eso causa aún más dolor”.

Por su parte, Jorgelina Aranda, mamá del Charly, con profundo dolor y los ojos llenos de lágrimas comentó: “Yo quiero que se pueda agilizar el asunto, no puede ser que ese tipo no esté preso, siempre voy a estar al lado de la causa por mi hijo hasta que se haga justicia porque a él lo mataron, yo no voy a bajar los brazos y que quede todo archivado”.

Durante los minutos que duró la concentración, los familiares de Acosta reclamaron mayor profundidad en la causa, que no quede parada la pesquisa y se pierda en el tiempo el expediente.

También expresaron su deseo de que el caso se resuelva antes de fin de año, para que el hombre que chocó a Acosta quede tras las rejas y el joven jardinense pueda descansar en paz.

Según la reconstrucción que hizo la Policía en torno al hecho, se sabe que Charly había llegado a su Jardín América natal el viernes 15 de octubre para pasar el Día de la Madre. Los días previos estuvo trabajando en la construcción de la terminal de ómnibus de Puerto Piray, changa que le ayudaba a juntar fondos para continuar con su hobby: los tatuajes.

Pero el domingo 17 de octubre, mientras caminaba junto a un amigo al costado de la ruta nacional 12,  sucedió lo inesperado. Sobre el kilómetro 1439 de la mencionada arteria, un vehículo que circulaba en el mismo sentido que los dos jóvenes impactó a Acosta y lo dejó gravemente herido sobre la cinta asfáltica.

En tanto, el conductor del coche desconocido nunca frenó y escapó del lugar, tal cual relató el amigo de Charly ante la Policía.

Inmediatamente el muchacho fue derivado de urgencia al Hospital Ramón Madariaga, de la capital provincial, donde la mañana siguiente murió a causa de las graves lesiones recibidas.

“Antes de que él saliera le dije que se cuide, le di mi bendición y se fue, pero nunca más regresó, luego llegaron a mi casa unos policías y me comentaron del hecho”, mencionó en su momento Jorgelina Aranda, al ser consultada por cómo tomó conocimiento del accidente.

Secuestro y pericias

Cinco días después de la tragedia, y en base a los datos aportados por el amigo del fallecido, efectivos de la comisaría de Jardín América y de la división Investigaciones de la Unidad Regional IX lograron dar un paso importante para la investigación.

Y es que mediante distintos registros fílmicos y otros elementos secuestrados en el lugar del hecho, se pudo identificar al presunto vehículo implicado en el trágico siniestro.

Fue así que tras solicitar colaboración a sus pares de la Unidad Regional IV, una comisión policial halló estacionado frente a un comercio de la avenida Culmey de Puerto Rico una camioneta Renault Duster que habría participado del hecho.

Según consignaron voceros policiales, el vehículo presentaba daños en la parte delantera derecha y en el parabrisas, por lo que se dispuso que sea secuestrada para pericias.

Además, por disposición del Juzgado de Instrucción Dos de Jardín América, a cargo del juez Roberto Sena, se dispuso la detención del propietario del coche, quien tras ser notificado de la causa que se investiga fue liberado hasta tanto se confirme si fue él verdaderamente quien conducía el coche al momento del hecho. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias