miércoles 08 de diciembre de 2021
Cielo claro 24.7ºc | Posadas

Ayer se realizó la muestra anual de la Escuela de Innovación

Las maravillas de la ciencia desde la cosmovisión juvenil

Con base en los avances tecnológicos, estudiantes compartieron sus proyectos científicos acentuando el cuidado del ambiente y los animales, el respeto por la diversidad, y la inclusión social

martes 09 de noviembre de 2021 | 1:00hs.
Las maravillas de la ciencia desde la cosmovisión juvenil
Botánica y robótica, entre otras ciencias, se articularon en varios proyectos. // Fotos: Marcelo Rodríguez
Botánica y robótica, entre otras ciencias, se articularon en varios proyectos. // Fotos: Marcelo Rodríguez

Empoderados de conocimeintos -a partir de la experiencia directa- los adolescentes misioneros expresaron su cosmovisión del futuro. Un imaginario, pero comprobado por la ciencia, de cómo sus creaciones -impulsadas por el avance tecnológico- podrían beneficiar y satisfacer necesidades en la Tierra Colorada y otras partes del mundo.

Con el acento puesto en la robótica y atravesados -casi naturalmente- por los ideales de cuidado del medioambiente y los animales, el respeto por la diversidad, al inclusión y otras banderas que propenden un mundo mejor, los estudiantes secundarios presentaron algunas de las propuestas en las que trabajaron durante este ciclo lectivo.

Desde prototipos de potabilizadores de agua hasta invernaderos para departamentos, pasando por sistemas de riego automáticos o barcos recolectores de basura en los ríos, y hasta brazos robóticos que pueden manejarse por bluetooth o esculturas de plastilina que recrean la esencia de las obras de arte más reconocidas en la historia.

Poesía y literatura, botánica y biología, ecología, matemáticas, química, psicología, robótica, economía y otras ciencias fueron abordadas de forma interdisciplinaria por los estudiantes que no sólo compartieron sus proyectos con el público sino también los hicieron parte de ellos, permitiéndoles experimentar las apuestas.

La nueva edición del Innova, Descubre, Imagina (IDI), la muestra anual de experiencias de la Escuela Secundaria de Innovación de Misiones puso el foco en la importancia de brindarles a los más jóvenes las herramientas para construir un mundo más sustentable y amigable con lo que lo rodea.

“Todos los proyectos son de temática interdisciplinar. Esa muestra es una manera de demostrar que si les damos las herramientas, ellos pueden hacer cosas geniales, incluso mejores que las que hemos hecho nosotros”, resumió Ramiro Haranda, director del establecimiento educativo, en diálogo con El Territorio.

Los proyectos que presentaron los chicos varían de acuerdo a qué y cuáles son los intereses de los adolescentes de hoy. Pero todos se enmarcan desde una experiencia directa con la teoría. Todo se centra en aprender haciendo (educación maker), a base de prueba y error constante, permitiendo que los conocimientos pasen por el cuerpo.

“Nuestro prototipo surgió luego de que un día, en la clase, habláramos entre nosotros del agua potable y la falta de acceso que muchas personas tienen a ese recurso vital”, destacó Lautaro, alumno del 3° año de la escuela, quien presentó un prototipo de potabilización del agua que funciona con rayos ultravioletas.

Cerca de su stand, otro espacio llamaba la curiosidad de los presentes: los brazos robóticos. “El proyecto fue armado desde cero por el grupo, nos entusiasmamos un montón y de a poco fuimos dándole forma”, señaló Melani Jara, también de 3° año, mientras manejaba desde su celular -a partir de una conexión bluetooth- el robot diseñado por los chicos. “Las piezas están todas hechas en impresión 3D, las diseñamos e imprimimos nosotros.El circuito electrónico también lo armamos nosotros y se pone en funcionamiento a través del bluetooth, que envía una señal a unos motores y hace que se mueva, el brazo tiene un rango giratorio de 180°”, explicaron Francisco Fernández y Mariano Alvarenga, que también son parte del proyecto.

“Estos robots pueden ayudar en actividades humanas, es una mezcla entre la actividad humana y los brazos robóticos industriales. Sirven para el ensamblaje de máquinas, para intervenciones quirúrgicas y más. Tienen muchas funciones” agregaron sobre su creación.

En otros sectores de la muestra, los jóvenes de 1° y 2° año presentaron sus prototipos de invernaderos con riego automático para departamentos o espacios pequeños y urbanos. “Hay gente a la que le encanta las plantas pero no tiene mucho tiempo para cuidarlas o se olvida de regarlas. Este proyecto viene a solucionar esos problemas”, contó Ezequiel, quien compartía stand con otra novedosa invención: un prototipo de barco recolector de residuos.
Lisandro Lafuente y Lukas Bobadilla también apostaron al desarrollo tecnológico pero incorporado al arte y la inclusión a partir de la creación de con una guitarra intervenida. La apuesta consistía en cargar al instrumento una canción específica; el programa de la guitarra se encarga de marcar las notas musicales con luces led, de modo que cualquier persona -tenga o no conocimientos sobre música o el instrumento- pueda ejecutar esa canción siguiendo las luces. “Es una posibilidad de que personas con discapacidad auditiva también puedan a aprender a tocar la guitarra”, señaló Lisandro.

Con algunas apuestas aún en desarrollo, otros proyectos que seguirán incroporando funciones, alternativas lúdicas, y propuestas de interacción e intercambio, la muestra de experiencias convirtió a los jóvenes en protagonistas del futuro que sueñan e invitó a otros (ya que delegaciones escolares visitaron la apuesta) a tomar poder de sus acciones y trabajar por la construcción de un mundo mejor. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias