lunes 29 de noviembre de 2021
Cielo claro 25.8ºc | Posadas

Uno de ellos es dueño de un imponente complejo turístico

Detienen a empresarios y a un jefe de Gendarmería por contrabando de soja

Ayer por la tarde, la Policía de Seguridad Aeroportuaria desplegó varios allanamientos y detuvo a seis personas, incluido un trabajador del Ministerio de Hacienda

sábado 06 de noviembre de 2021 | 6:07hs.
Detienen a empresarios y a un jefe de Gendarmería por contrabando de soja
La casa del jefe del Escuadrón de Oberá, luego de la detención del funcionario. Fotos: Daniel Villamea
La casa del jefe del Escuadrón de Oberá, luego de la detención del funcionario. Fotos: Daniel Villamea

La bomba explotó ayer y no sólo la tormenta arrasó en varias localidades. Es que seis personas fueron detenidas hoy en distintas partes de Misiones, señaladas por una investigación que reconstruyó la ruta de la soja y maíz hasta Brasil. Entre los aprehendidos se encuentra el jefe de Gendarmería en Oberá, un subalterno y empresarios de alto perfil de la zona Centro de la provincia.

Según pudo saber El Territorio en base a fuentes ligadas a la pesquisa, la investigación -que incluyó seguimiento encubiertos y escuchas telefónicas-  estuvo a cargo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, coordinada por el Juzgado Federal de Oberá, que dirige Alejandro Marcos Gallandat Luzuriaga.

Los procedimientos se desplegaron ayer por la tarde en El Soberbio, Panambí, Florentino Ameghino y, sobre todo, Oberá. La fuerza federal contó con la colaboración de la Dirección General de Aduanas. Al respecto, se supo que unos de los delitos en que los pesquisas particularmente pusieron la lupa fue el lavado de activos.

Según adelantaron fuentes que intervienen en el hecho, se incautaron varios vehículos, cargamentos de soja y mucho dinero en efectivo. Al cierre de esta edición se estaba haciendo el recuento de todo lo secuestrado y no había precisiones al respecto.

Uno de los empresarios sospechosos es cordobés y montó el año pasado un impresionante complejo turístico en Florentino Ameghino, sobre la ruta costera 2. Esta persona sería la encargada de la confección de los papeles, mediante artilugios y artimañas, para que los camiones con maíz y soja circulen sin impedimentos.

El implicado tiene su Cuil bloqueado debido a investigaciones de Afip, por lo que no tiene casi nada a su nombre. Al detalle, se supo que el hombre fue denunciado por la sustracción de identidad para emitir cartas de porte -documento obligatorio para amparar el transporte de granos - a su nombre.

Según se reconstruyó, cobraba por hacer la carta de porte y una vez que el camión llegaba a suelo misionero se anulaba, como si fuera que nunca había salido. El paso por ATM de los rodados contradice estas bajas y constituye un elemento en su contra.

Justamente, sobre la circulación también estaban abocados, según reconstruyó hasta el momento la pesquisa, los efectivos de Gendarmería Nacional, señalados por liberar las rutas. Se dijo que el jefe del Escuadrón de Oberá tiene estrechos vínculos con el empresario cordobés, al punto de que su hijo trabaja en el complejo. No fue sorpresa su implicancia en estás maniobras para algunos colegas, según relevó ayer este medio.

La residencia que le dio la fuerza, ubicada históricamente sobre la avenida Tucumán, fue allanada ayer al igual que el Escuadrón IX de Oberá. Las autoridades de la Región VI de la fuerza llamaron ayer a una reunión de urgencia para coordinar los pasos a seguir ante el escándalo.

Como uno de los actores principales de la logística aparece el dueño de una concesionaria de autos en Oberá. Hablaba y negociaba con camioneros y también sería el encargado de gestionar y abonar las coimas con funcionarios públicos de rentas y fuerzas de seguridad.

El hombre es un conocido comerciante en la zona Centro y fue noticia en septiembre del 2018, cuando la Policía de Misiones lo demoró circulando en un Chevrolet Camaro sin patentes. El vehículo fue buscado sin éxito ayer en la concesionaria sobre la ruta 14, aunque sí encontraron un Mercedes de alta gama.

También figura entre los sospechosos el propietario de una estación de servicio en El Soberbio, quien además tiene varios galpones. Lo que se sospecha es que a sus propiedades llegaban los camiones cargados, principalmente con soja, para hacer el transbordo a vehículos más pequeños que terminaban en la costa del río.

Dos transportistas dueños de camiones oriundos de Colonia Aurora y El Soberbio figuran también entre los implicados y están ahora a disposición de la Justicia Federal.

Los voceros señalaron que entre los detenidos hay un trabajador del Ministerio de Hacienda, Finanzas, Obras y Servicios Públicos de la provincia. Esta persona, se detalló, además es “cambista” y se comunicaba con integrantes de la organización y transportistas para el cambio de divisas generados en esta actividad ilegal.

De las escuchas se advierte que algunos de los integrantes de la organización tenían una especie de “cuenta corriente” y pasaban a buscar grandes cantidades de dinero. Se pudo saber que algunos funcionarios públicos corrompidos “sólo aceptaban pesos”.

La maniobra

Como reconstruyó oportunamente este medio, los camiones con granos ingresan diariamente y de a decenas a la provincia a través de ambos pasos interprovinciales,   El Arco y Paraje Centinela.

Una vez en suelo misionero se dirigen casi siempre por ruta nacional 14 hacia El Soberbio, hoy la meca de este negocio ilegal. La estructura allí es gigante y está más que aceitada. Los millones se reparten entre las personas que mueven la mercadería entre vehículos y a embarcaciones.

Se trata de un negocio multimillonario. A diario, jóvenes y no tanto abandonan el casco urbano y se dirigen al río, donde hacen esta labor. Cobran por día y en efectivo. Allí no hay crisis, sino abundancia. 5.000 razones para dejar el cuerpo en puertos improvisados, lidiando con la tierra roja que se hace barro con el trajín y las incomodidades del monte.

Quienes conocen la logística señalan que generalmente la mercadería llega a granel y se guardan en depósitos donde son preparados con embolsadoras, máquinas de coser y tolvas, aunque a veces el producto ya viene envasado. Estos galpones están cerca del río y desde ahí el producto es trasladado a vehículos de menor porte, que son los encargados de llevarlos por caminos de tierra de difícil tránsito hasta la vera del Uruguay.

En el primer semestre del año se hicieron en Argentina 171 procedimientos de incautación de granos destinados al comercio ilegal, según los datos que el Ministerio de Seguridad de la Nación brindó a este medio. La soja representa más de un 72%, por un total de casi cuatro millones de toneladas (3.966.418 kilogramos). Le sigue el maíz, con 1.072.312 kilogramos (19,66%).

El principal beneficio de los sojeros es la evasión de impuestos. La exportación de la soja tiene retenciones de un 33% y se cobra a dólar oficial, mientras que la cotización que rige en la frontera es el blue. El valor de las cargas puestas en Brasil se multiplica. Incluso, pagando las multas de casi un millón de pesos que cobra Rentas Misiones cuando detecta irregularidades, la ganancia sigue siendo mucha.

La mercadería llega, en mayor o menor medida, desde Santiago del Estero, Santa Fe, Chaco, Salta, Buenos Aires, Entre Ríos o Córdoba. En un equipo pueden llegar a cargarse 30.000 kilogramos, pero los dueños de la carga y los choferes llevan a los camiones al límite y ponen, “a upa”, como dicen, entre 10 y 20 toneladas más. Eso genera, no sólo un desgaste mucho mayor a la máquina, sino también una destrucción más acelerada de las rutas en Misiones.


En cifras

72%
De todos los granos incautados hasta mitad de año, la soja representa un 72 por ciento. Le sigue el maíz con casi 20 por ciento.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias