domingo 24 de octubre de 2021
Cielo claro 19ºc | Posadas

El contacto de la lava y el mar en Canarias no fue tan riesgoso como se esperaba

jueves 30 de septiembre de 2021 | 9:45hs.
El contacto de la lava y el mar en Canarias no fue tan riesgoso como se esperaba

La emisión de gases proveniente del contacto con el mar de la lava del volcán en la isla española de La Palma, que entró en erupción hace once días, representan en este momento un riesgo "menor" para la población, afirmó este miércoles un experto del plan de emergencias de Canarias.

"Tenemos ahora mismo metido un viento importante en la zona que disipa más esa columna (de gases) hacia el mar, por lo tanto el riesgo es muchísimo menor", señaló a la radio pública española Rubén Fernández, director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (PEVOLCA).

 La colada de lava del volcán de Cumbre Vieja en la isla del archipiélago atlántico, que entró en erupción hace 11 días, llegó finalmente la noche del martes al miércoles al mar, un momento temido por los expertos que advertían de posibles explosiones, nubes tóxicas u olas de agua hirviendo, consignó la agencia de noticias AFP.

La mañana de este miércoles la televisión pública TVE mostraba las imágenes de la cascada de lava entrando al mar, lo que provocaba grandes columnas de vapor y gases.

 El contacto ocurrió en una zona de acantilados, después de que entrara en una fase efusiva con una emisión más rápida y fluida de magma, informó RTVE.

La lava comenzó a formar un delta en la costa de Tazacorte, que, "poco a poco gana terreno al mar", publicó el Instituto Español de Oceanografía (IEO) en su cuenta de Twitter.

 En prevención, los vecinos de las zonas más cercanas habían sido confinados desde el lunes para evitar que entraran en contacto con los gases.

"Ahora mismo no tenemos ningún indicio que nos haga pensar que sea peligroso para las personas que están en el confinamiento, ni para los equipos de emergencia, que también respetan los perímetros de seguridad", señaló Rubén Fernández.

El gobierno de Canarias ha establecido un perímetro de 3,5 kilómetros de distancia en tierra y de 2 millas náuticas en mar del punto de la entrada de lava al agua, que consideran suficiente para garantizar la seguridad de las personas.

"La inhalación o el contacto con gases ácidos y líquidos puede irritar la piel, los ojos y el aparato respiratorio y causar dificultades al respirar", advirtió el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN).

 Para la población afectada, alrededor 60 profesionales voluntarios ofrecen apoyo psicológico a través del teléfono gratuito que puso a disposición el Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife, y una treintena acompañan y atienden en la isla a las personas evacuadas, pertenecientes en su mayoría al Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes (GIPEC), informó la agencia de noticias Europa Press.

En tanto, el Boletín Oficial del Estado publicó este miércoles las primeras medidas del Plan Especial para la Recuperación de La Palma, aprobadas por el Gobierno en el Consejo de Ministros de este martes, para el cual se destinarán 10,5 millones de euros en ayudas para la adquisición de viviendas y de enseres de primera necesidad.

Otro problema que afecta a la isla es que la lava cortó la carretera de la costa que unía a los barrios del norte y del sur.

La alcaldesa de Los Llanos de Aridane, Noelia García, dijo al canal 24h que el corte de la carretera de la costa supone "una nueva vuelta de tuerca" porque impide que los habitantes de la zona "puedan llegar con prontitud a la zona más turística importante" que tiene Los Llanos de Aridane, el núcleo de Puerto Naos, los núcleos de El Remo y la Bombilla, porque pasarán de tardar 30 minutos a dos horas.

El gestor de navegación aérea Enaire informó a través de un tuit de que durante la jornada de ayer operaron 673 vuelos en el espacio aéreo de Canarias y recomendó consultar con la aerolínea el estado de los vuelos.

Por la erupción iniciada el 19 de septiembre, más de 6.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares, pero hasta el momento no ha habido heridos ni muertos, aunque sí graves daños materiales.

Según el sistema de medición geoespacial europeo Copernicus, la lava arrasó ya 656 edificaciones -no todas viviendas- y cubrió 268 hectáreas en esta isla de 85.000 habitantes que vive del cultivo del plátano y del turismo.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias