lunes 29 de noviembre de 2021
Nubes dispersas 25.7ºc | Posadas

Aníbal Silvero falleció ayer, tras una larga enfermedad

Murió Aníbal Silvero, gran referente de la literatura misionera

Escritor, presidente de la Sadem durante 10 años, “fantástico, noble, humilde y gran amigo” -como lo describen sus seres queridos-. El legado literario y humano de uno los más queridos autores de la Tierra Colorada

sábado 18 de septiembre de 2021 | 6:05hs.
Murió Aníbal Silvero, gran referente de la literatura misionera

Aquí yace dormido un tal Silvero/ la estadística oficial le da por muerto./ Aquí mora, tranquilo, mudo y yerto/ el ex-simio poeta misionero. (…) /En su fosa conserváse la herida/ que sangró con su último poema:/ aquel que fue en defensa de la vida.

Su pluma escribió hace unos años el poema Soneto de un epitafio; una carta que resume su perspectiva de vida, su entrega, su legado.

Su estadía en la tierra, tras pelear durante muchos años con el cáncer, culminó ayer. Su paso fue en verdad en defensa de la vida -como el propio misionero resumía-; ya que todos los que conocieron a Aníbal Silvero (51) rescatan su espíritu y filosofía por “disfrutar cada momento”.

Murió alrededor de las 5 de la mañana, cuando su cuerpo físico le dijo basta al dolor que no le gustaba demostrar ni contar que sentía. Pero su generosidad, su lucha por las causas justas, su capacidad y talento para la escritura, y su admirable manera de disfrutar cada momento perdurarán en la memoria de todos quienes lo conocieron y quienes leen y leerán sus obras.

La enfermedad había comprometido su sistema digestivo y en los últimos tiempos se hacía tres diálisis por semana; y la presión era otra de sus complicaciones.

Los encargados de dar a conocer la triste noticia a la prensa fueron los representantes de la Sociedad Argentina de Escritores Filial Misiones (Sadem), -organización de la que fue presidente durante cinco mandatos de dos años cada uno- a través de un escueto comunicado. “Con enorme pesar, la Sade Misiones recibe la noticia del fallecimiento de Aníbal Silvero, gran escritor, gestor cultural, que entregó 10 años de su vida a la gestión ad honorem de nuestra institución”, destacaron.

Sus restos fueron velados en Posadas y del velorio participaron sus hermanos, sobrinos y otros familiares, amigos, conocidos y cercanos.  

“Enfrentó con mucha entereza su salud. Fue una persona que, viviendo situaciones muy delicadas, no claudicó ni se deprimió. Si bien se preocupaba por su salud, nunca se entregó ni se deprimió. Siempre se lo veía bien, siempre disfrutó, vivió la vida al máximo”, destacó Oscar Iñones, íntimo amigo del escritor, en diálogo con El Territorio. “Siempre llevó una vida social muy activa, tenía muchos amigos, era muy querido por todos. Una persona siempre dispuesta a ayudar, compartir, colaborar”, agregó su amigo, describiendo las cualidades del escritor.

Por su parte, Belén Silva, la presidenta actual de Sadem, también coincidió en que Aníbal fue un hombre muy generoso. “Entregó muchísimo de sí. Siempre muy cercano, muy amigo de todos, ayudando y acompañando. Destaco esa enorme generosidad que tenía, siempre con perfil bajo y mucha humildad. Lo vamos a recordar siempre”, refirió quien lo conoció en 2016 y aseguró que fue Silvero quien la ayudó a dar sus primeros pasos en la asociación que hoy representa.

“Era una persona muy vital. Todos sabíamos que lidiaba con eso (su enfermedad) pero creíamos que era como inmortal porque siempre se mostró muy fuerte, de muy buen ánimo. Él era fantástico”, agregó Silva.

Otros referentes de la esfera cultural y literaria provincial también despidieron con pesar al escritor.

“Hasta siempre Aníbal. Gracias por tu enorme aporte a la cultura. Te recuerdo siempre luchando por las causas justas y por la difusión de todas las plumas misioneras”, escribió en sus redes sociales el también escritor Sebastián Borkoski, junto a una foto en la que posan juntos.

Fer Rosa, el humorista y actor misionero lo despidió: “Hasta pronto querido Aníbal. Realmente me toma por sorpresa tu partida. Una gran pérdida para las letras misioneras y para nuestra cultura. Siempre estabas atento a lo que hacía y me ayudabas a difundirlo”.

La reconocida Ana María Gorosito Kramer también se unió a los mensajes de despedida: “Profunda tristeza. Una persona que nos ha regalado belleza y paz. Te lloro Aníbal Silvero”.

En tanto, Gervasio Malagrida, escribió: “Allá, del otro lado te esperan todas las letras mayúsculas de Misiones. Desde Lentini Fraga hasta Marcial Toledo, desde mi hermana que tanto te quería hasta mi abuelo que siempre quisiste conocer. Todos te reciben en ese pedacito de Tierra Colorada que hay más allá de todo esto”.   

Su vida

Aníbal Silvero nació en Posadas, Misiones, el 10 de octubre de 1969. En 1999 publicó su primer libro: Cenizas del Tiempo, poemario que ese mismo año se consagró con el Premio Arandú, máximo galardón artístico otorgado por la Municipalidad de Posadas.

Desde sus primeras publicaciones recibió varios reconocimientos importantes en el terreno literario, a nivel provincial, nacional e internacional.

Obtuvo el Tercer Premio Federal de Poesía, en el Certamen Nacional, organizado por el Consejo Federal de Inversiones. En febrero 2004 la Editorial Club Universitario de Alicante, España, se hizo cargo de la publicación y distribución en ese país de su libro Cuentos sin Fronteras.

Ha publicado también: Cartas a la Fantasía, Cagliostro y el Museo de Piedras, Sonetos ideales, Versos Reversos, Azul migaja, Poemas Selectos,  Micropoemas, 140, todos de edición del autor.

Desde 2009 y hasta 2019, se desempeñó como Presidente de la Sociedad Argentina de Escritores filial Misiones, desde donde gestionó numerosas actividades culturales y ayudó a una gran cantidad de escritores locales en sus procesos literarios.

In memoriam
Para Aníbal
Por Rosita Escalada Salvo
No me gustan las despedidas. Imposible sacarles el halo de tristeza. Pero…¿por qué despedirte, Aníbal? Si seguís estando en tus poemas:

“Lo que somos no es lo que mostramos/ sino lo que sembramos…”

Entonces releo tus “Euforias”, tus “Aforrimas”, Los “Sonetos ideales” y te reencuentro en las “Cenizas del tiempo”. “Y aunque digan/ que te has ido/ que has perdido / la luz / de tu extravío/ que se paró el reloj/ de la esperanza/ un poema vendrá/ de la espesura/ obscura de los tiempos/ diciendo/ No te marches…”

Con el son poético por los caminos
Por Raúl Novau
Si de caminar los caminos con una mochila de poemas se trata pues es Aníbal el caminante, no sólo de su imaginario creativo de alto vuelo sino de sus compañeros poetas que pudiesen caber y así divulgarlos y enriquecer la vida. Para lo cual el tiempo no era perdido ni mucho menos pues era una meta profunda de realzar la palabra y hacerla vibrar por ella misma sin los prefijos utilitarios que tornan abúlicos y repetitivos los actos humanos.

Y por tramos de su animoso y alegre camino nos encontramos varias veces en nuestra latitud del sentir literario, al cual se brindaba sin dobleces en un claro sentido de generar condiciones propicias al escritor a través de su constante labor al frente de la Sadem.

Su obra literaria es valiosa en sus diferentes géneros. En los versos de honduras poéticas, en las narraciones de originales temáticas, en ponencias literarias, se pueden vislumbrar la figura de su esencia humanística y la riqueza de sus dones que siempre compartió.  

Es el legado que nos dejó.

 

Relacionadas

Un imprescindible

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias