viernes 18 de junio de 2021
Cielo claro 12ºc | Posadas

En la picada Santa Cruz del Monte

Ante la escasez, buscan recuperar las semillas criollas

Además de aportar a la agricultura ecológica, estos productores las comercializan a otras provincias

viernes 21 de mayo de 2021 | 6:04hs.
Ante la escasez, buscan recuperar las semillas criollas
Poroto sable, una de las variedades que cultivan. Foto: CARINA MARTÍNEZ
Poroto sable, una de las variedades que cultivan. Foto: CARINA MARTÍNEZ

En los últimos tiempos, a raíz de la notable escasez de semillas criollas, son varios los grupos de productores que llevan adelante proyectos que apuntan a la recuperación y preservación de este tipo de semillas.

En Pozo Azul, uno de estos grupos que comenzó con cultivo de semillas busca además generar la cadena productiva para la agricultura ecológica, desde la plantación hasta la cosecha y llamaron a esta iniciativa “escuela de semillas”, porque aseguran que el espacio se tornó un constante aprendizaje.

Se trata de 20 pequeñas familias agrícolas, que hace un tiempo buscan erradicar los agroquímicos de las chacras y trabajar con semillas orgánicas. De este modo, la práctica productiva que busca cuidar el medio ambiente y la salud cuenta con un complemento principal, que son las semillas producidas en el lugar.

El grupo se organizó de tal manera que cada colono dedica una parcela de tierra para el cultivo de semillas, que van desde cultivos anuales como maíz, poroto, hortalizas y plantas medicinales hasta flores que actúan como repelente de insectos en las huertas.

La iniciativa surgió tanto para hacerle frente a la falta de ciertas variedades como para conservar algunas otras mediante el intercambio, pero también comercializar el excedente. En el tiempo que llevan adelante la escuela de semillas, lograron comercializar cantidades importantes a las provincias de Buenos Aires, Chaco, Córdoba y otros municipios de Misiones, entre otras, lo que motivó a los integrantes del grupo, quienes no solo avanzan en el cultivo orgánico sino que también cuentan con un ingreso económico extra.

Algunas de las chacras donde se lleva adelante la experiencia están ubicadas en la picada Santa Cruz del Monte, donde es posible observar una enorme variedad de cultivos, cuyo único fin es extraer las semillas.

“Si solo trabajamos con una cosa de todo lo que significa un sistema integrado, no sirve. Los productores tienen abono orgánico para trabajar en las chacras, las semillas vienen a sumar a ese propósito de cultivar de forma amigable con el medio ambiente. Además de las semillas que tienen siempre en las chacras las familias, impulsamos la reproducción de semilla de hortalizas para la venta a nivel interno y otras provincias”, explicó Juan Trofino a El Territorio.

El sistema de reproducción se diferencia de los cultivos monopolios, teniendo como premisa la diversificación en las parcelas de tierra, es decir que la mayor cantidad de familias produzcan la mayor cantidad de variedades posible. En algunos casos se organiza para que algunos núcleos garanticen una cierta cantidad de kilogramos de maíz, poroto o arroz. Los grupos se reúnen una vez por semana y realizan una producción colectiva enfocada al intercambio y conservación.

Teniendo en cuenta que se trata de una práctica que demanda tiempo y dedicación, la apuesta está en sistematizar la reproducción a fin de impulsar al productor y obtener la mayor cantidad posible.

“Notamos que el consumo de hortalizas viene en alza en la provincia, con esta propuesta lo que permitimos es que las familias puedan elegir qué variedad cultivar sin tener que trasladarse a otra localidad en busca de las semillas, y el hecho de la disponibilidad y recuperación de variedades es lo que motiva. Nos sentimos en una escuela, porque hay muchos conocimientos que se transmiten, desde las variedades, la forma de sembrar, la cosecha, selección y envasado”, señaló Juan.

En cuanto a las experiencias de venta, algunas se dieron mediante convenios con cooperativas o por medio del Estado.

Este año los pedidos aumentaron con el auge de la venta online y esto representa un desafío para las familias, que se dedican a seleccionar las semillas realizando una clasificación de forma manual y para garantizar la germinación realizan una prueba con la cual determinar el porcentaje de germinación. Este proceso demanda mucho tiempo, por lo que el próximo objetivo es implementar maquinarias. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias