sábado 16 de enero de 2021
Lluvia de gran intensidad 24ºc | Posadas

Tips de la especialista Adriana Bahniuk

Cómo crear un ambiente con buenas energías para recibir al 2021

Armonizar el hogar y lograr que sea un espacio donde pasar buenos momentos también depende de los aromas que se elijan. Opciones de acuerdo al momento

miércoles 30 de diciembre de 2020 | 2:02hs.
Cómo crear un ambiente con buenas energías para recibir al 2021

El 2020 fue un año que no olvidaremos fácilmente. Año de pandemia, distanciamiento y estrés, pero también están quienes supieron aprovechar este momento único para hacer una retrospección para tratar de entender y mejorar algunos aspectos de su propio entorno. Y si hablamos de cambios, un nuevo año es una excelente oportunidad para renovarse y tratar de eliminar todas las malas energías que deja el que se va.

Una de las maneras de realizar un cambio en el hogar es a través de las esencias y aromas, que gran poder tienen sobre nuestro estado de ánimo y de quienes nos rodean.

En este sentido la terapeuta Adriana Bahniuk recomendó algunos aromas para realizar una limpieza profunda del hogar y así poder recibir al 2021 con una energía positiva y de gratitud.

“Los aromas súper recomendados para limpiar los ambientes son los aceites de limón, sándalo y salvia. El efecto que produce el aceite de limón en el hogar -además de ser un excelente depurador de energía negativa- es que brinda una energía de alegría y buen humor. También ayuda a conectar con la honestidad interna, ayuda a establecer buenas relaciones, que éstas sean mucho más sinceras. Es ideal para quien se siente un poco intolerante y quiere empatizar, pero le pesa y le gana esa intolerancia. Por otro lado la salvia es un gran depurador de energía negativa. Limpia todos los rincones del hogar, es muy bueno y tiene un aroma exquisito. Por último el sándalo, que en el aromaterapia es considerado como uno de los más poderosos protectores espirituales. Este aroma ayuda a depurar los ambientes de las cargas negativas, protege, brinda paz, armonía y ofrece equilibrio espiritual. También colabora con la meditación y la reflexión interior”, dijo Bahniuk, que también explicó que los aromas son muy personales y por eso no pueden catalogarse como agradables o desagradables.

La especialista comentó que muchas veces al entrar a un espacio hay un aroma particular, que luego puede ser recordado. Es por eso que muchas veces al sentir un olor particular, este puede llevarnos a situaciones vividas con anterioridad, sean buenas o malas, y al recuerdo de ciertas personas.

“Cada persona tuvo una conexión importantísima y es clave entre el olfato, la emoción y la memoria. Esa conexión es la que nos va a llevar a decir qué aromas nos gusta. Ya en este punto hablamos puntualmente del sistema límbico, es decir que un recuerdo emocional, sea desagradable o doloroso, puede estar asociado a un determinado aroma, por lo tanto hay que medirse y cuidar. Podemos marcar nuestro sello, porque es muy personal con qué aromas queremos destacar un espacio”.

Un año nuevo con buenas energías

 “Los aceites esenciales van a potenciar todas nuestras cualidades y también van a armonizar todos esos aspectos negativos que nos incomodan y nos molestan. Yo recomiendo que en sus hogares, en los rincones o en los centros florales incorporen las esencias naturales que más los identifican, siendo sinceros con uno mismo”.

Si bien cada uno debe elegir entre tantos aromas cuál es el que mejor lo identifica, la especialista recomendó algunos y explicó qué tipo de sensaciones transmiten:

Rosas: el aroma a rosas despierta el amor, la ternura y el romance.

Geranio: libra nuestras emociones. Es ideal para cuando dudamos y tenemos un poquito de miedo. Nos va a ayudar a que esa transición de un año a otro renueve esas esperanzas y podamos conectarnos positivamente con lo que viene, para no ponermos ansiosos con nuestro futuro, tampoco con lo que pasó y sí ubicarnos en el aquí y ahora. Conectar, disfrutar y que empiece a despertarse en nosotros el sentido de gratitud, que es lo ideal para poder empezar algo nuevo y que venga lo más maravilloso en nosotros

Azahar: es dulce, frutal. Nos ayuda a elevar nuestras vibraciones.Acompaña las crisis emocionales y otorga mucha serenidad. Es ideal para cuando tenemos decepciones y es ideal para sacarnos de los estado de shock

Bergamota: es ideal para la ansiedad. Se recomienda para evitar discusiones, conflictos. En otro sistemas florales la llaman la gota de la felicidad porque lleva a un plano donde uno no se siente solo. Lleva a conectarse con uno mismo, con el interior, fortalece la fe.

Cedro: se recomienda para estimular la confianza mutua, ayuda a eliminar los celos.

Enebro: es como un bálsamo a la vida. Muy rico y fresco. Ayuda al crecimiento gradual tanto mental como espiritual, uno conecta con todo el entorno desde el cariño y el respeto.

Eucalipto: es el más conocido, se usa para las afecciones respiratorias, pero además ayuda mucho para la tolerancia, para la paciencia.

Hierbabuena: ayuda a desarrollar la templanza, a establecer relaciones más verdaderas.

Jazmín: es un aceite afrodisíaco, el más pedido por todos.

Lavanda: ayuda a conectar con la armonía, el equilibrio energético. Ayuda a desbloquear los chacras, otorga serenidad, paz, calma, sosiego.

Mandarina: alivia las tristezas y melancolía, decaimiento. Estimula la risa, la alegría, va eliminando la ira, el enojo. Permite recuperar la esperanza y la alegría de vivir.

Melisa: Ayuda a renovar esa pérdida de fe, ayuda a superar crisis.

Palma rosa: es uno de los aceites esenciales para cuando estamos muy tensos y tenemos pensamientos obsesivos.

Pino: ideal para crear vínculos sanos, sin miedo. También limpia el ambiente de energía negativa.

Ylang-ylang: lo recomiendo para los ataques de pánico, para el insomnio y para la falta de confianza en uno mismo.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Ultimas noticias