lunes 30 de noviembre de 2020
Lluvia moderada 22.2ºc | Posadas

Al mundo con calidad misionera

Ideas jóvenes como impulsoras de nueva tecnología en la chacra

La empresa obereña de máquinas Lory se posiciona como líder en innovación en toda la región. Sus productos son accesibles y pensados especialmente para el pequeño productor

domingo 22 de noviembre de 2020 | 5:00hs.
Ideas jóvenes como impulsoras de nueva tecnología en la chacra

“Hay mucha gente joven que se fue de las chacras y quiere volver, y lo va a hacer mecanizando. Ellos, los jóvenes, son los que van a hacer un cambio en nuestra provincia”. La frase corresponde a Javier Lory (58), propietario de la empresa obereña familiar Lory Máquinas. Junto a su hijo David (28) llevan adelante una industria que crece a pasos agigantados en Misiones, dotando de tecnología las chacras. 

Son los impulsores de la incorporación de nueva maquinaria para la cosecha de té y yerba mate en las plantaciones locales y se encuentran trabajando con tecnología aplicada al tabaco. También realizaron viajes para exportar máquinas a Ecuador y Kenia que les brindaron nuevas perspectivas y ganas de expandir la tecnología misionera al mundo.

En entrevista con El Territorio, padre e hijo coincidieron en que la tecnificación de la chacra es inminente, y que sea accesible para los pequeños productores es el objetivo de la empresa, iniciada hace ya unos 50 años por el padre de Javier.

“Estamos trabajando bien, pero fue un proceso de años. Se va juntando la experiencia de los productores junto a todo lo que nosotros podemos aportar como taller, como fabricantes”, indicó Javier.

Y atestó que el paso de generación en generación de la empresa va desarrollando un nuevo enfoque, añadiendo innovación. “Por ahí cuesta con los productores las cosas nuevas, hasta que lo prueban, pero una vez que ven los resultados se animan”, afirmó por su parte David.

Producción diversificada

Los Lory destacaron la consolidación de las cosechadoras de té y sus implementos, mientras que hicieron referencia a las nuevas máquinas en las que están trabajando. Manifestaron que en el caso de las destinadas a la producción de yerba, la demanda fue muy importante y en un año y medio pudieron vender alrededor de 40 ejemplares.

“Es chiquita, liviana, se adapta muy bien al suelo misionero y es económica, por lo que la gente está llevando para probar, para ver qué pasa con el cultivo. No somos inventores , hay otras empresas que hace veinte y pico de año ya lo hicieron, e incluso nosotros mismos ya habíamos hecho para una empresa, pero las primeras salieron muy grandes y pesadas. Entonces David pensó que por ahí la misma máquina de té se podía adaptar a la yerba y fue así que encontramos un productor en San José que estaba probando eso justamente. Se trabajó sobre eso, se mejoró, sin hacer nada caro, se usó poleas, engranajes, simple y sencillo”, explicó Javier.

En tanto, con las de tabaco ya se hicieron las pruebas y se obtuvieron buenos resultados. “Hasta hace un año y medio atrás no sabíamos lo que era una planta de tabaco y ahora está funcionando la máquina. Miramos esto a futuro como un gran desafío, la mecanización es algo que no se va a terminar y se viene; vemos que a Misiones le hace falta mucha tecnología”, añadió.

En tanto, David expresó: “Estamos abiertos a todo, cuando nos vinieron a plantear lo de tabaco parecía una locura y hoy está saliendo. De afuera nos consultan mucho por stevia, lavanda, moringa, vamos viendo, ofreciendo lo que tenemos y en cualquier momento puede salir algo. Vamos constantemente probando, mejorando, estudiando”.

“Las máquinas de campo son más grandes, de más porte y potencia. Pero en Misiones necesitamos máquinas chicas, livianas y económicas sobre todo, porque ese es el tema, acá son muchos productores chicos los que están desarrollando la producción”, determinó.

Por ese motivo, la mayor cantidad de máquinas que producen son hechas a partir de tractores traídos por los mismos clientes, a los cuales se le agrega los implementos, lo que abarata muchísimo los costos.

Tecnología joven

Javier no dudó en afirmar que desde que David comenzó a trabajar en la empresa, se facilitó muchísimo el trabajo debido a la aplicación de tecnologías. “Cuando yo hacía un prototipo, soldábamos en la máquina e íbamos a probar. Se rompía y traíamos de vuelta, no quedaba bien, cortábamos y soldábamos, todo eso es tiempo. Pero David es ingeniero electromecánico, y lo que hace es hacer el dibujo en la computadora, entonces el máximo de errores que hay ya lo va puliendo ahí, nos ahorramos muchísimo tiempo. Cuando sale del taller te sorprende, se suelda y en pocos días la máquina ya está. Por eso pudimos hacer en un año y medio casi 40 máquinas. Si no fuera así seguramente estaríamos en la segunda, tercera, probando todavía”, remarcó.

Y puntualizó en que muchos de los jóvenes que en su momento se fueron de la chacra, están regresando para trabajar. Sin embargo, “ellos manejan mucho la tecnología y no quieren estar con el machete y la asada en el sol, ya quieren estar sobre un tractor”.

De Misiones al mundo

El taller reúne a unos diez empleados que trabajan codo a codo, diversificando y mejorando los productos. No obstante, ni Javier ni David se imaginaron que iban a poder llegar con sus artículos a distintas partes del mundo. Tuvieron la oportunidad de proveer maquinaria a Ecuador y Kenia.

“Nuestros productos son regionales, no podemos comparar con otros, pero tenemos en mente ya desarrollar máquinas como las de té con cabinas, y a partir de ahí se podría poner más tecnología. Ya estamos probando con la máquina de tabaco un control por satélite, algunas balanzas, probando con éxito en la yerba, vamos incorporando cosas a la máquina y los clientes se van acostumbrando a eso”, señaló Javier.

“Estamos en constante contacto con la gente de Kenia, mandándoles repuestos, preguntándoles cómo anda. Ellos están probando nuestras máquinas con otras japonesas de otra tecnología, para buscarle la vuelta a la producción y nosotros nunca nos imaginamos que íbamos a hacer algo así, de tanto estar enfocados acá adentro ni siquiera lo pensamos, pero ahora nuestras máquinas misioneras están allá, cosechando en el otro lado del mundo”, concluyó.


Insumos en pandemia

La falta de insumos es un tema clave tras la paralización de industrias durante la cuarentena. En el caso de Máquinas Lory también se sintió el faltante. “Seguimos trabajando y siguen entrando los pedidos, porque este año fue muy bueno el precio de la yerba entonces la gente invierte en maquinaria. Pero los insumos están faltando, porque pedís chapas, hierro y no te mandan todo y ese es un problema”, destacaron.

 

Misiones gestiona una nueva etapa de industrialización

Presentarán nuevas líneas para comprar maquinarias

Crece la producción industrial de quesos en la zona Norte

Tucuras invadieron una chacra en Campo Viera

Ideas jóvenes como impulsoras de nueva tecnología en la chacra

El salto definitivo a la tecnificación de las chacras

En San Pedro destacaron el confort de vida alcanzado

Más riego, análisis químicos y pequeñas maquinarias

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Temas de esta nota
Te puede interesar
Ultimas noticias