domingo 25 de octubre de 2020
Cielo claro 23ºc | Posadas

Misiones triplicará su capacidad de diagnóstico de coronavirus

martes 22 de septiembre de 2020 | 7:00hs.
Desde el 26 de marzo el Lacmi procesa muestras de PCR; en abril se sumó una red de laboratorios privados.
Daniela Cortés

Por Daniela Cortés Corresponsalía Buenos Aires

Misiones triplicará antes de fin de año su capacidad de realizar análisis de test de PCR, que son los que diagnostican los casos positivos de coronavirus, con la creación de un nuevo laboratorio que funcionará en el Instituto de Biotecnología de Misiones (Ibiomis) ubicado en el campus de la Universidad Nacional de Misiones (Unam).

El anuncio fue formulado ayer al mediodía por el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Roberto Salvarezza, en una videoconferencia en la que también participaron el vicegobernador de Misiones, Carlos Arce, y la rectora de la Unam, Alicia Bohren, entre otras autoridades nacionales y provinciales.

En esa oportunidad, Salvarezza explicó que “se otorgó una inversión de 12.763.213 de pesos para la Unam con el objetivo de instalar un laboratorio de Bioseguridad Nivel 2+, que permitirá aumentar la capacidad de diagnóstico del Covid-19 como también de otras enfermedades de la región como dengue, zika, chikungunya y HPV, que es el virus de papiloma humano.”

Actualmente los hisopados nasofaríngeos se realizan en el Laboratorio de Alta Complejidad de Misiones (Lacmi), que está ubicado en el Parque de la Salud en Posadas; consiguió la validación para procesar ese tipo de muestras el 27 de marzo pasado por parte del Instituto Malbrán, de Buenos Aires.

También se realizan estos análisis en algunos laboratorios privados de la capital provincial.

Con la incorporación del nuevo laboratorio de la Unam anunciado ayer, se podría triplicar la cantidad diaria de estos análisis que son fundamentales para saber si una persona está infectada o no por el Sars-Cov-2.

Según explicó la rectora de la Unam a El Territorio, “la idea es que antes de fin de año el laboratorio ya esté funcionando, lo que obviamente nos llena de entusiasmo”.

“De los 1.200 investigadores que tiene la Universidad Nacional de Misiones, 120 están involucrados en este proyecto, que aborda el diagnóstico y el tratamiento de diversas enfermedades virales y microbianas emergentes, crónicas, hereditarias, pediátricas que impactan en sistema de salud misionero”, dijo Bohren.

Con respecto a la cantidad de test de PCR que se podrán analizar en el nuevo laboratorio una vez que sea inaugurado, el ministro Salvarezza dijo que eso “depende de cuantas personas trabajan en el lugar, pero a juzgar por el equipamiento podrían procesarse unos 100 test diarios de PCR, lo que significa un gran avance en situaciones de emergencia sanitaria como la presente, en las que pueden colapsar los sistemas de salud y por lo tanto necesitamos sumar la intervención de otros espacios institucionales, como en este caso de la Unam”.

En ese contexto, Salvarezza explicó que “si bien hasta el momento la provincia de Misiones mantiene un estado epidemiológico controlado, sabemos que este virus no permite quedarnos relajados y frente el contexto de fronteras internacionales es fundamental que Misiones sume nuevos laboratorios de alta complejidad como el que pronto funcionará en la Unam”.

Por su parte, la rectora de la Unam advirtió que “una de las principales recomendaciones de los organismos sanitarios internacionales para controlar la pandemia es la disposición para generar amplia capacidad de test diagnósticos. Y para poder procesar la información de esos test se requiere de equipamientos especiales, que no son los comunes a cualquier laboratorio de análisis rutinarios, y del recurso humano con entrenamiento específico en técnicas de biología molecular. Y eso es justamente lo que vamos a tener en la Unam”.

Características del laboratorio

Según explicó la rectora de la Unam, el espacio físico donde funcionará el nuevo laboratorio ya está edificado, pues se trata del Instituto de Biotecnología de Misiones (Ibiomis), que funciona en el campus de Villa Lanús.

Dentro de esa edificación se montará el nuevo laboratorio, que contempla una especie de vallado de bioseguridad que impida el contacto de los agentes patógenos que allí se traten con el espacio exterior.

Según Bohren, “esta cuestión de estricto cumplimento de todos los protocolos de bioseguridad es fundamental para garantizar el trabajo científico que allí se realizará y la protección necesaria para todo el personal”.

“No hay otro laboratorio de estas características en la región, con este nivel de estándar de bioseguridad que permite manipular virus y bacterias que provocan diversas enfermedades. Vamos a ser pioneros y eso nos llena de orgullo”.

“Ahora en el marco de la pandemia seguro trabajaremos con los test para detectar coronavirus, pero también hay otras enfermedades comunes a nuestra región, como el dengue, que podremos investigar y tratar con mayor profundidad”, profundizó la rectora de la universidad.

Con respecto al equipamiento del nuevo laboratorio, el ministro Salvarezza detalló que se comprarán “dos termocicladores, un secuenciador con nanoporos, una cabina de bioseguridad, un ultrafreezer y un conjunto de elementos como purificadores, microcentrifugadores, estufas de cultivo, entre otra tecnología”.



Lacmi sentó precedente en diagnósticos

El Lacmi funciona en el predio del Hospital Escuela Ramón Madariaga y forma parte de la Red Nacional de Vigilancia de Virus Respiratorios. Consiguió ese estatus el 27 de marzo pasado, cuando el Instituto Malbrán de Buenos Aires lo validó para procesar las muestras de PCR para diagnosticar coronavirus.

PCR, que es la sigla en inglés de reacción en cadena de la polimerasa, es una técnica de biología molecular que detecta el antígeno, es decir, el genoma del agente infeccioso del virus. El director del Lacmi es Oscar Lezcano y bajo su conducción se desempeñan 30 bioquímicos y otro centenar de empleados, entre administración y técnicos.

El laboratorio tiene capacidad para procesar hasta 60 muestras por día, en un tiempo estimado de cinco a ocho horas. Antes de la autorización nacional, las muestras eran remitidas a Buenos Aires.
Te puede interesar
Ultimas noticias