viernes 30 de octubre de 2020
Cielo claro 18ºc | Posadas

Consulta previa al embarazo: clave para una sana gestación

sábado 05 de septiembre de 2020 | 11:40hs.
Consulta previa al embarazo: clave para una sana gestación
Quienes ya son madres saben la ansiedad que se siente durante los nueve meses que dura el embarazo. Mil cosas pasan por la mente de la futura mamá y todo tipo de dudas comienzan a ganar lugar y a aumentar la inestabilidad emocional. Si bien los cambios hormonales son propios del embarazo, es importante no dar lugar a
que problemas de salud -evitables- interfieran con la preparación de la llegada del nuevo integrante de la familia.

Para que un embarazo sea saludable, es fundamental la consulta a un especialista en ginecología y obstetricia antes de la concepción, ya que es este profesional quien podrá determinar si se necesita algún tratamiento previo que ayude al desarrollo óptimo del bebé.

“El control prenatal es una serie de medidas que toma el equipo de salud a fin de controlar y distinguir entre las embarazadas de alto riesgo con las de bajo riesgo en primera etapa. Luego, es importante determinar los factores de riesgo que puede tener una mujer cuando se embaraza y hacer un seguimiento estricto de las
embarazadas de bajo y alto riesgo. El control prenatal son visitas programadas al obstetra, donde se hacen distintas medidas a la embarazada y se evacuan dudas a ella y a su pareja, hasta los mitos de que cuando la panza es redonda es varón y con otra forma es mujer”, expresó el ginecólogo y obstetra David Halac, haciendo
hincapié en que la visita al médico especialista debe realizarse antes de la concepción.

La insistencia en la visita al ginecólogo se debe a que la buena salud de la madre es la que determinará el pronóstico del embarazo y además si la mujer padece alguna enfermedad se podrá realizar un tratamiento sin restricción de medicamentos.

“Hay muchas cosas que se pueden definir, resolver y solucionar desde el punto de la salud psíquica como física en la embarazada antes, por ejemplo una mujer con piedras en la vesícula, o la obesidad, y no una mujer muy gorda, sino cuando el índice de masa corporal está por encima de lo normal o al revés, una mujer muy
delgada. Una mujer excedida en peso es muy probable que tenga complicaciones durante el embarazo, tanto maternos como fetales”.

“Todas las futuras madres deben hacerse algunos análisis clínicos para estar lo mejor posible ante esa situación, porque el embarazo es un estado de exigencia metabólica para la madre y muchas patologías se agravan durante el embarazo. Es mejor resolver las patologías antes del embarazo con una intervención mínima
porque cuando la paciente ya está embarazada las cosas cambian. El embarazo bloquea ciertas acciones médicas, hay patologías en que no se puede actuar y algunos medicamentos están vedados porque tienen efectos teratogénico, es decir que puede provocar malformaciones congénitas”, recomendó Halac.

La pandemia no tiene que ser excusa para no realizar la visita al ginecólogo, ya que una buena noticia es que las embarazadas no integran el grupo de alto riesgo y además porque en el Instituto Gema se tomaron todas las medidas sanitarias correspondientes para que la mujer y su acompañante estén protegidos ante cualquier posible contagio.

“Se pide al acompañante que espere afuera para mantener distancia social en la sala de espera, pero se permite el ingreso del acompañante al consultorio, ya que pedimos que el hombre también forme parte del proceso de embarazo y parto”, explicó el médico.
Te puede interesar
Ultimas noticias