La fiesta supera día a día las expectativas

Miércoles 12 de septiembre de 2018
A casi una semana de celebración, comidas y espectáculos, Oberá sigue vibrando día a día con la Fiesta Nacional del Inmigrante, que aún tiene grandes noches por delante y le sigue haciendo frente a la crisis, superando récord de visitantes.
Mientras anoche se esperaba la actuación de Los Mitá, hoy los brasileños se adueñan del escenario con ballets y la puesta en escena de los esperados Tche Garoto y San Marino.
En tanto, el lunes volvió a funcionar la entrada gratuita al parque y eso repercutió positivamente en la concurrencia y en la facturación de las colectividades, que trabajaron a pleno. Las cocinas terminaron vacías,  se vendió todo y la felicidad se notó tras la caída de las ventas en el fin de semana. Esta noche, sin embargo, esperan que el ritmo del Brasil vuelva a atraer al público, así como el jueves es la elección reina y el viernes y sábado hay espectáculos convocantes como lo son Karina y Cacho Garay.
Se estima que unas 8.000 personas llegaron solamente el lunes al Parque de las Naciones en una nueva apuesta de Federación de Colectividades por sumar un día con entrada gratis. “Se tardaba quince minutos de una casa a la otra y ni hablar de esperar para hacer la fila para poder entrar a cenar”, manifestaron desde la comisión organizadora.
Los pasillos se llenaron de personas de diferentes edades. Muchos llegaron y se instalaron en una casa típica para cenar y luego recorrer para ver lo que ofrece el parque en sus diferentes sectores como el salón comercial, la carpa de artesanos y expositores o el pabellón de espectáculos.
“Nosotros tenemos que buscar la forma de contagiar a los obereños que puedan venir toda la semana, hay que cautivarlos nuevamente. Sorteamos almohadas todas las noches y el último día vamos a sortear un colchón y hasta pensamos en descuentos en los platos”, dijo Carlos Carrara, presidente de la colectividad italiana.
Mientras, otras apuestan por shows en vivo, como la colectividad brasileña: “Venimos trabajando bien, la gente nos elige, tenemos música en vivo todas las noches y con ofertas para todos”, explicó Enrique Nilsson, presidente de la colectividad.
Nuevamente el pabellón de espectáculos estuvo colmado de público, disfrutando de diferentes ballets, la presentación del bandoneonista brasileño Tiago Rossato, quien mostró una enorme destreza con su instrumento y que, a falta de tiempo, no tuvo la chance de devolver el bis que pedía el público.
El cierre con Esteban Cuestas y su Peña Chamigo, interpretando una extensa variedad de chamamés y chamarritas, también fue ovacionado. La fiesta siguió en diferentes casas típicas hasta las 2.30, aunque el cierre estaba previsto para la 1. 

Programa

Hoy
-9.30 y 14.30: visita gratuita de las delegaciones escolares.
-18: apertura del predio.
Entradas generales a 150 pesos y para jubilados a 80.
Menores de 12 no pagan.
-20: cuadro apertura
ballet colectividad paraguaya Ñasaindy, ballet colectividad japonesa Akatsuki, ballet folclórico argentino Tradiciones (ganador preselectivo), ballet colectividad portuguesa Corazon Luso, ballet colectividad brasileña Mocidade; San Marino; Tche Garoto.
-4: Cierre del predio.

Mañana
Noche coronación reina nacional del inmigrante.
-18: apertura del predio.
Entradas generales: 150 pesos y jubilados 80. Menores de 12 no pagan.
20: cuadro apertura.
-Primera pasada reinas.
-Elección reyes y principitos.
-Segunda pasada reinas.
-Reinas invitadas.
-Despedida reinas y princesas.
-Tercer pasada reinas.
-Los Kalas.
-Coronación.
-3: Cierre del predio.


Últimos días para elegir a la reina virtual

Quedan dos días para cerrar la votación para reina virtual del inmigrante en elterritorio.com.ar. Además de ingresar a través de cualquier dispositivo móvil, El Territorio dispone de un stand propio en el Parque de Naciones, donde se puede elegir a la candidata preferida entre las quince postulantes. La ganadora del público será coronada el jueves por la noche en el escenario principal, al tiempo que también se conoce la decisión del jurado.


Cónsul polaco: “En Europa no hay esta convivencia de culturas”

Michal Swietlik, cónsul de Polonia.
Michal Swietlik es el cónsul de Polonia en la Argentina y participó desde el inicio de la fiesta con desfile incluido. Es la segunda vez que visita la Fiesta Nacional del Inmigrante y sigue sorprendido del parque temático que tiene Oberá.
Además, aprovecha y realiza gestiones para que los descendientes polacos obtengan el pasaporte sin necesidad de trasladarse a Buenos Aires.
Swietlik sostiene que vienen a apoyar y hacer gestiones por la cantidad de polacos en Misiones, “en esta provincia hay una colectividad polaca muy fuerte y el Consulado trata cada año de venir para participar”. Según el cónsul, en la Argentina hay hasta medio millón de descendientes de polacos, por eso es importante la presencia en cada lugar dónde hay una colectividad.
“La casa polaca es impresionante, es una de las más grandes del Parque de las Naciones y demuestra que se sabe organizar, conservan las formas de ser, las costumbres y esto es una sorpresa, los platos son muy buenos, sobre todo los postres”, resaltó a El Territorio.
En su estadía, ya recorrió diferentes casas típicas, disfrutando de la nórdica, japonesa y española, entre otras, probando platos típicos, interiorizándose en el trabajo que vienen realizando y conociendo cada cultura.
El Parque de las Naciones es un lugar único por la dimensión y por tener tantos países conviviendo en el mismo espacio, para el representante de Polonia; esto se debe a que en el fondo los que participan son todos argentinos.
“Muy cómodos nos sentimos porque este concepto en Europa no existe, que haya tanta convivencia de culturas, porque en el fondo aquí son todos argentinos que recuerdan a sus antepasados y mantienen las raíces”, afirmó.
En cuanto a la gestión de trámites, los integrantes del Consulado llegan con la computadora portátil y sólo en esta visita realizaron entre 40 y 50 solicitudes de pasaporte, pero además entregaron los que ya se habían gestionado y se atendieron a más de 100 personas durante los días que se quedaron en la casa.
Antes de su despedida y regreso a Buenos Aires, seguían las charlas sobre la casa, las costumbres, descubriendo cosas nuevas y hasta interactuando con jóvenes polacos sobre diferentes proyectos a futuro, finalmente Swietlik aseguró que regresará porque tiene tres años más al frente del Consulado en nuestro país. 

A pesar de la crisis económica, la celebración no pierde su brillo

La comida al paso que ofrecen los kioscos de las colectividades es lo más popular entre el público. Foto: césar lasso
La crisis que golpea al país desde hace cinco meses no le fue ajena a la organización de la Fiesta Nacional del Inmigrante, que desde hace algunos meses comenzó a tejer una serie de estrategias para asegurar que el difícil momento económico no opaque el brillo que sabe tener la más tradicional de las fiestas misioneras.
Los meses previos fueron de temor y preocupación. Desde la Federación de Colectividades no esconden esto, pero a una semana de desarrollarse la fiesta, las preocupaciones se están disipando y el panorama parece alentador.
El presidente de la Federación, Juan Hultgren, fue quien explicó que “ante las crisis trabajamos en mira de lo que podría ser, con costos de entradas y de platos accesibles. Fue un trabajo a pulmón y en equipo que hasta ahora hizo que la gente responda”.
La fiesta le demanda un costo cercano a los 8 millones de pesos a la organización. Si bien la suma aún no está cubierta, sí aseguran que el panorama es alentador y, si se mantiene el ritmo de visitas y el clima acompaña, los costos se cubrirían sin inconvenientes.
En este contexto de necesidad, y temor, todos agudizaron el ingenio para atraer visitantes. En ese sentido, Hultgren explicó que “el tener dos días de ingreso libre ayuda a que el público venga a recorrer y pasarla bien, viendo un hermoso espectáculo”. Otra de las estrategias fue adelantarse con los contratos, para que la devaluación no golpee duro en el sector de mayores costos, los espectáculos. “Se organizaron desde febrero, se firmaron los contratos bajo valores de aquellos días y eso nos ayudó”, detalló Hultgren.
En cuanto a las colectividades, la estrategia fue diversa, pero todas buscando lo mismo: que el precio de los platos no apriete las billeteras golpeadas de los visitantes, que no dudan en preguntar, antes de sentarse, si hay ofertas, combos o platos para compartir.
Frederic Boulay es el presidente de la colectividad francesa, donde ampliaron algunos platos para que puedan compartirse. “Antes de la apertura teníamos dudas sobre los platos y los precios, porque son tiempos complicados y la gente tiene en mente que los tiempos que vienen no van a ser mejores. Entonces preparamos platos muy copiosos para que una familia completa pueda comer, porque quieren poder venir, sentarse y salir contentos de que comieron en una casa típica”, explicó y afirmó que la casa se propone “ser popular”.
En la casa paraguaya la situación es similar. Allí, Aníbal Arzamendia, que es tesorero de la colectividad, explicó que “aumentaron mucho los insumos y pensamos estrategias para no trasladar el costo de los insumos, bajando el margen de ganancia o poniendo ofertas y combos”.
La casa alemana refleja la misma realidad. Allí, Raúl Rietcher explicó que “se ve poco movimiento, pero la gente que viene a nuestra casa consume. Tenemos un plato que es el típico que es variado y puede compartirse”.
A la fiesta le quedan apenas cuatro jornadas en las que las colectividades esperan que la situación sea aún mejor, sobre todo porque las grandes apuestas en materia de espectáculos están por venir.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina