Investigan usina de ideas del PRO por aportantes truchos

Sábado 1 de septiembre de 2018
La causa por los aportantes truchos de la campaña de Cambiemos sigue sumando aristas. Ahora, el juez Ernesto Kreplak investiga a la Fundación Pensar, la organización que funcionó como “usina de ideas” en la que se apoyó Mauricio Macri para llegar a la presidencia. La declaración de una de las víctimas, cuya identidad fue utilizada para camuflar aportes electorales de origen desconocido, llevó a la sospecha de que la sede de La Plata de esa fundación podría haber funcionado como proveedora de datos de personas que luego aparecieron como donantes a la campaña.
En busca de información, Kreplak allanó el miércoles último la Dirección de Personas Jurídicas en la provincia de Buenos Aires - dependencia del gobierno Vidal- en busca de documentos de la filial y de su responsable, Eduardo Di Marco.
Kreplak allanó la dependencia provincial ya que no logró dar con la sede de la Fundación Pensar en La Plata que -todo indica- concentraba parte de la actividad política del PRO en la zona. Había pedido también información a la Inspección General de Justicia (IGJ), que funciona dentro del Ministerio de Justicia, y recibió datos y estatutos viejos, de los años 90, según informó Página 12. El juez reiteró el pedido.
En el operativo del miércoles, los investigadores se llevaron documentos sobre Di Marco, e intentaron rastrear una nómina con otros participantes. El asunto es sencillo: una de las personas cuya identidad fue utilizada para que figurara como aportante a la campaña de Cambiemos de 2017 había participado en algunas actividades ligadas a la Fundación Pensar, y dedujo que de allí pudieron haber sacado sus datos personales para que figurara aportando plata para las elecciones.
En esta causa, fueron aceptadas como querellantes trece personas que viven en Villa Itatí, en condiciones de evidente vulnerabilidad, que aparecen como aportantes a la campaña de 2017. Esta semana también pidieron ser admitidos en la misma condición tres afiliados a Suteba, que aún no dieron testimonio. Un aspecto de la investigación rastrea quiénes y cómo figuran como aportantes y no lo fueron.
De su lado, el juez electoral platense Adolfo Ziulu empieza a apuntar al origen del dinero que se canalizó para la campaña. Parte de ese análisis está centrado en un registro que entregó la Afip de aportantes particulares. Se trata de determinar si están vinculados con empresas. En este expediente fue denunciada la gobernadora María Eugenia Vidal y parte de su equipo.
Ziulu, que recibió una denuncia del fiscal electoral porteño Jorge Di Lello, está intentando concentrar todas las investigaciones que están en marcha sobre aportantes.
La Fundación Pensar fue clave como “think tank” de Macri en la elaboración de estrategias electorales y ha tenido entre sus referentes a Francisco Cabrera y Miguel Braun, y quedó este año a cargo de la diputada Carmen Polledo.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina