Con el aumento de caudal, las barcazas volvieron a navegar el río Paraná

Martes 26 de mayo de 2020 | 19:45hs.
Ituzaingó | Foto: Matías Sánchez
Tras el repunte del rio Paraná durante martes y miércoles de la semana pasada, se reinició el cruce de barcazas por la esclusa de Yacyretá luego de dos meses sin actividad.

Según datos que pudimos averiguar, hasta el miércoles 20 se movilizaron alrededor de 60 barcazas, y las de mayor porte debieron esperar hasta este martes 26 para moverse, y tendrán hasta el viernes 29.

Según informó Yacyretá, hasta el viernes podrán navegar por el rio, ya que a partir del sábado comenzará nuevamente a descender y dependerán del caudal normal para navegar, que se estima esté entre 0.30 metros. Esta tarde la altura del rio en el puerto de Ituzaingó se posicionaba en 0.80 metros.

Yacyretá explicó que, los caudales ingresantes al embalse estarán en el rango de 9.000 a 11.000 m3/s para la presente semana. A fin de compatibilizar la disponibilidad hídrica, desde hoy comenzó a ascender los niveles hídricos aguas abajo, a fin de llegar a valores en el entorno de 1.20 - 1.40 metros en la escala de Ituzaingó durante los días miércoles 27 a viernes 29 de mayo, inclusive.

Finalmente, a partir del sábado 30 de mayo se verificará un descenso de los niveles, tendiendo a valores acordes a la situación hídrica general del río Paraná a la altura de Yacyretá, del orden de 0.50 metros, para los primeros días de junio.

La lectura actual es de 0.80 metros y para la presente semana se estiman niveles entre 0.50 y 1.40m. En tanto que en el puerto de Ayolas (Paraguay) los niveles oscilaron entre 0.30 y 1.18 la pasada semana, y se pronostican niveles entre 0.50 y 1.50.

Barcazas paraguayas

Según explicaron medios paraguayos, a Itaipú se le solicitó 12.000 m3/s de descarga para que sea navegable río abajo de Yacyretá, con una altura de 1,20 metros como mínimo. Pero sólo se logró la descarga de 8.500 m3/s durante 12 días, por lo que desde Yacyretá deben maniobrar para obtener los 12.000 m3/s necesarios. Las autoridades de la EBY consideran que ello no resulta suficiente, por lo que se decidió dejar acumular agua para luego tener unos cinco días para cruzar todas las  barcazas posibles.

La histórica bajante no permitía la navegación de barcazas cargadas de oleaginosas. Esta situación, en lo que va del año, afectó al sector agro exportador paraguayo al punto de poner en riesgo una pérdida de más de 1.000 millones de dólares.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina