Brasilia declaró el estado de “calamidad” por coronavirus

Martes 30 de junio de 2020
Las autoridades del distrito federal de Brasil, la región donde se encuentra la capital Brasilia, alertaron que el 90,4 por ciento de las camas privadas de cuidados intensivos se encuentran ya ocupadas, mientras el país concluyó la peor semana de la pandemia de coronavirus en términos de nuevos casos.
“Queda declarado el estado de calamidad pública en el ámbito del distrito federal, como consecuencia de la pandemia causada por el nuevo coronavirus”, afirmó ayer el gobernador de Brasilia, Ibaneis Rocha, en un decreto publicado en el diario oficial.
En la práctica, la declaración del estado de “calamidad pública” es una medida puramente administrativa que otorga a las autoridades locales una mayor libertad en el manejo de sus presupuestos y les permite tener acceso, de forma rápida, a recursos del gobierno central para hacer frente a una emergencia.
La secretaría de salud del distrito federal anunció que tan solo están libres una veintena de camas de cuidados intensivos de la red hospitalaria privada dedicadas a los pacientes afectados por Covid-19 de las 219 que se dispusieron en un principio.
No obstante, los números en el sector público son más positivos, ya que todavía está disponible algo más del 39 por ciento de este tipo de lechos. De las 502 camas, 303 ya fueron ocupadas.

Una asunción suspendida
Por otra parte, el economista Carlos Alberto Decotelli, designado el pasado viernes nuevo ministro de Educación de Brasil, podría perder el cargo antes de asumirlo por sospechas de falsedades en su currículum, según informaron ayer fuentes oficiales a medios locales.
Decotelli fue anunciado como nuevo titular de esa cartera por el presidente Jair Bolsonaro la semana pasada. En ese entonces, el mandatario indicó en sus redes sociales que el economista tenía en su currículum una maestría en la Fundación Getulio Vargas (FGV), un doctorado de la Universidad de Rosario (Argentina) y un postdoctorado en la universidad de Wuppertal (Alemania).
Fuentes oficiales confirmaron que el gobierno ha decidido, por esas sospechas, chequear la información que aparece en el currículum de Decotelli, así como suspender la ceremonia en que asumiría oficialmente el cargo, prevista inicialmente para hoy. 

Breves internacionales

  • Uruguay completó la reapertura de las escuelas
    Uruguay dio un paso más hacia la nueva normalidad al completar la reapertura de las escuelas. Ayer volvieron a las clases los estudiantes de las escuelas públicas y privadas de la capital Montevideo y su área metropolitana y de la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU), una de las instituciones con más alumnos del país. También retomaron las clases en Rivera, una ciudad en la frontera con Brasil, después que fueran suspendidas por un repunte de casos de Covid-19. Aunque el regreso a clases es voluntario, se prevé que unos 256 mil estudiantes retomarán su lugar en las aulas en Montevideo, entre escuelas primarias, ciclos básicos, bachilleratos, liceos y alumnos de la educación terciaria técnica pública y privada.
  • Perú firmará acuerdo con clínicas privadas
    Cinco días después de que el gobierno de Perú amenazara con expropiar clínicas privadas para ampliar la capacidad de respuesta frente a la pandemia, el Seguro Integral de Salud (SIS) de ese país anunció que hoy firmará un acuerdo con el sector privado para que atiendan a pacientes de coronavirus en sus terapias intensivas. El titular del SIS, Moisés Rosas, explicó que el acuerdo para firmar contratos con las clínicas privadas, cuyos valores no fueron aún difundidos, buscarán favorecer a los pacientes más graves de Covid-19 que necesitan estar conectados a respiradores automáticos en terapia intensiva durante un período más o menos prolongado.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina