Asambleas de aeronáuticos dejaron 240 vuelos cancelados

Viernes 9 de noviembre de 2018
Una sorpresiva medida de fuerza de los gremios aeronáuticos paralizó desde las primeras horas de ayer las operaciones de Aerolíneas Argentinas en el aeroparque Jorge Newbery, en Ezeiza y en varios aeropuertos. La  medida se levantó después de las 17 y escasos vuelos partieron con posterioridad, totalizando más de diez horas sin vuelos.
Los que debían salir  desde aeroparque a Posadas fueron cancelados, tanto el que debía llegar a las 9.40 como el que tenía que despegar a las  10.20. Igual situación  se produjo en Puerto Iguazú con ocho vuelos a diferentes destinos. 
Si bien los sindicatos habían garantizado que a media mañana se normalizarían los servicios, sucedió lo contrario: comenzaron a darse las cancelaciones y por la tarde ya se habían suspendido 240 operaciones.
Los gremios que tienen de rehenes a los pasajeros con una huelga que no había sido anunciada fueron los sindicatos de pilotos (Apla y Uala), el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de Apta y la Unión del Personal Superior (Upsa).
Con el referido accionar se perjudicó a más de 30.000 pasajeros.  
La mayoría de los vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral que debían salir tanto desde Aeroparque como desde el Aeropuerto de Ezeiza primero fueron demorados primero y con posterioridad cancelados.  
Los trabajadores de ambas empresas estuvieron en asambleas para discutir las paritarias del año entrante.
Las asambleas debían durar hasta el mediodía, pero se extendieron hasta la tarde. Por ende, las empresas decidieron cancelar la mayoría de los vuelos demorados para evitar que se afecten los vuelos de todo el día.  
“Aerolíneas Argentinas reitera su permanente vocación de diálogo con todos sus trabajadores. Sin embargo, el reclamo gremial no fue acompañado de un planteo formal a la compañía, lo que impide la posibilidad de conversar sobre las diferencias que pudieran plantearse”, señalaron desde la compañía.
Al mismo tiempo, la compañía informó que “los pasajeros afectados podrán cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron”.
Desde Aerolíneas Argentinas se están realizando “los mayores esfuerzos por reubicar a los pasajeros afectados en los vuelos más próximos a su programación original que sea posible” se adujo durante la siesta. El vocero de la compañía, Marcelo Cantón, acusó a los sindicatos de estar buscando “generar caos”. Consideró que se trata de un hecho “político más que de un reclamo gremial”. Sostuvo que el accionar de los gremios es “ilegal” e “ilógico” porque “no fue declarado como medida de fuerza”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina