Vicentín enfrenta deudas por 100 mil millones

Domingo 2 de agosto de 2020
La decisión del Gobierno de retirarse del salvataje de la empresa Vicentín deja a la agroexportadora frente el concurso preventivo sin cooperación estatal ni la “confianza” de sus acreedores, con activos que representan cerca de un tercio de sus pasivos.

El presidente Alberto Fernández señalo ayer que no va a “estatizar deudas privadas, ni a salvar accionistas, ni a avalar con el Estado un desfalco”, mientras que el secretario de Justicia de Santa Fe, Gabriel Somaglia, advirtió que “la quiebra sería la peor salida” pero “siempre está latente en un concurso”.

Sin la posibilidad en el horizonte de la conformación de un fideicomiso mixto para administrar la empresa y buscar financiamiento, Vicentín enfrenta en el concurso preventivo una deuda cercana a los 100 mil millones de pesos entre pasivos con entidades financieras locales e internacionales y acreedores comerciales.

El juez Civil y Comercial de la Segunda Nominación de Reconquista que entiende en el concurso, Fabián Lorenzini, estableció el 25 de agosto como plazo máximo para verificar créditos.

Además, estableció que la Sindicatura tendrá tiempo hasta el 13 de noviembre para presentar los informes individuales y hasta el 16 de marzo de 2021 para el informe general.

Entre la declaración de cesación de pagos por “estrés financiero” el 5 de diciembre de 2019 y el pedido de su propio concurso el 10 de febrero de este año, la empresa fracasó en su intento por arribar a un acuerdo extrajudicial con sus acreedores.

Por otro lado, los bancos extranjeros reclaman una deuda del orden de los 530 millones de dólares a la compañía santafesina.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina