Trago amargo

Domingo 10 de noviembre de 2019
Parecía que Crucero se quedaba con la victoria en un partido luchado, con dos tiempos totalmente distintos, pero cerca del final una desatención defensiva le terminó costando caro. Al final fue 2-2 con Juventud Unida (G) en lo que fue el inicio de la fecha 11 del torneo Federal A. 
Evidentemente la localía parece darle la espalda al Colectivero en esta temporada, que una vez más se quedó con las ganas de escalar posiciones en la zona 1. Pero el de ayer fue un golpe anímico importante que costará olvidar.
La lluvia copiosa no dio tregua en la previa y tampoco con el encuentro iniciado. A pesar de las dificultades sabidas en cualquier categoría del fútbol argentino, el campo se mostró en óptimas condiciones y no privó al juego por bajo. 
El Colectivero intentó tomar las riendas con un De Souza activo por la banda derecha. De él nacieron las sociedades con Motta, suelto como enganche, y Fassino. Todas conexiones sin terminación en los metros finales, una constante del equipo en lo que va del certamen. 
Para colmo la visita no se quedó atrás, urgido de una victoria que amortigüe su crisis deportiva. La labor del delantero Fiorotto fue indispensable para que Bandiera y Trejo se animen a encarar una defensa que con el correr de los minutos sufrió el desgaste de las arremetidas. 
Así llegó una clara a los 5’, después de un cabezazo estupendo de Bandiera en el punto penal que Arguëllo se encargó de despejar. 
El Colectivero de a poco cedió la pelota al Decano, más por impericia propia que por estrategia. Es que el equipo misionero no encontró al hombre desequilibrante que genere la estocada final. Entonces los pelotazos llovieron desde la defensa a la suerte de Klusener y Vera. 
En ese contexto llegó el cachetazo, el primero de la tarde. Sobre los 45’ Haiza recuperó en el medio, le entregó la pelota al habilidoso Trejo quien categóricamente habilitó por derecha a Fiorotto para que establezca el 1-0. El goleador y hasta aquí figura desarmó a la defensa y definió sin apuro ante la salida del Argüello. Magistral definición, a palo derecho del uno, y a repensar la estrategia en el vestuario. 
Ya en el complemento Crucero salió con otra predisposición y consiguió premio en el amanecer. Sobre los 3’ Luis Alfaro tomó a Vera dentro del área y el árbitro no dudó en sancionar la pena máxima que el propio delantero se encargó de cambiar por gol con un estupendo remate. 
Otra historia se armó en el horizonte porque Crucero equilibró las acciones con actitud y presión alta. Es que el equipo de Sandro Bárbaro entendió que ganar el mediocampo era la clave y copó el sector con el retroceso de Motta y Klusener. 
Este cambio posicional, sumado al cansancio evidente de la visita, armó un partidazo de ida y vuelta, porque Juventud Unida tampoco negoció las ganas de llevarse los tres puntos. Prueba de ello fue el remate desde afuera del ingresado Rodríguez, a los 10’, que casi se coló después de la estirada de Argüello.  
El Colectivero respondió a los 28’ cuando De Souza, siempre activo, dejó mano a mano a Vera que no pudo vencer la resistencia del uno. La mejor jugada colectiva del partido no tuvo final feliz, pero sí reflejó una película más acorde a las circunstancias.
Y de tanto buscar llegó la recompensa. A los 35’ una vez más el Rasta De Souza lanzó un centro preciso para que Klusener descoloque al arquero y el pibe Axel Vallejos, de una posición por demás dudosa, la empuje al fondo de la red. 
Todo parecía que esta vez la historia estaba encaminada, pero había un capítulo más. Seis minutos más tarde a la locura destacada por el pibe de la cantera, Richard Rodríguez se equivocó en el retroceso y dejó mano a mano a Neri Bandiera que definió con clase, sobre la humanidad de Argüello. El golpe que nadie esperaba llegó, al igual que el final del partido. Un sabor amargo recorrió toda la cancha, los jugadores así lo hicieron saber antes de partir a los vestuarios.
A Crucero se le escapó el partido. Quedará la buena imagen mostrada en el complemento, pero los números dirán que al equipo le cuesta jugar en casa, condición en la que apenas logró un triunfo sobre cinco presentaciones. 
Habrá que dar vuelta de página porque en la próxima fecha el conjunto misionero visitará a Sarmiento, uno de los candidatos. Esa será otra oportunidad de despegue. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina