Se abstuvo la acusada de prostituir a sus hijos y ahora van por los “clientes”

Miércoles 26 de junio de 2019
Judicialmente se dispuso que ambos continúen detenidos en dependencias policiales distintas. | Foto: Marcelo Rodríguez
Cristian Valdez

Por Cristian Valdez fojacero@elterritorio.com.ar

La mujer de 29 años detenida el viernes de la semana pasada en el barrio Ñu Porá de Garupá bajo sospecha de haber prostituido a dos de sus cinco hijos, que actualmente tienen entre 12 y 3 años, se abstuvo de declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción Uno de Posadas, Marcelo Cardozo, ayer a la mañana.
El lunes al mediodía había designado defensora oficial y en la misma audiencia fue imputada por el delito de corrupción de menores agravado por el vínculo, tipificado en el artículo 125 del Código Penal que prevé penas “de entre 6 y 15 años de prisión cuando la víctima fuera menor de 13 años” tal como ocurre en este caso. Judicialmente se decidió que continúe detenida.
Lo mismo ocurrió con su concubino, de 39 años, indagado por abuso sexual en función de que se sospecha que pudo haber ultrajado a alguno de los niños que por el momento van a seguir alojados en dos hogares de tránsito de esta ciudad bajo el amparo de una defensora de menores hasta tanto el equipo interdisciplinario del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial escuche sus testimonios en Cámara Gesell, pericia que harán entre mañana y el viernes. 

Detrás de los “clientes”
Teniendo en cuenta que los acusados guardaron silencio, la atención de los investigadores se centra ahora en los datos que puedan obtener de las declaraciones de los menores.
Es que la decisión judicial es identificar y detener también a los supuestos clientes que pagaban determinadas sumas de dinero en efectivo para poder abusarlos sexualmente. Si bien en el barrio el silencio sobre el caso es marcado, los investigadores habrían conseguido una serie de apodos de hombres que frecuentaban la casa en la que la mujer habría entregado a sus hijos y esperan poder confirmarlos para avanzar con más firmeza sobre ellos. En el barrio es difícil obtener más datos en función de que los que en algún momento observaron las maniobras se mostraron poco colaborativos. 

Seguimiento  
Como viene informando El Territorio, el operativo de detención fue hecho por la División Trata de Personas de la Policía de Misiones, a instancias de las órdenes del magistrado interviniente.
Los menores implicados son tres niñas de 12, 8 y 3 años y dos varones de 9 y 5. Los dos más grandes serían quienes habrían sufrido los abusos propiciados por su madre en tanto que se cree que los más chicos habrían sido atacados por el padrastro porque en medio del allanamiento habrían hecho referencia a situaciones de índole sexual en las que involucraron al hombre. Todos fueron examinados por los médicos para determinar si poseen secuelas físicas de este tipo de delitos.
La denuncia fue radicada por una vecina de la familia a fines de febrero, cuando estaban viviendo en una casa del barrio Don Santiago de Garupá. La mujer relató ante las autoridades que los menores eran entregados por la progenitora para que los abusaran y que a la casa llegaban varios hombres que le entregaban dinero, aunque se cree que también era por mercadería y electrodomésticos.
En ese contexto se informó oficialmente que al ser detenidos el hombre tenía 8 mil pesos en su poder, cuya procedencia no pudo justificar porque carece de empleo fijo y al igual que la sospechosa, algunas veces fue visto haciendo changas.
Fuente policiales confirmaron que cuando la presunta proxeneta se enteró de la denuncia se mudó a otra casa antes de que los policías la allanaran. Desde ese momento deambuló por varios alquileres -estuvo también en el barrio A4 de Posadas- esquivando su detención hasta que finalmente la apresaron en el barrio Ñu Porá. 

Un caso parecido en Campo Ramón

En Oberá una mujer espera el juicio tras ser imputada por prostituir a su propia hija de 11 años y a su nieta de 17 a cambio de mercadería y dinero, en tanto que en el banquillo de los acusados estará acompañada por el hombre sindicado como el autor de los abusos sexuales a las menores. Se trata de un empleado de la Municipalidad obereña, quien actualmente tiene 68 años. La situación se registró en el Paraje Tapuí de Campo Ramón. El auto de elevación a juicio fue firmado por el juez de Instrucción 2 de Oberá, Horacio Alarcón, quien llevó adelante la investigación en la que en principio estuvo detenido el padre de la niña pero sin embargo, en el transcurso de las pesquisas quedó demostrado que no estaba al tanto de lo sucedido, por lo que el juez dictó la falta de mérito.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina