Sartori resistió con un cuchillo e hirió a uno de los agresores

Miércoles 17 de abril de 2019 | 06:45hs.
Máximas medidas de seguridad durante el debate oral.
La primera jornada de debate oral por el asesinato del empresario yerbatero y ganadero misionero Héctor Sartori (74), en su estancia de la localidad correntina de Felipe Yofre, desarrollada ayer en el Tribunal Penal de la ciudad de Mercedes, dejó al descubierto algunos detalles desconocidos del crimen perpetrado por una banda de asaltantes a principios de diciembre de 2015.
Fue durante la lectura de la acusación fiscal que sentó en el banquillo a Raúl Alejandro Ibarra, Alfredo José Alegre, José Andrés Genes, Félix Amadeo Rosales y Aníbal Ramón Zygalzki, por los delitos de homicidio en ocasión de robo y homicidio doblemente calificado por ensañamiento y criminis causa en concurso real y portación ilegítima de arma de fuego agravada por registrar antecedentes penales por delito doloso, consignó el medio Tumercedes.com.
El expediente dio cuenta que Sartori fue asesinado a golpes por la banda integrada por seis personas, los cinco acusados y Juan Carlos Mierez, quien resultó muerto de un balazo en la cabeza disparado por Genes durante un forcejeo con el empresario que, pese a su avanzada edad, se resistió con un cuchillo de faena e incluso hirió en la cabeza a uno de los atacantes.
La víctima fue sorprendida en uno de los potreros de su establecimiento Cuarto de Milla, sobre la ruta nacional 123, donde había ido con un peón y el hijo de éste para hacer arreglos en las tranqueras.
En ese punto, de acuerdo a la investigación y a la declaración de uno de los involucrados (Zygalzki) que terminó confesando su participación, el grupo criminal esperó alrededor de dos horas a que Sartori llegara para intentar reducirlo junto a sus ayudantes, atándolos con alambre, pero se encontraron con la inesperada resistencia del empresario quien, cuchillo en mano, intentó escapar subiendo a su camioneta desde donde continuó lanzando estocadas.
En ese contexto llegó a producirle un profundo corte a uno de los agresores y en medio del forcejeo Genes disparó el arma de fuego calibre nueve milímetros que empuñaba, impactando el balazo en la cabeza de Mierez, que murió en el acto.

Descontrolados
En ese momento, de acuerdo a la acusación fiscal, la banda perdió todos los estribos y varios de sus integrantes se abalanzaron hacia Sartori, comenzando a golpearlo con elementos “duros y romos” en la zona del cráneo y tórax, logrando reducirlo para atarlo de pies y manos con alambres. “Lo amordazaron y luego de una corta agonía dejó de existir producto del traumatismo craneoencefálico y politraumatismo torácico producido por los golpes”, se describe.
Se expuso en el expediente que la banda, integrada por dos policías formoseños, había llegado al lugar con el dato de que Sartori tenía una fuerte suma de dinero producto de transacciones comerciales, pero a poco de comenzar el atraco se encontraron con la víctima muerta, al igual que uno de sus cómplices. Por eso optaron por huir sin llevarse nada. “Su misión criminal era robar la plata que suponían, tenía la víctima”, se aseveró.
Fundamental en la tarea investigativa fue el testimonio con tono de confesión de Zygalzki, quien era agente de la Policía de Formosa y sindicó como líder del grupo a un superior suyo, Oscar Amarilla, quien en noviembre de 2015 le ofreció ser parte del golpe en Corrientes.
Amarilla falleció días después de que detuvieran a Zygalzki, quien en ese panorama quedó como arrepentido y sus declaraciones permitieron establecer que las reuniones previas al golpe fueron Formosa.
La continuidad del debate será el próximo martes.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina