Realizaron inédita cirugía pediátrica para corregir un ojo con estrabismo

Viernes 19 de julio de 2019 | 07:00hs.
Mayra y su madre junto a las médicas Corsi, Peñalba y quien intervino, Lorena Rodríguez. | Foto: Marcelo Rodríguez

Por Esteban Bueseck interior@elterritorio.com.ar

Desde el nacimiento, un problema visual que hacía que los ojos Mayra (10) no estén alineados había generado preocupación en los padres de la pequeña. Pero fue cuando empezó la escolaridad que esa incapacidad para mantener la alineación se convirtió en un verdadero drama. Burlas y comentarios por lo bajo fueron socavando la personalidad de la niña, motivo por el cual los padres buscaron poner fin a ese sufrimiento.
Una consulta en el Samic de Eldorado y una serie de tratamientos que no generaron mejoras la llevaron a buscar otras alternativas. Allí le dijeron que la única solución era una cirugía para corregir el ojo desviado, problema oftalmológico que se conoce como estrabismo. 
Así Adriana Vargas, madre de Mayra, averiguó en una clínica privada, donde se le hacía casi imposible costear los 35.000 pesos que le presupuestaron. Y presintió que la solución podría estar en la capital provincial.
“Yo no conocía Posadas y dije ‘bueno, voy a enfrentar esto y voy a ir’. Y saqué turno y no pude venir porque hubo paro de colectivos, así que perdí ese primer turno”, recordó la mujer de 26 años, que se dedica a hacer tareas de la chacra junto a su esposo, sobre cómo empezó a gestarse la solución.
“Dios abrió las puertas para que las cosas sean así”, afirmó Adriana, quien se asumió muy religiosa.
“Vinimos por primera vez en mayo, nos derivaron a cirugía y ya está todo bien”
La operación se concretó el pasado jueves 11, duró poco más de dos horas y fue la primera vez que el sistema público de la provincia ofreció una solución a este inconveniente, antes las operaciones de desarrollaban en el Hospital Garrahan, por lo que los pacientes debían viajar a Buenos Aires.

Recurso humano
Pero para que se haga esta operación hizo falta recurso humano con formación postbásica. Esto último llegó de la mano de Lorena Rodríguez, una médica sampedrina que optó por volver a Misiones luego de terminar su formación.
Rodríguez estudió medicina en la Unne, hizo su residencia en el Hospital Perrando de Chaco, una rotación de diez meses en el Hospital Gutiérrez para abordar la oftalmología infantil y estrabismo. 
Luego fue seleccionada por el Hospital de Clínicas de la ciudad de Buenos Aires para realizar el Programa de Perfeccionamiento Postbásico (fellowship) de Estrabismo para el abordaje clínico y quirúrgico. Y luego por un año perfeccionó la técnica quirúrgica. 
Con todo ese bagaje formativo, en abril de este año ingresó al Servicio de Oftalmología del Hospital de Pediatría Doctor Fernando Barreyro, de Posadas. Y su vuelta al rojo terruño ya está dando sus frutos.
“El caso de ella es de nacimiento, tenía una predisposición no genética pero sí nació con esa tendencia a desviar los ojos”, contó Rodríguez a El Territorio. 
“Desde la primera consulta hasta llegar a la cirugía pasaron dos meses. La cirugía fue el jueves 11 de julio y el postoperatorio le tomó una tarde de internación para la recuperación de la anestesia, a la mañana siguiente la controlamos, le dimos el alta y se fue a su casa con unas gotitas. No tiene que usar parche, puede mirar la tele y usar sus ojos normalmente”, dijo sobre la excelente recuperación que tuvo la niña. 
“Mayra ya volvió a su casa y ahora vino de nuevo a Posadas para los controles. Por un mes más o menos va a tener el ojo un poco rojo, pero eso es normal”, agregó la médica que intervino a la niña.
Por otro lado, dio detalles sobre en qué consiste la clínica del problema oftalmológico. “El estrabismo es cuando los pacientes tienen los ojos desviados, algo que comúnmente se llama bizco, y eso puede aparecer en cualquier momento de la vida, desde el nacimiento hasta a un adulto de 70 años”, sostuvo.
“La cirugía consiste en mantener al ojo inmóvil con sus seis músculos y cuando intervenimos, tocamos esos músculos y modificamos su posición para darles más fuerza o debilitarlos y que así ellos puedan dejar los ojos alineados y seguir con movimientos”, explicó.
Consultada sobre qué factores se tienen que dar para que se produzca el inconveniente, expresó: “El estrabismo puede producirse por una disminución severa de la visión de ese ojo, por antecedentes familiares, por traumatismo y en los niños a veces hay una predisposición a que tengan estrabismo. Otras causas son los tumores a nivel cerebral”.
De momento, la operación se realiza sólo en pacientes pediátricos,dado que en el Madariaga aún no hay un cirujano de estrabismo. “Allí está el doctor Piccili y con él hacemos interconsulta. Pero al pertenecer al Parque de la Salud, colaboramos entre todos”, añadió.
Y sobre la importancia de este tipo de intervenciones dentro del sistema público misionero, Rodríguez reflexionó: “A estos pacientes antes se los derivaba a Buenos Aires, entonces aparte de ser un costo para la Provincia, también pensemos en las familias, porque los padres que vienen no tienen un solo hijo y no pueden ir con tres hijos allá, entonces eso también hay que tener en cuenta eso. Así que al tener ahora accesibilidad y más cerca para todos es mucho mejor”.
Por último, indicó que ya hay unos 20 pacientes pediátricos que están siendo preparados para tener su cirugía: “Para dentro de dos semanas hay un nene de 14 años y después hay nenes y nenas de 2, 7 y 10 años esperando su turno”. 

Una operación que le cambió la vida y la autoestima

En Pozo Azul, Mayra asiste a la Escuela 108 del kilómetro 80, a la que planea retornar la semana del 29 de julio para seguir con sus estudios. “No tenía miedo de operarme, yo quería operarme rápido. En el quirófano estaba contenta, me reía”, relató la pequeña sobre cómo fueron los momentos previos al procedimiento que le cambió la vida.
“Ahora miro bien”, afirmó y comentó sobre cuáles fueron las primeras impresiones al verse al espejo y al exponerse a las miradas, de otros. “Cuando volví a mi casa mis hermanitos, mi papá y todos me felicitaron. A mí me gustó mucho como quedó”, sostuvo.

Cambio de realidad
“Nosotros para hacer esta cirugía preparábamos al paciente y teníamos la posibilidad de hacerlo en Buenos Aires, en el Garrahan. Y con la incorporación de la doctora (Rodríguez) tenemos la suerte de poder hacerlo en Posadas”, señaló la oftalmóloga Fernanda Corsi, jefa del servicio en el hospital pediátrico.
“Así que hicimos esta primera cirugía y estamos muy contentos porque lo podemos hacer acá, contener a los padres, trabajar en equipo, así que eso muy bueno”, insistió.
Y se explayó sobre cómo cambia la vida de la persona luego de la operación. “Es impresionante como afecta a la autoestima de la persona tener estrabismo, porque esta niña hoy pudo expresar desde su corazón su gran experiencia, cómo le cambió en la escuela, en el autoestima, es muy importante y la contención de los padres”, contó.
Y aclaró que en algunos casos se puede llegar a necesitar más de una cirugía. “A veces con una sola no es suficiente y hay que operar otra vez dentro de seis meses, hacer un retoque de los músculos. A veces después de la operación se usan parches porque el ojo estuvo perezoso mucho tiempo”, expresó la profesional de la salud, aunque en el caso de Mayra no será necesario.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina