Policía mató de un tiro a un hombre en presunta persecución por contrabando

Jueves 14 de noviembre de 2019
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo fojacero@elterritorio.com.ar

Un efectivo de la Policía de Misiones asesinó ayer a un hombre en la localidad de El Soberbio en medio de una presunta persecución en el marco de un operativo por contrabando, detallaron diferentes fuentes consultadas por El Territorio. La víctima fue identificada como Reinaldo Andrade (37), quien recibió un disparo en la cabeza. 
El hermano del fallecido, Pablo Andrade, dijo ayer que “todos son contrabandistas cuando pasa algo con ellos”, refiriéndose a las fuerzas policiales. También aseguró, en base a información que le llegó, que su hermano fue ejecutado estado parado orinando  a la vera del camino y que no pudo llegar a la escena del crimen. 
Ayer a la noche el titular del Juzgado de Instrucción Tres de San Vicente, Gerardo Casco, estaba supervisando las tareas en el lugar y ya había solicitado las pericias a Gendarmería Nacional para dar transparencia a la investigación. De esta forma, una comisión de Criminalística de la fuerza federal se trasladó desde Posadas al lugar de los hechos. 
También se hizo presente el subjefe de la Policía de Misiones, José Roberto López, y la Dirección de Asuntos Internos para iniciar el sumario correspondiente. Hasta ayer había dos presuntos cómplices del fallecido a disposición de la Justicia, quienes resultaron heridos en medio del enfrentamiento. 
En el marco de la investigación, fueron secuestradas las armas de los policías, de quienes no se había determinado ayer su situación, y dos armas que pertenecen a los civiles: un calibre 38 y un pistolón. Todo será sometido a pericias.

La versión oficial 
Según las primeras informaciones, todo ocurrió en horas de la tarde, cerca de las 17. Dos efectivos de la División del Comando Radioeléctrico aseguraron que hacían tareas de inteligencia por la ruta costera 2 en el vehículo particular de uno de ellos - un oficial-, cuando observaron a un Volkswagen Voyage color gris en una estación de servicios del lugar. 
Siempre según el informe policial, el vehículo fue reconocido por los efectivos como uno de los tantos utilizados para la actividad del contrabando en la localidad y los ocupantes, al notar la presencia policial, huyeron a gran velocidad del lugar. Entonces se inició una persecución con dirección hacia los Saltos del Moconá.
El auto entró en un camino terrado hacia el paraje San Ignacio e hizo unos mil metros, hasta que aparecieron los tres civiles involucrados. Éstos se movilizaban en un Gol Trend, e - dijeron los efectivos policiales- impactaron contra el coche de los efectivos para impedir la persecución. 
El relato del oficial implicado indica que uno de los ocupantes del Trend sacó en esa instancia un arma de fuego, por lo que procedió a efectuar disparos para repeler un ataque. Si bien ayer la información era que se trató de un tiroteo, este testimonio no detalla si hubo fuego cruzado. 
Ambos vehículos, producto de esta secuencia, quedaron a la vera del camino y los efectivos notaron un arma calibre 38 en el lugar, que luego fue secuestrada al igual que un pistolón. Además de Andrade, también estaban en el auto un joven de 26 años de edad y otro hombre de 32. Todos son vecinos locales que tienen domicilio sobre la ruta provincial 13. 
Rápidamente se notó que Andrade estaba malherido, por lo que fue asistido por el personal policial y luego trasladado en ambulancia al hospital local, donde ingresó a las 17.45. La comisaría local, perteneciente a la Unidad Regional VIII, fue informada del hecho a las 18. 
El cuerpo de la víctima fue remitido a la Morgue del Poder Judicial para la realización de la correspondiente autopsia. Los otros involucrados, en tanto, presentaban lesiones leves en la cabeza y hasta ayer estaban siendo custodiados en el hospital local. 

“No merecía morir así”
Ayer por la noche El Territorio se comunicó con Pablo Andrade, hermano del fallecido,  quien señaló que aún no tenía mayores informaciones de lo ocurrido en razón que el juez y las autoridades policiales trabajaban en el lugar y no pudo acceder a la escena del crimen, pese a su insistencia. 
Atento a las primeras versiones que surgieron señaló que los policías “pueden decir lo que ellos quieran, pero lo van a tener que comprobar.  Todos son contrabandistas cuando pasan cosas con ellos, pero mi hermano no merecía morir de esta forma. Que yo sepa no hay pena de muerte en Argentina”. 
El hombre confirmó que el Gol Trend pertenece a su hermano y expresó que no había ninguna mercadería ilegal dentro del auto. También expresó, citando versiones que “le llegaron”, que su hermano estaba parado a la vera de la ruta orinando, cuando los efectivos “le ejecutaron de un tiro en la cabeza”. 
Hizo hincapié en que los implicados no estaban en un móvil oficial, por lo que no había sirenas, conos, ni ningún otro elemento que dejen en claro que se trataba de un procedimiento. 
Para finalizar, Pablo señaló que su hermano estaba casado y tenía dos hijos menores: un nene y una nena. Era el sostén de la familia y además el encargado de cuidar a su madre,quien sufre una grave enfermedad y está haciendo un tratamiento tres veces por semana. 
También desembarcaron en El Soberbio efectivos de Infantería de la Unidad Regional II de Oberá, ante la posibilidad de manifestaciones. Hasta ayer no había habido inconvenientes.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina