París se paraliza y cierra sus atractivos ante nuevas protestas

Sábado 8 de diciembre de 2018
Francia movilizó ayer a miles de policías y cierran atracciones turísticas importantes como la Torre Eiffel y el Museo del Louvre, en vísperas de protestas antigubernamentales que las autoridades temen se vuelvan más violentas que las de las últimas semanas y que han tenido al país en vilo.
Las medidas drásticas de seguridad mantendrán sitiada París hoy e interrumpirán los planes de cientos de miles de turistas y habitantes.
Tiendas en la capital francesa también planean cerrar sus puertas, prefiriendo perder ingresos durante un período clave de fin de año en lugar de ver que rompan sus cristales o saqueen su mercancía, como ya sucedió el sábado pasado, cuando una manifestación contra el gobierno por el aumento a los impuestos terminó en disturbios.
Trabajadores colocaban tablones en los ventanales de tiendas, lo que hacía parecer que la zona de los Campos Elíseos se estaba preparando para el impacto de un huracán. “De acuerdo con la información que tenemos, algunas personas radicalizadas y rebeldes tratarán de movilizarse”, dijo el ministro del Interior, Christophe Castaner. “Algunas personas violentas quieren participar”, agregó.
Las autoridades dijeron que 8.000 policías serán desplegados en París respaldados por vehículos antibarricadas que podrían usarse por primera vez en un área urbana desde los disturbios de 2005. “Estos vehículos pueden ser muy útiles para proteger edificios. Y en el caso de que ellos levanten barricadas, podremos despejar el espacio y permitir el avance de nuestras unidades”, dijo Stanislas Gaudon, jefe del sindicato policial Alliance.
Ante el temor a que los manifestantes puedan utilizar mobiliario urbano o materiales de construcción como armas, la policía retiró ayer todos los contenedores de vidrio, barandas y maquinaria de construcción presentes en zonas de alto riesgo. Estas áreas incluyen la céntrica avenida de los Campos Elíseos, que en un sábado normal de diciembre está repleta de turistas y compradores.
“Con tristeza veremos a la ciudad casi paralizada, su seguridad es nuestra prioridad”, aseguró la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. En el país se movilizarán 89.000 policías frente a los 65.000 del pasado fin de semana, cuando hubo 130 heridos y más de 400 detenidos.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina