¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Se temen nuevos deslizamientos de tierra sobre la población

miércoles 29 de mayo de 2024 | 6:02hs.

Las autoridades temen que un segundo deslave y un brote infeccioso acechen en el sitio del desastre masivo en Papúa Nueva Guinea debido a los cuerpos y arroyos que quedaron sepultados bajo toneladas de escombros que arrasaron un poblado. Miles de personas recibieron instrucciones de prepararse para evacuar, según dijeron las autoridades ayer.

Una masa de rocas, tierra y árboles rotos devastó la localidad de Yambali, en las remotas tierras altas de la nación insular del Pacífico sur, cuando una ladera de piedra caliza se desprendió el viernes.

El manto de escombros se ha vuelto más inestable debido a las lluvias recientes y a los arroyos que quedaron atrapados entre el suelo y los restos, dijo Serhan Aktoprak, director de la misión de la Organización Internacional para las Migraciones en Papúa Nueva Guinea.

Esa agencia de Naciones Unidas tiene funcionarios en el lugar de la provincia de Enga que ayudan a albergar a 1.600 personas desplazadas. La agencia calcula que 670 pobladores fallecieron, mientras que el gobierno de Papúa Nueva Guinea le ha dicho a la ONU que cree que más de 2.000 personas quedaron sepultadas. Seis cuerpos habían sido extraídos de los escombros para el martes, según un comunicado de Naciones Unidas.

Habría más de 2.000 sepultados por alud en Papúa Nueva Guinea

¿Que opinión tenés sobre esta nota?