¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Hogares de Día asisten a casi 200 chicos en situación de vulnerabilidad

La demanda de comedor, de clases de apoyo y control pediátrico es de lo más demandado en los espacios que funcionan en Posadas, Oberá y Puerto Iguazú
martes 21 de mayo de 2024 | 18:21hs.
En la provincia funcionan tres Hogares de Día: en Posadas, Oberá y Puerto Iguazú.
En la provincia funcionan tres Hogares de Día: en Posadas, Oberá y Puerto Iguazú.

Nadie escapa de la situación económica actual, pero quienes más la sufren a diario son las cientos de familias en estado de vulnerabilidad a quienes subsistir se les hace cada vez más difícil.

Esto se ve en los Hogares de Día, principalmente en el de Posadas que a principios de año llegó a tener 150 admisiones, pero que fue descendiendo a los 60 niños, niñas y adolescentes que actualmente asisten al lugar. Esto debido al elevado costo del pasaje del transporte urbano y también a las condiciones climáticas, admitieron entre las diferentes causas de esa merma. En el hogar que funciona en Puerto Iguazú asisten 82 y en Oberá entre 45 y 55 chicos.

“La demanda de admisión va variando de acuerdo a los distintos hogares, obviamente por la situación económica, pero también muchos vienen por apoyo escolar, los padres buscan bastante eso. Por supuesto la del comedor, del alimento que va de la mano con la situación económica”, sostuvo a El Territorio Marlenne Abrile, subsecretaria de Atención Integral de la Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia.

Y añadió: “El control pediátrico es algo que se solicita bastante, nosotros tenemos en los barrios de Posadas una especie de operativo y se les brinda atención pediátrica, laboratorio y vacunatorio. Ahí tenemos mucha convocatoria, no sólo de los chicos que asisten al hogar, sino de niños y niñas y familias que vienen de afuera”.

Entre las principales objetivos del Hogar de Día se encuentran conformar un espacio y proceso que favorezca al desarrollo de acciones básicas de restitución de calidad de vida y de derechos y permita al niño, niña y adolescente en situación de vulnerabilidad lograr el restablecimiento de sus funciones básicas, así como mejorar sus condiciones nutritivas, alimenticias y de salud integral que incluye necesariamente la salud biopsicosocial y espiritual del niño y su grupo familiar.

“Nuestro objetivo en realidad es que los chicos no necesiten venir a los hogares, no que no puedan venir o dejen de asistir por algún impedimento. Siempre buscamos la vuelta para que ellos vengan porque saben que todas las semanas cuentan con herramientas recreativas, con la parte de comedor, apoyo escolar, tienen distintos talleres. Saben que cuentan con eso diariamente y el no venir por ahí tiene consecuencias no buenas para ellos: por ejemplo, la falta de comida, de alimento. Se trata de ir a buscarlos, de traerlos, de ver por qué motivo no asistieron”, relató la subsecretaria.

Como se trata de un abordaje integral, los profesionales que allí se desempeñan hacen un seguimiento pormenorizado de los chicos y sus familias. “Se completa un formulario de los niños, niñas y sus familias porque les atiende la psicóloga, la psicopedagoga, la pediatra, la asistente social y luego de eso también se les hace un seguimiento cuando salen del hogar, si están yendo a la escuela, en qué condiciones están viviendo”, explicó. 

Y consideró: “Constantemente estamos en contacto con la familia porque creemos que es una parte fundamental en el desarrollo de los chicos más allá del acompañamiento que nosotros hacemos desde los hogares”.

Asimismo, indicó que también se detectan diversos tipos de abusos como al maltrato infantil, abuso sexual, violencia doméstica. 

“Estamos atentos y también tratando de dar las herramientas en todos los aspectos que involucran la familia y al niño, atentos a cualquier situación o cualquier cambio de conducta de algún niño. Se debe avisar directamente a la parte de directiva y ahí se empieza a ver con el equipo interdisciplinario cómo se aborda. Generalmente el primer paso es a través de acceso a la Justicia si es una situación grave, si estamos hablando de abuso, de violencia, de maltrato infantil”, recalcó.

“Si hay otras cuestiones que se detectan en un proceso de admisión en cuanto a la parte psicológica del niño, si es por una cuestión de consumo, se trabaja en conjunto con la Secretaría de Prevención de Adicciones”, cerró.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?