viernes 12 de abril de 2024
Muy nuboso 19.7ºc | Posadas

Cerro Monje palpita la Semana Santa con trabajo y devoción

La devoción centenaria se remonta a un "milagro" ocurrido hace más de un siglo y sigue atrayendo peregrinos, manteniendo viva la tradición religiosa y el legado histórico de la región

domingo 17 de marzo de 2024 | 6:05hs.
Cerro Monje palpita la Semana Santa con trabajo y devoción

En la majestuosa serranía de San Javier, se encuentra el imponente Cerro Monje, un lugar de profunda tradición y devoción que cobra vida especialmente durante la Semana Santa. Esta celebración, arraigada en la fe y la historia de la región, reúne a miles de peregrinos cada año para manifestar su veneración y participar en diversas actividades religiosas y culturales.

El cronograma de actividades para la Semana Santa en Cerro Monje de este año es rico y variado, ofreciendo a los visitantes una experiencia espiritual única y enriquecedora.

El jueves a las 19 se llevará a cabo una solemne procesión con antorchas desde las escalinatas hasta la cima del cerro, organizada por GruJuMi, FaMaPaJú y Fasta. A continuación, a las 20, tendrá lugar una emotiva misa con lavatorio de los pies en la cima, seguida de la Adoración del Santísimo en la capilla del cerro, organizado también por GruJuMi, FaMaPaJú, Fasta y la Legión de María. Además, durante la noche se proyectará la película “La Pasión”, en un ambiente de recogimiento y reflexión.

El viernes a partir de las 8 se rezará el Vía Crucis cada hora alrededor de la cima, ofreciendo a los fieles la oportunidad de meditar sobre el camino de Cristo hacia la crucifixión. Durante todo el día estarán disponibles las confesiones para aquellos que deseen reconciliarse espiritualmente. A las 10 se llevará a cabo la celebración de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, con una representación conmovedora del Vía Crucis Viviente y la Adoración de la Santa Cruz, a cargo del Grupo Parroquial. Finalmente, a las 15 se realizará la Adoración de la Santa Cruz, la Veneración a la Madre Dolorosa y la Devoción a Jesús Misericordioso, organizada por los Misioneros Socios Laicos Amigos del Verbo.

Estas actividades, enmarcadas en el esplendor natural del Cerro Monje, ofrecen a los peregrinos y visitantes la oportunidad de vivir una Semana Santa única, donde la espiritualidad y la contemplación se entrelazan en un ambiente de paz y serenidad.

Además de estas actividades religiosas, en la cima del cerro se habilitarán cantinas exclusivas de la parroquia San Francisco Javier, donde los visitantes podrán disfrutar de platos tradicionales como pescado frito, empanadas, pizzas, así como bebidas refrescantes como agua y gaseosas. También se ofrecerán productos como chipa cuerito, matecocido y se pondrán a la venta remeras con estampas del cerro y artículos religiosos para aquellos que deseen llevar un recuerdo de esta experiencia única.

La devoción al Señor de los Desiertos en Cerro Monje ha perdurado a lo largo de más de un siglo y medio, atrayendo a peregrinos de toda la región durante la Semana Santa. El origen de esta devoción se remonta a 1853, cuando un monje italiano experimentó un “milagro” en la cima del cerro, dando inicio a una tradición que sigue hasta nuestros días.

La leyenda del monje que presenció el milagro de la brotación del agua resiste el paso del tiempo, manteniendo viva la fe y la devoción de generación en generación. La Semana Santa en Cerro Monje es un momento especial donde la comunidad se une en oración, reflexión y celebración, recordando los acontecimientos que dieron origen a su profunda tradición religiosa.

El legado de esta histórica celebración, enraizada en la fe y la historia de la región, continúa inspirando a miles de personas a acudir al Cerro Monje cada año para vivir una experiencia espiritual única y renovadora durante la Semana Santa.

Una vida dedicada al Vía Crucis

La vida de Héctor Sena y Lorena Altamirano ha estado entrelazada con el Vía Crucis Viviente durante más de una década. Esta pareja, comprometida con su fe y la tradición religiosa, pone sus esfuerzos y pasiones a llevar a cabo esta conmovedora representación de la Vida, Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús.

“Es una actividad que se ha realizado durante más de 25 años, y nosotros llevamos 15 años participando activamente en ella”, compartió Lorena a El Territorio.

El Vía Crucis Viviente es mucho más que una representación teatral para Lorena y Héctor; es un servicio, una oración en movimiento que les permite vivir en carne propia los momentos cruciales de la vida de Jesús. “Esperamos ansiosos durante todo el año para poder participar”, confesó Lorena. “Cada ensayo, cada preparación, es un acto de fe y devoción”.

Uno de los aspectos más significativos de esta representación es la participación de los jóvenes y niños de la parroquia San Francisco Javier. “Tenemos la tradición de que cada joven que interpreta a Jesús trae a su madre para hacer de María”, explicó Lorena. “Para las madres, es un momento de gran importancia y espiritualidad profunda”.

La preparación para el Vía Crucis Viviente lleva aproximadamente un mes de ensayos intensivos. Cada detalle, desde las canciones hasta los momentos clave de la representación, es cuidadosamente seleccionado. “Es un desafío año tras año”, admitió Lorena. “Pero cada momento vivido en el Cerro Monje, durante la celebración del Viernes Santo, nos llena de una emoción y significado indescriptibles”.

El Vía Crucis Viviente se convirtió en una parte fundamental de la vida de Héctor, Lorena y toda la comunidad religiosa que participa en esta conmovedora representación. "Hay un equipo  importante de jóvenes que apoyan siempre y sin ellos nada sería posible", destacó Lorena.

Más en San Javier

En el marco de las celebraciones religiosas, el templo central de la parroquia y otras iglesias de la zona ofrecen una programación especial para conmemorar los momentos más significativos de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

La semana comienza el Domingo de Ramos, con una procesión que parte desde la Plaza Los Jesuitas hasta el Templo, seguida de varias misas a lo largo del día en diferentes parroquias de la localidad. Este día marca el inicio de una semana intensa de actividades religiosas.

El lunes y el martes santo continúan con misas y confesiones en el templo, brindando a los creyentes la oportunidad de prepararse espiritualmente para los días centrales de la Semana Santa. El miércoles santo destaca con la Misa Crismal en la Catedral de Oberá, un momento de especial significado para la comunidad católica.

El Jueves Santo se desarrollan diversas misas en diferentes iglesias de San Javier. Destaca la Misa con Lavatorio de los Pies en el Templo, seguida de la Adoración al Santísimo Sacramento hasta la medianoche, momento culminante de este día de profunda reflexión y recogimiento.

El Viernes Santo se lleva a cabo la Adoración de la Santa Cruz, la Devoción a Jesús Misericordioso y la Veneración a la Madre Dolorosa en el Templo.

El Sábado Santo se celebra la Vigilia Pascual en varias iglesias, con bendiciones del agua, velas y alimentos, preparando el camino para la celebración más grande del Cristianismo: el Domingo de Pascua. Este día se realizan misas especiales en el templo y otras parroquias, marcando el fin de la Semana Santa con alegría y esperanza en la resurrección de Jesús.

San Javier se convierte así en un punto de encuentro para la comunidad católica durante la Semana Santa.


Para agendar

Inicio de  actividades
Jueves a las 19: procesión con antorchas desde las escalinatas hasta la cima del cerro.
⏰ï¸Â20:  Misa con lavatorio de los pies; Adoración del Santísimo.
Proyección de la película La Pasión

 

 

Jungle Travel presenta sus viajes low cost para estudiantes

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias