domingo 14 de abril de 2024
Lluvia ligera 26.7ºc | Posadas

Genera un cúmulo de enfermedades asociadas

El complejo día a día de las personas con obesidad

A menudo los pacientes con sobrepeso se ven imposibilitados de pasar momentos de calidad con su familia; pero también de acceder a prestaciones de salud para mejorar su condición

miércoles 21 de febrero de 2024 | 6:08hs.
El complejo día  a día de las personas con obesidad
La espera en el centro de salud con el deseo de que haya una solución rápida al problema. El tratamiento no siempre se da como se cree. Foto: Marcelo Rodríguez
La espera en el centro de salud con el deseo de que haya una solución rápida al problema. El tratamiento no siempre se da como se cree. Foto: Marcelo Rodríguez

Hace días trascendió un caso en que efectivos de la Policía junto a la Unidad Central de Traslados de Posadas debieron cortar las rejas de un balcón para poder rescatar a un hombre con problemas de obesidad que se hallaba en su domicilio, el cual momentos antes había sufrido convulsiones. El sujeto de 45 años no podía ser trasladado hasta el centro de salud ya que no pasaba por la escalera interna de su domicilio y éste se encontraba en un primer piso.

Este es un ejemplo trascendente, pero simboliza cómo las personas con sobrepeso y obesidad deben enfrentar en su cotidianeidad problemas que para el resto de las personas pasan desapercibidos. Desde conseguir ropa y tener problemas con la movilidad para pasar tiempo de calidad con sus seres queridos, hasta situaciones más complejas -y que ponen en riesgo la salud- como el acceso a tratamientos adecuados, seguimiento y estudios necesarios como tomografías computarizadas y ciertas radiografías necesarias para que el profesional evalúe el diagnóstico del paciente de forma adecuada. Esto último ocurre dado que el sistema de salud no tiene los insumos que se adapten a las personas con un peso excesivo.

El exceso de peso desmedido es un problema de salud crónico, no aparece en un día ni se soluciona en una semana y, según información publicada por el Ministerio de Salud de la Nación en su sitio oficial, esto aumenta el riesgo de tener más problemas de salud, como por ejemplo: diabetes, hipertensión arterial (presión alta), enfermedades respiratorias crónicas, enfermedad de los riñones, del hígado y algunos tipos de cáncer.

En Argentina, más del 50% de la población tiene exceso de peso y, en la provincia de Misiones, se registra un aumento de pacientes que consultan por esta problemática.

“Los índices de sobrepeso y de obesidad son muy marcados y están en ascenso. Nuestra provincia no está exenta del problema porque cada vez vemos más personas que vienen al consultorio”, indicó el médico especialista en cirugía bariátrica y metabólica del Hospital Escuela Ramón Madariaga, Eduardo Carrozo, en diálogo con Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7. “En el hospital hacemos regularmente el tratamiento integral al contar con equipos de clínica médica, nutrición y psicología. También la cirugía para personas con obesidad está a disposición, si el paciente así lo solicita”, precisó.

En este sentido, remarcó que la persona que considera tener sobrepeso u obesidad debe consultar con su médico de cabecera para realizarse un examen físico y de laboratorio, con lo cual se podrá calcular el índice de masa corporal, que es la relación entre el peso y la altura. “El índice posiciona al paciente dentro de una tabla y determina cuán grave es el riesgo de la obesidad. Si la persona tiene el segundo o tercer grado, es decir, obesidad mórbida, y aparte ya tiene medicación para la hipertensión, la diabetes u otra enfermedad crónica, el cuerpo le está dando muchas señales para ordenarse con la alimentación, con la actividad física y con la consulta médica”, dijo.

A su vez, aclaró que “no todos los pacientes que tienen obesidad necesitan de una cirugía”. “La Encuesta Nacional de Factores de Riesgo ubica a Misiones y a las provincias del Litoral en un porcentaje bastante preocupante. Comparado con las encuestas anteriores, los números vienen en aumento sistemático. La curva viene en ascenso y, después de la pandemia, empeoró”, advirtió el especialista.

Puntualmente, el estudio llevado a cabo en el último trimestre del 2018 reveló que la prevalencia de exceso de peso (sobrepeso y obesidad) fue un 61,6% superior a la encuesta hecha en 2013, registrando niveles de obesidad en un 62% en el Nordeste del país y en un 61,6% en Misiones. En tanto que la prevalencia de sobrepeso fue del 38,4% en el Nordeste y del 35,9% en Misiones.

Complejidades asociadas

El médico especialista en cirugía bariátrica y metabólica del Hospital Escuela Ramón Madariaga, Eduardo Carrozo, especificó que “la obesidad genera un cúmulo de enfermedades asociadas, como dolores articulares -de tobillo, cadera, rodilla, columna-, del área cardiovascular -hipertensión, insuficiencia cardíaca, retención de líquidos-, problemas de fertilidad, o en la piel, como eczemas”.

“La obesidad puede afectar, básicamente, a cualquier parte del cuerpo, por lo que es importante detectarla antes de que produzca estos problemas”, subrayó. Asimismo, puso el foco en que “desde el punto de vista emocional, el paciente siempre está más afectado también porque tiene muchas limitaciones para hacerse cualquier estudio. El médico no tiene herramientas para hacer un diagnóstico si el paciente no puede hacerse una tomografía, una radiografía o algún estudio. Se hace todo más complejo”.

Entre los llamados de atención, describió que “muchos pacientes relatan que año tras año necesitan comprar ropa porque no les queda la del año pasado. Hay gente que dice que no puede jugar con los hijos en el piso porque le cuesta bajar; lo mismo para atarse los cordones. Y hay quienes no tienen vida social porque no pueden salir de su hogar”. “Estos deben ser llamados externos para que las personas busquen ayuda profesional”, recalcó.

Por otra parte, el médico explicó que la cirugía bariátrica consiste en introducir una esfera blanda dentro del estómago o del intestino delgado, generando que la persona tenga menor capacidad de comer. “Eso va ayudar siempre y cuando acompañe con actividad física. Si alguien entra a operarse, el quirófano no le saca los kilos, sino que los kilos van a ir disminuyendo en función a la alimentación y la actividad física”, señaló.

Además, hizo hincapié en que “hay que darle tiempo al cuerpo porque la obesidad no se va de un día para el otro. Es un problema que tarda varios meses en estabilizarse y mejorar.

Una operación de muñeca y kilómetros para sanar

Falta de herramientas para la contención familiar

“No podía jugar con mi hija”

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias