jueves 22 de febrero de 2024
Cielo claro 28ºc | Posadas

El brindis de fin de año, condicionado por la inflación

Disparidad de precios y búsqueda de ofertas, protagonistas de la cena navideña

Las diferencias entre productos generan incertidumbre en las compras de diciembre. Los comerciantes notan al consumidor en “modo calculadora” y hay mermas en las ventas

viernes 08 de diciembre de 2023 | 6:06hs.
Disparidad de precios y búsqueda de ofertas, protagonistas de la cena navideña
Hay mucha disparidad de precios en productos de distintas marcas. Foto: Esteban González
Hay mucha disparidad de precios en productos de distintas marcas. Foto: Esteban González

A menos de 20 días de Navidad y poco más para Año Nuevo, las familias desfilan por los mercados buscando precios y opciones que ayuden a abaratar la cena y el brindis. Sin embargo, la inflación y la disparidad de precios son una constante que complica tanto a compradores como vendedores, que reciben todo el tiempo nuevas listas.

Muchos recorren los comercios y buscan las segundas y hasta terceras marcas. Sin embargo, sucede que hay terceras marcas que incluso son más caras que las primeras, por lo que no hay parámetros para la compra. Lo mismo sucede con la carne para el asado, con cortes que difieren mucho en valor.

En diálogo con El Territorio, el supermercadista Lucas Kerps explicó que “la gente está mirando y analizando mucho los precios. Analiza la cantidad de productos y calcula el precio proporcionalmente con otro de la misma categoría”.

Adelantó que los precios estas semanas están aumentando bastante, “más de lo habitual”. “El cliente lo siente, se da cuenta y cuando entra al super lo hace en modo calculadora. Inclusive demora más tiempo dentro del salón para hacer las compras”, detalló.

Asimismo, resaltó que hay tanta disparidad de precios, “que podés encontrar terceras marcas más caras que las primeras, y primeras marcas que superan excesivamente el precio de la tercera. Nuestros niveles de venta están bien, dentro de la estadística y lo esperado. Respecto a los productos navideños, analizamos que hay ventas anticipadas, justamente entendiendo que el cliente busca pelear a los aumentos de precio y no quedarse sin los productos de Navidad, como pan dulce, sidra, turrones y budines”.

Kerps afirmó que la situación en general no sólo afecta a los consumidores, sino que preocupa y ocupa a los comerciantes también. “Lo único que esperamos es estabilidad, aunque sea con sufrimiento de pérdida de rentabilidad, o con mermas en las ventas, haciendo el sacrificio que haya que hacer, pero queremos estabilidad. No sé hasta dónde puede aguantar la capacidad psíquica del argentino, sea empresario, empleado, consumidor, estudiante; esta inestabilidad te agobia y no te deja avanzar. Tenemos la cabeza quemada”.

La cena, por las nubes
Este año, en la mesa de Nochebuena y Año Nuevo se prevé una cena familiar en la que habrá que invertir bastante dinero. Según describió el carnicero Alejandro Brys de Abasto y Carnicería Luciano de Posadas, “hubo incrementos desde la semana previa al Día de la Madre, desde allí empieza la demanda. Desde entonces, se hicieron subas paulatinas de hasta un 40%. En el año, ya subió en más de un 100%, calculo que un 130%, 140%”.

“Hay una merma en las ventas, en el consumo. Hay personas que buscan algo económico o la parte vacuna lo dejan de lado, van al pollo que sigue siendo económico. La carne sube casi a diario”, resaltó. Un kilo de pata muslo se consigue a $1.300, mientras que un kilo de carne de costilla de novillo está $5.000 el kilo. Después hay precios más baratos pero no son de la misma calidad.

Por ello, se arman combos y se ofrecen otros cortes además de la costilla. Pero “el tema con la carne vacuna es complicada, no se puede hacer mucho malabarismo”, dijo en comunicación con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7. El precio por manta está $4.800 el kilo; el vacío está $5.200.

En tanto, para quienes hacen pernil, un cuarto de cerdo está $2.500 el kilo, las mantas de pechito de cerdo a $3.500, carré de cerdo a $3.000.

En Jardín América, los comerciantes ya se preparan para que los clientes adquieran los productos, con combos y variantes. En relación al asado, José Sosa, dueño de Carnicería Alta Gracia, dijo que el asado para cuatro personas, con 2 kilos de carne más chorizos, sale 14.000 pesos; si se habla de carne de primera. Aunque, hay opciones con cortes más baratos que rondarían los 9.000 pesos, como ser corte americano o tapa de asado. “La gente no pregunta más los precios, no sabe más lo que es caro o barato, sino que lleva nomás”, sostuvo.

Por otra parte, Marcio Pucheta, dueño de Comercial Marcio, contó a este matutino que caja navideña para niños cuesta $4.969 y contiene sidra sin alcohol, garrapiñada, maní, turrón alfajor y chizitos. Luego, una caja familiar para adultos está $5.899 el más económico y cuenta con garrapiñada, turrón, fiesta en familia, un pan dulce con frutas y uno con chips de chocolate, una sidra con alcohol. En tanto, la caja Premium se encuentra a $13.280 y contiene dos garrapiñadas, dos pan dulce, 5 bombones y un chandón, entre otros productos.

Si se desea comprar por separado, Pucheta comentó que la sidra más económica arranca en los $1460 y la más cara $2.820, el champagne va desde $3.750 a $7.578. Una gaseosa de 3 litros comienza en $676 y puede llegar a estar la de litro y medio a $1.000.

Asimismo, en El Soberbio, la cena navideña, para una familia compuesta por cuatro integrantes, rondará los 50 mil pesos. Esto incluyendo el asado, las ensaladas, postres gaseosas, pan dulce, y la clásica sidra para el brindis.

Ante ello, las familias tratan de hacer la diferencia llevando menos cantidades o bien, recurriendo a segundas marcas. En algunos casos, como con los pan dulce, la diferencia es del doble de precio.

Desde el supermercado Los 5 Hermanos de la localidad indicaron que los clientes “día a día buscan y aprovechan todas las ofertas, que presentan las góndolas, entonces eso ayuda un poco a aliviar el costo a la hora de abonar”.

En cuanto a precios, se consigue el pan dulce desde $796,50, budines a $900, mantecol pequeño $700, sidra $1.480, gaseosa 1 litro y medio $1.104 y espumantes a $4.402. Así también, en lo que refiere a carnes para el asado, el vacío está a $3.950 el kilo, costilla a $3.890, matambre a $3.890, carbón $700, la papa a $580 el kilo y el kilo de pata muslo de pollo a $1.550.

Producción casera
En cuanto a la producción casera, Cristina Kaelin, quien se dedica a la producción artesanal de platos dulces, dijo a este medio que el pan dulce por el momento vende a $1.600, aunque piensa subir debido al aumento de la materia prima.

“Lo que es harina volvió a aumentar, adquirí a $8.000 y ahora sale $9.400, todavía trato de sujetar el precio aunque cada vez se vuelve más difícil”, remarcó. A su vez, comentó que el arrollado o pan dulce trenzado sale $2.600 y dijo por último que es complicado sacar un presupuesto hoy en día debido a los constantes aumentos para la elaboración de los productos.

En relación a la comida fría, Lucías “Sun” Aguirre se dedica a la venta de perniles en Jardín América. Respecto de la demanda sostuvo que mermó y que cada vez cuesta más la elaboración debido a los altos costos. “Siempre se vende algo y se suma algo a fin de año, pero si se hace una comparación con lo que fue el año pasado, no hay tantos pedidos”, dijo.

Aguirre comentó que la gente sale del tradicional asado para comer la comida fría, pero no por elección, sino que en algunos casos es más económico y se cuida el bolsillo.

Asimismo, reflejó que el peceto es la opción más buscada en carne de vaca en vez de pernil que es cerdo; con poca variación de precios, el pernil rinde mucho más. “Hay quienes consultan con bastante tiempo de anticipación, pero lamentablemente se trabaja semana a semana por la inestabilidad de los precios”, acotó.

Entre las opciones, mostró la gran suba que tuvo de un año a otro: el año pasado un pernil que costaba $7.000 hoy sale 12.000 pesos; por eso, para la misma época mermó los pedidos al no alcanzar los precios.

Entre las opciones que tiene para la venta, el pernil de 3 kilos con 60 panes y 3 salsas cuesta $12.000; un peceto, 60 panes y un vitel toné $12.000; un pernil de 3 kilos, 60 panes, 3 salsas, un peceto y un vitel toné $23.000.

Paulatino incremento en las ventas en comercios de Eldorado

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias