Radio Colonia

lunes 02 de octubre de 2023 | 6:00hs.

Los medios de comunicación han tenido, tienen y tendrán siempre una relación intensa con todas las personas del mundo. Decir esto parece “una verdad de perogrullo”, o como dicen algunos “chocolate por la noticia”.

Lo que no podemos negar es que la información que se recibe por estos medios, cuánta incidencia han tenido en la historia y cuánto de verdad o mentira nos dice la misma.

En el mundo de la actualidad digital las radios han perdido espacios; aunque personas de distintas edades siguen prendidas a la frecuencia antigua o nueva que se ofrece.

Las radios de la provincia y la región que se escuchaban antiguamente eran:

LT4 Radioparque inaugurada en 1960, luego cambió de denominación por Radio Difusora Misiones.

LT17 Radio Provincia de Misiones inaugurada en 1964, ZP5/ZTPA5 Radio Encarnación, Paraguay, fundada en 1950. LRA Radio Nacional de Santo Tomé, Corrientes, en 1964.

Además de informarse, los oyentes tenían sus programas favoritos. En LT4 “El Llamado Telefónico” con Jovita Del Valle, en Radio Provincia “Chamameceando” con Silvio Orlando Romero, en ZP5 a las 9.30 de la mañana, el horóscopo diario según tu día de nacimiento. Esperabas que te salga: “Piensan en ti” y salía:

– ¡”Piedras en tu camino”! Todo mal.

Los días sábados en la radio del vecino país, amén de escuchar la publicidad del Partido Colorado, por la tarde:

– ¡”Mensajes de Música y Palabras”! .Se homenajeaba con música a los cumpleañeros o a los que contraían matrimonio.

Las radios cumplían una función social. LRA12 radio Nacional de Santo Tomé. en su programación de los días sábados incluía uno que se llamaba :“No me olvides”; además de entretener leían mensajes donde los viajeros solicitaban los esperen en la entrada de la estancia. Allí no llegaba el correo. Eran tiempos de las radios de Amplitud Modulada. Las emisoras de las grandes ciudades no podían ser captadas durante el día. Por ese motivo, las que mencionamos eran de consumo masivo.

Durante las noches se escuchaban emisoras de Buenos Aires y otros lugares, aunque en ocasiones con interferencias que impedían una correcta recepción. “¡Se va la onda!” decía la gente.

En 1933 se fundó en Colonia del Sacramento, República Oriental del Uruguay, con escasos recursos una emisora que se denominó “Radio Popular”. En 1940 cambió el nombre por el de Radio Colonia, ampliando su cobertura a todo el Río de la Plata.

Pese a ser una radio uruguaya, toda la programación estaba destinada a la audiencia argentina; era muy escuchada en Buenos Aires y por las noches en el interior del país. Con muy buen tino los directivos entendieron que la franja poblacional debía ampliarse con una programación que incluyera plenamente a los vecinos. Así pasó con la música que pertenecía a las dos orillas, el folclore de las dos naciones y sobre todo una radio que fuese un espacio de libertad y resistencia.

Radio Colonia usaba con maestría el sensacionalismo para ampliar su nivel de audiencia. Las noches con música y espacios pagados por predicadores como Enrique Chaij, evangelista creador del programa: “Una Luz en el Camino”. Chaij nació en Buenos Aires, pero utilizaba una dialéctica neutra para poder penetrar en las radios de diferentes países; al mejor estilo de “las iglesias electrónicas” de Estados Unidos.

La radio oriental era sintonizada también porque en los tiempos de “censura”, dada su ubicación geográfica, emitía noticias políticas que no eran escuchadas en las emisoras de este lado del río. El noticiero tenía un alto “rating” por este motivo.

En el período de “postguerra” difundía información que decía ser confidencial y que otros medios no lo destacaban. Este estilo particular ubicó a Radio Colonia por mucho tiempo, como la radio más escuchada en el Uruguay.

En la jerga popular comenzó a circular el seudónimo de “Radio Colonia” para aquel amante del chisme; o si alguien comentaba una noticia desconocida, la respuesta era: ”¡ésta noche escucho el noticiero de Radio Colonia”!,

En horario nocturno podía sintonizarse la emisora holandesa “Radio Nederland” con noticias internacionales transmitidas en español. Las personas se informaban y se asombraban por escuchar una radio ubicada del otro lado del océano.

Parece una utopía hablar de la importancia de las radios en la comunicación, cuando hoy el desarrollo tecnológico permite conocer al instante los sucesos y acontecimientos que ocurren en el mundo.

En ese tiempo pasado, las noticias, los comentarios, la misma música no se conocían de un modo inmediato; la sociedad también vivía de otra manera. Escuchando Radio Colonia y la voz inconfundible de su locutor Ariel Delgado con su famosa frase:

-“ ¡Hay más informaciones para este boletín!”

Por Ramón Claudio Chávez
ExJuez Federal

¿Que opinión tenés sobre esta nota?